Rosa Díez, diputada nacional y portavoz de UPyD, junto al presidente del CGCOE, Dr. Alfonso Villa Vigil.

La Asamblea General del Consejo General de Colegios de Dentistas de España (CGCOE) recibió el pasado 14 de junio a la diputada nacional y portavoz de Unión Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, con el fin de trasladarle algunas de las principales necesidades del sector. Entre ellas, la creación de especialidades oficiales en Odontología.

Asimismo, el Dr. Villa Vigil señaló la conveniencia de que toda la ciudadanía tenga asistencia sanitaria universal pública y gratuita, incluida la asistencia en materia de salud bucodental. Si bien reconoció que no estamos en el mejor contexto económico para realizar esta petición, trasladó a la portavoz de UPyD la necesidad de que las Administraciones hagan un esfuerzo para incorporar este tipo de prestaciones dentro del SNS, al menos, en aquellos sectores de la población más desfavorecidos como son los niños, ancianos y discapacitados.

En cuanto a la plétora profesional, los principales representantes de la Organización Colegial transmitieron a Rosa Díez que el incremento sin control del número de dentistas empeorará el ejercicio de la Odontología. Señalaron que en el ámbito de la salud, debería ser prioritario para los representantes políticos controlar el exceso de profesionales a través del numerus clausus ya que un elevado número de facultativos podría acarrear un deterioro en la calidad asistencial sanitaria.

Se insistió en las competencias legales de los dentistas y protésicos dentales, aclarándose que los protésicos no tienen competencias legales ni la formación necesaria para intervenir en la boca de los pacientes por lo que cualquier actuación de un protésico, en este sentido, sería intrusismo profesional. Además, los laboratorios protésicos no son centros autorizados ni habilitados para prestar servicios asistenciales a los pacientes, ni para vender las prótesis que fabrican directamente al público.

Asimismo, se analizó la incidencia de la actual crisis económica en la profesión, y la preocupación por su posible repercusión en la salud bucodental de la población. No en vano, se está produciendo un descenso en la demanda de tratamientos con implantes, prótesis, ortodoncias, así como en los relacionados con la estética dental, al tiempo que se está constatando un descenso en las revisiones y limpiezas preventivas.