"Tenemos que conseguir ponernos a trabajar lo antes posible" asegura Artemio de Santiago, presidente del Consejo General de Colegios de Protésicos Dentales.

Artemio de Santiago, presidente del Consejo General de Colegios de Protésicos Dentales

Los laboratorios protésicos, como consultas de otros profesionales sanitarios, han sido considerados establecimientos esenciales durante el estado de alarma, a pesar de que desde su Consejo General se ha solicitado al Ejecutivo el cierre temporal. Como una garantía de trabajo de cara a un futuro económico a corto plazo, a priori complicado, lanzan un mensaje al Gobierno: “si tiene el compromiso con la población de ayudarles con las prótesis dentales, que lo cumpla. Esa es la mejor ayuda para todos”.

-¿Qué ha supuesto para la actividad del colectivo de los protésicos dentales esta crisis provocada por el COVID-19?
-No hay actividad, con las consecuencias inherentes a ello. No obstante, quiero aprovechar la ocasión para agradecer y felicitar a todos los protésicos que contaban con sistemas de impresión 3D por su colaboración en la elaboración de distintos materiales de protección para los profesionales sanitarios que están en primera línea.

-¿Cómo valora la decisión del Gobierno de no decretar el cierre de los laboratorios protésicos con el establecimiento del estado de alarma?
-El día 13 de abril nos comunicó el Ministerio de Sanidad que, como profesionales sanitarios podríamos estar encuadrados en el apartado C.2.2 “Consultas de otros profesionales sanitarios”, que son establecimientos considerados esenciales, si bien su apertura al público únicamente sería obligatoria en aquellos casos en que la asistencia sanitaria que presten sea necesaria para resolver aquellos problemas de salud que pudieran tener una evolución desfavorable si se demorase su tratamiento. Literalmente. Ya me dirá cuántos casos hay de estos. En mi opinión, han metido a todos los sanitarios en el mismo saco para ahorrarse en ayudas.

“Agradezco y felicito a todos los protésicos, que contaban con sistemas de impresión 3D, por su colaboración elaborando materiales de protección para los profesionales sanitarios que están en primera línea”

-¿Qué opinión le merece la respuesta aportada desde el Ministerio de Sanidad ante las dudas que se habían suscitado sobre si la actividad de los protésicos dentales era esencial durante el periodo de alarma nacional?
-Si bien supone un claro reconocimiento de nuestra actividad, y el carácter sanitario de nuestros centros, por parte de la misma institución que hizo la norma, nuestra petición, al igual que las de muchos sanitarios, no ha sido atendida. Hemos solicitado que se decretase el cierre hasta que se levante el estado de alarma, pero no ha habido respuesta.

Artemio de Santiago pide que “todos los protésicos dentales tengan las mismas oportunidades de trabajar”.

El desabastecimiento de material de prevención es una realidad conocida por el Gobierno, y el confinamiento de las personas limita que éstas salgan de casa, salvo para casos de extrema necesidad.

Ahora viene aquello de qué se considera esencial, y entramos en el campo de las interpretaciones. Para una persona que se le haya roto la prótesis y no pueda masticar bien, unos dirán que sin dientes durante un tiempo uno no se muere, pero el que no puede masticar durante tanto tiempo piensa otra cosa, además de cómo pueda afectarle a su estado de salud. Hay que ponderar el peligro y la necesidad en cada momento particular.

-¿Qué medidas de higiene y desinfección se han adoptado durante esta crisis entre el personal de los laboratorios dentales?
-Cuando se solicita la autorización de nuestra actividad se presentan unos protocolos de trabajo, que incluyen medidas de higiene y desinfección, sin ellos no se nos autoriza. En esta situación debemos de extremar las precauciones, y no fiarnos de que lo que nos llegue venga desinfectado.

“Debe salir el sol para todo el mundo, que todos los protésicos tengan las mismas oportunidades de trabajar”

-El Ejecutivo ha aprobado un segundo tramo de la línea de avales para empresas y autónomos afectados por el coronavirus que asciende a 20.000 millones de euros. ¿Considera que se están tomando las medidas adecuadas en este sentido?
-Me parece magnífico, pero luego viene aquello de los requisitos, la criba, y al final se queda en nada. Ojalá me equivoque, porque falta hace.

Nosotros queremos vivir de nuestro trabajo, y en ese sentido hemos propuesto al Gobierno una medida acorde con su programa electoral. Hemos exigido que se amplíe la Cartera de Servicios del Sistema Nacional de Salud para que contemple las prótesis dentales, respetando escrupulosamente la ley para que no se produzcan especulaciones. Debe salir el sol para todo el mundo, que todos los protésicos tengan las mismas oportunidades de trabajar.

-¿Qué ayudas económicas específicas reclaman desde el Consejo General de Colegios de Protésicos Dentales de España?
-Las mismas que a cualquier otro autónomo, pero repito, lo que queremos es trabajar cuanto antes, y si el Gobierno tiene el compromiso con la población de ayudarles con las prótesis dentales, que lo cumpla. Esa es la mejor ayuda para todos.

De todas formas, quisiera aclarar una cuestión. Los Colegios son profesionales, no de autónomos, empleadores o empleados, son de todos y para todos los protésicos dentales.

“El pesimismo es uno de los peores enemigos de la economía y debe ser desterrado”

-¿Cómo se están gestionando los ERTEs dentro del ámbito de la Prótesis Dental?
-Pues exactamente igual que a todas las actividades que han sido declaradas esenciales. Es una situación bastante complicada y desesperante. Creo que es un invento diabólico. Los empresarios afectados tendrán que acreditar la pérdida de ingresos en comparación con el periodo anterior, y luego viene la parte de la obligación de contratación cuando esto pase por un periodo de tiempo con bastante incertidumbre. Por eso insisto en que tenemos que conseguir ponernos a trabajar lo antes posible, no en cómo administrar la miseria.

-¿Cuáles están siendo las principales dudas o reclamaciones que, en este aspecto, están dirigiendo los protésicos dentales al Consejo General de Colegios de Protésicos Dentales?
-Como bien indica en su pregunta, el Consejo es de Colegios, y los Colegios de colegiados. Es un detalle a tener en cuenta.

Toda la información que puede afectar a nuestro colectivo la hemos publicado en nuestra web, además de remitirla a los Colegios para que éstos informen directamente a sus colegiados.

Los primeros días la mayoría de las consultas eran sobre si teníamos que ir a trabajar o no, a lo que siempre se ha contestado conforme establecían los distintos Boletines Oficiales del Estado, y cuando se han suscitado dudas, se han aclarado en los términos expuestos en la segunda pregunta, pero siempre rogando que se aplique el sentido común prevaleciendo la salud. Las situaciones económicas son reversibles, pero a los muertos no se les resucita.
Con respecto a los ERTEs ya se pueden imaginar. Se ha elaborado un informe que aclara muchas dudas sobre el particular y que consta en la web del Consejo.

-¿Cómo cree que será la nueva realidad de cara a los próximos meses para los protésicos dentales?
-El pesimismo es uno de los peores enemigos de la economía y debe ser desterrado. Dependemos de la necesidad de prótesis dentales de la población. En estas semanas de parón no les han salido a los pacientes los dientes por generación espontánea. Los desdentados están ahí y nosotros aquí dispuestos a trabajar. Otra cosa es cómo esté la economía, de ahí que exijamos al Gobierno que cumpla sus promesas electorales y cubra los gastos de prótesis dentales.