Ley Tabaco
Representantes de los consejos sanitarios que se oponen a la revisión de la Ley del Tabaco de 2010.

La Sanidad en bloque, representada por los presidentes de los Consejos Generales de los Colegios profesionales de Dentistas, Médicos, Psicólogos y Enfermeros, ha comunicado al Gobierno su «oposición a cualquier marcha atrás, excepción o retroceso en la Ley del Tabaco 42/2010».

Los representantes sanitarios aseguran que la entrada en vigor de esa ley «ha supuesto un gran avance en la protección de la salud de los españoles. La evidencia científica concluye que el tabaco es un carcinógeno ambiental para el cual no hay un nivel seguro de exposición, cualquier cantidad es peligrosa para la salud causando enfermedades como el cáncer de pulmón o el infarto de miocardio en no fumadores. Además, también puede favorecer los episodios de asma infantil e infecciones respiratorias, y se relaciona con una mayor incidencia de muerte súbita del lactante».

Posicionamiento conjunto

Este posicionamiento conjunto de los consejos generales antes citados obedece a «la gran preocupación» que ha despertado entre los profesionales sanitarios «la posibilidad de que el Gobierno introduzca cambios en la ley del Tabaco para que se pueda fumar en casinos y salas de juego, dando satisfacción así a las supuestas exigencias impuestas para llevar adelante el proyecto Eurovegas». Y aportan diez razones para no cambiar la ley: 1) Cumplimiento generalizado; 2) Menos humo en todos los espacios cerrados; 3) Menos infartos y asma; 4) Menos consumo de tabaco, más salud; 5) Más personas dejan el tabaco; 6) Menos jóvenes empiezan a fumar; 7) Ahorramos en gasto sanitario; 8) La hostelería es protagonista; 9) Las salas de fumadores, problema de salud laboral, y 10) El 82% de la población rechaza dejar fumar en casinos.