Dr. José María Arano Sesma Presidente del Comité Científico del XXII Congreso Nacional y XV Internacional de SEI. Copresidente de la Sección Iberoamericana del International College of Oral Implantologist. Barcelona

El XXII Congreso Nacional y XV Internacional de la Sociedad Española de Implantes se ha celebrado en el Hotel Meliá Castilla de Madrid durante los días 17 al 20 de noviembre.

Las más de 800 inscripciones, la coesponsorización del ICOI, el reconocimiento del Congreso, por parte del Ministerio de Sanidad y Consumo, como “de Interés Sanitario” y la colaboración científica de 14 sociedades europeas e iberoamericanas, dan idea del poder de convocatoria de SEI, fruto de su larga experiencia en la organización de eventos.

La próxima cita implantológica mundial: en junio de 2006, Palma de Mallorca.

Pregunta. Como presidente del Comité Científico del Congreso, la afluencia al mismo, ¿cumple o sobrepasa las expectativas del comité organizador? ¿A qué atribuye el poder de convocatoria de los congresos organizados por SEI?
Respuesta. ¿Me pregunta cómo veo la afluencia del congreso? Las casi 800 inscripciones por supuesto que cumplen con las expectativas de los comités organizador y científico. De todos modos, ese sentimiento de “integración tisular total”, con nuestra sociedad, se ve un poco defraudado pensando en esos casi 1.500 socios que tiene la SEI.

Sí, ya se que es imposible que la totalidad de los miembros de una sociedad acudan a su congreso bianual, pero pensando en lo difícil que siempre es su organización, pensando en las muchas horas dedicadas, el esfuerzo que se necesita para presentar una implantología de actualidad, en el sacrificio económico que supone para cualquier sociedad la organización de un congreso, qué fácil o al menos qué estimulante hubiera sido hacerlo sabiendo que por lo menos un millar de nuestros socios acudirían a su congreso.

Eso no significa que las expectativas depositadas en el congreso no se hayan cumplido. La experiencia de la SEI ya es larga en la organización de eventos. No creo que haga falta resaltar que estamos hablando del XXII Congreso Nacional y ya el XV Internacional. Por lo tanto, sabiendo la evolución que estamos teniendo, también debo resaltar que esa participación cada vez es mayor. En este congreso hemos hecho muchos nuevos socios, y eso siempre es muy estimulante.

En lo que respecta a su segunda pregunta, piense que cada congreso recibe las herencias buenas y malas de sus antecesores, y en ese sentido teníamos el terreno ya muy sembrado para realizar un magnífico congreso, ya que es bien sabido entre los compañeros, el enorme énfasis en la calidad científica que la SEI pone en todos sus congresos.

Ese énfasis es el que más me ha angustiado desde mi responsabilidad como presidente de su comité científico. Gracias a Dios he tenido dos apoyos (no, dos no, tres apoyos) muy importantes, que han facilitado enormemente mi trabajo. Por un lado el nivel y la eficiencia del resto del comité científico, y aprovecho esta entrevista para agradecer una vez más el trabajo y la dedicación del resto del comité científico, a los doctores Esteban Padullés, Antonio Coppel, Óscar Ballester, Miguel Ángel Valdez (desde Guatemala), Ulf Thams, Fidel San Román y René Horvilleur, desde Estados Unidos. Resaltar la labor del señor Ignacio Gascón que, como coordinador del Simposium Intracongreso de Técnicos Dentales, ha sabido reunir a más de 100 asistentes para compartir el desarrollo de ponencias de la más absoluta actualidad y calidad.

Qué duda cabe que el segundo apoyo, como le decía antes, ha sido organizar algo para SEI, ya que SEI como sociedad española posicionada y referente en Implantología tanto a nivel nacional como internacional, hace que sea relativamente sencillo convocar a prestigiosos colegas que aceptan encantados poder acudir a nuestros congresos y compartir su experiencia y conocimiento con todos nosotros.

El tercer apoyo merecería un capítulo especial, ya que las muchas horas telefónicas compartidas con nuestra presidenta, la doctora Araceli Morales, han resuelto muchos problemas. Su doble condición de presidenta de la SEI y, en esta ocasión, presidenta del Comité Organizador, ha facilitado muchísimo el camino en toda la organización del congreso. Quisiera resaltar su dedicación total a este proyecto aglutinador que es la SEI. Pienso que hubiera sido imposible mejorar una decisión tan difícil como era darle sucesión a un presidente de tanta categoría y humanidad como ha sido la de nuestro querido doctor Feliciano Salagaray. Pienso que la figura de Araceli Morales, ha sabido dar continuidad a una SEI que ya estaba muy arriba, sin desmerecer en absoluto la trayectoria conseguida.

P. Dentro del amplio programa de conferencias, cursos y mesas redondas, ¿qué temas han despertado un mayor interés por parte de los asistentes?
R. Sinceramente no puedo resaltar nada de las actividades establecidas. Todas y cada una de ellas han tenido su especial protagonismo.

Hasta los cursos precongreso patrocinados por diferentes firmas comerciales han tenido una genial acogida con una importante convocatoria. Creo que debo manifestar también en esta ocasión un agradecimiento muy especial a todas las firmas que han participado con cursos, sus dictantes de gran categoría y credibilidad internacional han sido muy importantes para el prestigio final que puede asumir este congreso y por ende la SEI.

Aunque no sé si será posible establecer unas conclusiones del Simposium intracongreso sobre el PRGF, sí que creo ha suscitado el suficiente interés para declararlo útil. De todos modos, entiendo que no hayan unas conclusiones exactas ya que su uso está sujeto a condicionantes, tanto en la indicación como en la manipulación, que lo pueden hacer más o menos útil en según qué situaciones.

Este tema es de absoluta actualidad y me enorgullece pensar que, como otros avances importantes en medicina, su estudio y difusión ha salido de fuentes odontológicas.

Quizás repasando los hechos y ante su pregunta podría decir que uno de los aspectos que más ha gustado, así me lo han declarado varios asistentes y ponentes, ha sido la celebración de las mesas de sesión al final de cada media jornada. Y me alegra mucho que haya sido así, ya que esta comisión científica tenía muy claro dos aspectos negativos que se suelen dar en los congresos: primero, que al final de cada exposición, que lógicamente tiene un tiempo asignado, se parcelan las posibles preguntas por culpa precisamente de esa limitación horaria, quedando en muchas ocasiones preguntas muy interesantes sin plantearse; y, segundo, que entre los ponentes no se hace posible la interactividad, por no interferir precisamente en ese tiempo limitado de preguntas.

Las mesas de sesión han gustado mucho, han dado un rigor científico muy importante y me gustaría que los organizadores de nuestro próximo congreso, a realizar en junio del 2006 en Palma de Mallorca, lo consideraran así.

Me consta que de la mano del doctor Manuel Zaragoza, presidente de su comité organizador, la SEI va a presentar otro magnífico congreso, que se va a poder seguir en la web, es muy fácil de recordar (www.sei2006.com).

P. Entre los ponentes, todos ellos de gran prestigio a nivel mundial, ¿hay alguna figura que usted destacaría, ya sea por la expectación que han suscitado entre los congresistas o por la dificultad de contactar con él?
R. No, todos los ponentes que han asistido son lideres de opinión en mayor o menor medida obviamente, y ha sido un honor poder recibirlos en nuestra casa y haberles podido brindar un marco profesional y científico serio como el que representa la propia SEI.

Supongo que a nadie se le habrá escapado que en este congreso ha habido una apuesta clara por la potenciación latina de la Implantología Internacional. Considero que la SEI como sociedad española fuerte, posicionada y con credibilidad internacional que es, debe ser la impulsora de una unificación latina que potencie nuestra presencia en los foros internacionales y que defienda el uso de nuestra lengua como idioma co-oficial en todos aquellos congresos internacionales que se precien de serlo.

Este congreso ha sido una clara apuesta por ese proyecto.

P. Sí, precisamente quería preguntarle sobre este hecho. En el congreso han colaborado científicamente varias sociedades latinoamericanas implantológicas y sabemos que durante la celebración del mismo tuvo lugar una asamblea entre estas sociedades y SEI. ¿De qué temas se habló?
R. Exactamente han colaborado científicamente 14 sociedades y 2 instituciones académicas, ya que su interés en participar ha sido como un goteo continuo, que ha sobrepasado el cierre del programa impreso, por lo que no todas están representadas en el libro del congreso.

Las que se mencionan en el programa han participado con inscritos y con ponentes.

Todas las demás han estado también presentes mediante un representante en la asamblea preestatutaria que se ha celebrado aprovechando la convocatoria del congreso para fundar la que será la Federación Internacional de Sociedades Implantológicas.

Por lo que acabo de decir se entiende que discrepo de cómo se ha formulado la pregunta, ya que puede dar una mala interpretación del proyecto. No ha habido una reunión de las sociedades con la SEI, ha habido una asamblea única donde la SEI aunque anfitriona ha participado como una más entre las convocadas.

P. De lo dicho, ¿se debe interpretar que se están sentando ya las bases para una Federación Internacional de Sociedades Implantológicas en la que participa SEI? ¿Cuál sería su finalidad? y ¿para cuándo, su creación definitiva?
R. Por supuesto que sí, en la asamblea mencionada se han estampado las firmas sobre un borrador de estatutos como muestra compromisoria de llevar este proyecto adelante. Han sido 14 firmas que a razón de una por país da una idea del compromiso internacional alcanzado.
¿La finalidad? ¿Cómo lo explicaría? Todos somos conscientes de la cantidad de sociedades científicas serias que tenemos conformando el ámbito iberoamericano. Cada una funciona lógicamente según sus estatutos y cada una de ellas recoge a profesionales de mucha valía y prestigio. Que algunas de ellas, estoy incluyendo a la SEI, sean más reconocidas que otras, no es óbice para que cada una de ellas, en sí misma, sea débil a nivel mundial. El proyecto consiste básicamente en crear una institución exclusivamente latina, una federación que aglutine a todas las sociedades latinas que hay ya formadas, para que sin perder ni el protagonismo ni la independencia de cada una, sea lo suficientemente fuerte como para sentar bases científicas que puedan influir en nuestra conducta profesional, y que nos permita estar presentes en todos los foros internacionales con nuestra propia idiosincracia.

Todas las sociedades que representen a los distintos colectivos profesionales y que tengan como nexo de unión nuestro bello idioma, deben estar representadas de forma universal por una sociedad madre que las aglutine y represente de forma oficial frente a cualquier circunstancia. Esa sociedad madre, es la que espero sea la FISI.

Como primer objetivo sería bueno que se planteara que el castellano sea el idioma co-oficial en todos los congresos internacionales, y que la presencia y la esponsorización de la FISI estuviera condicionada a ese hecho y a que entre el cuadro de ponentes siempre hayan latinos.

Los principales indicadores bibliográficos no tienen porqué ignorar a nuestros autores. ¿Por qué cuando referenciamos un trabajo clínico, nuestra bibliografía se basa principalmente en autores anglosajones. ¿Qué pasa con nuestro idioma? ¿Qué pasa con nuestros profesionales? Puedo estar equivocado pero la cantidad de apoyos recibidos para llevar este proyecto adelante me anima a pensar que dentro de poco va a ser una realidad, y ahora aquí, en Madrid y con SEI como anfitriona, ya se ha producido el primer paso. Ya hay estampadas firmas de 14 países que serán fundadores. Quizás hasta nos podamos permitir patrocinar investigaciones importantes, que salgan a la luz bajo el sello de la FISI, aunque claro está, sin perder la valía del autor ni de la sociedad a la que pertenezca de forma primaria.

P. El ICOI ha actuado como co-esponsor del congreso. ¿En qué ha consistido su contribución? ¿Qué supone para el comité científico de SEI haber contado con el apoyo de este importantísimo organismo?
R. El ICOI es la institución implantológica más prestigiosa del mundo. Desde hace ya unos cuantos años, la innegable lucha de nuestro desaparecido y muy querido Emiliano Sada, por llevar la SEI más allá de nuestras fronteras, vio cómo esa idea se materializaba de una forma rotunda con la firma de una colaboración muy importante entre ambas sociedades. Ahora la SEI desde su posición de sociedad miembro del ICOI goza de todas las ventajas que ese rango dispensa, y desde entonces la colaboración entre ambas sociedades ha ido en aumento.

A este congreso ha acudido el staff de ICOI, es decir, los doctores Keneth Judy, René Horvilleur, y Craig Jonson, y hemos llegado a acuerdos muy beneficiosos para la SEI. Destacando para el próximo congreso una importante colaboración científica entre ambas sociedades, con un ICOI patrocinando totalmente a sus ponentes, pero dando la autonomía necesaria a la organización local.

En esta misma línea de colaboración con SEI, el ICOI quiere potenciar los socios en España y Latinoamérica, por lo que ha nombrado una representación de ICOI en España para todos estos asuntos, que está formado por los doctores Ulf Thams Lorey, Pedro Fernández-Palacios, Araceli Morales como presidenta de SEI y yo mismo en mi calidad de copresidente de la Sección Iberoamericana. Todos juntos coordinaremos la gestión de ICOI en España, sus titulaciones y la admisión de nuevos socios.

En este congreso la participación de ICOI ya ha sido muy importante para poder materializar la presencia de ponentes de renombre internacional. La magnífica labor de otros miembros del comité científico, como el doctor Antonio Coppel y el doctor Miguel Ángel de Guatemala, han tenido una influencia muy destacada en esa presencia física de algunos de ellos.

Como en todo en la vida, la unión hace la fuerza y este comité ha tenido mucha de esa unión y ojalá el resultado se haya visto y sea bien recibido por todos los asistentes.

Con este congreso puedo decir, ya que así me lo han expresado, que el ICOI nos ha colocado entre sus sociedades más afines y de confianza con las que cuenta en estos momentos. La satisfacción mutua en nuestra colaboración creo que ha sido un diez.

La representación internacional de la Implantología española considero que tiene un buen futuro.

P. Volviendo a cuestiones internas del propio congreso, ¿se han producido sorpresas en lo que se refiere a las novedades presentadas durante el congreso? ¿Se ha dado a conocer algún sistema, técnica o producto que pueda ser calificado como revolucionario?
R. Revolucionario quizás no, pero sí se han presentado novedades que vienen a mejorar y a afianzar protocolos ya existentes, así como a facilitar su implantación.

Piense que hemos reunido a más de 50 expertos en diversos temas de absoluta actualidad, como son el uso del plasma rico en factores de crecimiento. Una conclusión muy básica y para no extenderme es que su uso mejora sustancialmente el lecho receptor, lo cual ya es muy importante por sí mismo.

Se han aclarado cuestiones del cuándo, cómo y dónde utilizar la carga inmediata. Los tipos de prótesis que deben soportar esos implantes cargados de forma inmediata. El conocimiento de los procesos fisiológicos, el tipo de implante, su tratamiento de superficie mejorada, son fundamentales en la toma de decisiones.

Las distintas sistemáticas de implantes participantes están presentando sus diferentes protocolos para poder utilizar la carga inmediata de una forma predecible. Todos han coincidido en que la carga inmediata debe ser vista con cautela ya que no todos los casos son indicados para su aplicación. Además, no podemos olvidar que los tratamientos de implantes dentales, aunque cada vez más predecibles, están sujetos a una variabilidad biológica que debe ser también considerada. Este punto es muy importante dejarlo claro y que nuestros pacientes sean conscientes de ello. Nuestros pacientes y por supuesto la jurisprudencia actual.

Ha tenido un lugar muy preponderante, todo lo relacionado con la llamada bioimplantología. Se han tratado temas tan relevantes como la atraumaticidad en el acto quirúrgico, el respeto por la integridad del paciente, y claro está, todo aquello relacionado con la regeneración de tejidos, sus alternativas e indicaciones y bueno, también sus límites. Sigue quedando mucha ciencia para futuros congresos. El estudio de las células madre y su aplicación en implantología seguro que se convertirán en temas de actualidad a tratar en cualquiera de ellos.
¿Qué me dejo? Sí, claro, la estética conseguida en nuestras rehabilitaciones cada vez es más parecida a la realidad original, y en ello tienen mucho que ver las tecnologías biomecánicas que simplifican las planificaciones y su aplicación. La informática está muy presente también en nuestro campo profesional, sobre todo en el radiodiagnóstico, las técnicas estereolitográficas nos permiten abordar tratamientos cada día de forma menos cruenta, con mínimas o inexistentes incisiones.

P. ¿Cuál ha sido el nivel, a su juicio, de las comunicaciones libres orales?
R. Me gusta mucho esa pregunta, ya que no debemos olvidarnos de las grandes aportaciones que se hacen desde el trabajo clínico de nuestros despachos, y desde la investigación universitaria que muchas veces se presenta en sociedad en forma de comunicación de 12 o 15 minutos.
¿Ha probado a decir algo importante en 12 minutos? A mí personalmente es lo que más me cuesta.

La SEI siempre le ha dado mucha importancia a esa faceta. Se han aceptado 29 comunicaciones de 12 minutos. Lo que ha primado para su aprobación ha sido la calidad de lo presentado. Una vez leídas se votarán tres finalistas, que volverán a ser leídas en el auditórium en presencia de la mayoría de los asistentes. La ganadora se decidirá por votación popular aprovechando la tecnología que las instalaciones del auditórium del Meliá Castilla nos permite. Se votará como en el Congreso Nacional, apretando unos botoncitos que cada asistente tiene delante de su asiento. Así el esfuerzo de los colegas que nos honran con su trabajo se verá recompensado por una aceptación popular, con todo el orgullo que para el ganador puede suponer esa opción.

P. La implantología cumple su cuarenta y cinco aniversario de existencia. ¿En qué medida ha evolucionado la técnica en los últimos años? ¿Están los profesionales de la odontología lo suficientemente informados acerca de todo lo que esta técnica puede ofrecer?
R. No es la implantología la que ha cumplido 45 años, piensa que las primeras referencias serias sobre implantes en una llamada implantología moderna y con la utilidad actual datan de los años 1939 si no me equivoco. En España se comienza a hablar de implantes en 1954 y en Italia en 1946 aproximadamente. Entre los pioneros españoles tenemos a nuestro inefable doctor Feliciano Salagaray, que aún está (¡y por muchos años!) en los congresos de la SEI, presidiendo mesas científicas.

La que ha cumplido 45 años de historia recientemente —en febrero—, ha sido la SEI que fue fundada por el doctor Salagaray en el año 1959.
¿Me pregunta si los profesionales de la Odontología están lo suficientemente informados sobre lo que puede ofrecer la implantología? Pues claro que sí, y permítame que exprese orgulloso que en esa concienciación profesional tiene y ha tenido un papel muy importante la SEI. Piense que, desde su origen, una de las finalidades más importantes de la SEI ha sido acercar las últimas innovaciones en materia de implantes a los profesionales del sector, posibilitando su formación constante. Son más de 200 cursos o eventos los que organizamos de forma anual.

P. ¿Y la población, sabe realmente lo que es un implante, lo que puede ofrecerle desde el punto de vista de una mejora de su calidad de vida y las limitaciones que tiene?
R. La principal labor de la SEI es acercar a los profesionales y a la población los últimos avances en implantes dentales. La SEI es una de las organizaciones decanas en el ámbito de la Odontología, y la única sociedad científica que cuenta con el reconocimiento del Ilustre Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España para el estudio y divulgación de los implantes dentales.

Acercar a la sociedad los implantes dentales ampliando su conocimiento sobre los mismos, y dando a conocer la importancia de acudir a los profesionales adecuados, a los implantólogos, en cada fase del tratamiento, en el diagnóstico, planificación, cirugía, prótesis y mantenimiento, es una de las labores que aunque no prioritarias, sí impulsan la razón de ser de la actividad de SEI.

En esta pregunta y dada mi condición también de profesional con una actividad casi en exclusiva en el tratamiento con implantes déjeme decirle que es muy importante concienciar a la población en general de que no todos los tratamientos que pueden salir en los distintos medios audiovisuales —televisión, radio, etc.— pueden ser aplicables a todo el mundo. Es el implantólogo como profesional experto el que debe recomendar la mejor técnica o combinación de las mismas para cada paciente tras realizar el adecuado diagnóstico y que siempre, siempre estamos sometidos a esa aleatoriedad biológica a la que hacía antes referencia, y que impide al igual que cualquier otro tratamiento odontológico que nuestros resultados estén sometidos a una obligación de resultados.

Espero que nuestros representantes se movilicen adecuadamente ante semejante barbaridad. Si nuestra profesión es considerada con una finalidad de medicina voluntaria o satisfactiva, que es la que lleva implícita una garantía de resultados, en vez de ser una medicina curativa o asistencial, que es lo que realmente es, me parece que los tratamientos con implantes tienen los días contados.

Piense que si nuestra obligación es de resultados, me parece que la firma del consentimiento informado de poco puede servir. Se logra el resultado o no se logra.

La próxima cita implantológica mundial: en junio de 2006, Palma de Mallorca.

Sería una pena que tantos medios y tantos esfuerzos pudieran difuminarse o desaparecer por una cuestión de interpretación jurídica que yo considero incluso peyorativa para nuestra profesión.

Durante el próximo año, en la SEI pensamos realizar una campaña informativa con actuaciones para llegar al público, mejorando el conocimiento que actualmente existe sobre los implantes. El primer paso va a ser divulgar a través de los medios los resultados que se han expuesto en el congreso. Ojalá podamos también hacer ver la importancia de valorar también nuestra dependencia de esa aleatoriedad biológica que nos condiciona en último extremo.

P. ¿Quiere añadir algo mas?
R. A lo dicho sólo me gustaría expresar en estos gratificantes momentos finales del congreso, viendo que el resultado puede decirse de satisfactorio, mi total agradecimiento a los amigos que han conformado la comisión científica, a la comisión organizadora encabezada por la persona de la doctora Araceli Morales, que se ha constituido como un apoyo vital —¡de resultados!—, y por supuesto mi más profundo agradecimiento a las casi 50 empresas que nos han confiado su tiempo y su prestigio.

La simbiosis creo que ha quedado demostrada, y ojalá los resultados cumplan sus expectativas. v