Jiménez Burkhardt, Alberto. Cirujano maxilofacial y médico estomatólogo / Toquero de la Torre, M.ª Nieves. Fernández-Valencia Caballero, Raquel. Pérez Fernández, Fátima. Licenciada Odontología. Práctica privada Granada.
Presentamos un caso clínico de atrofia severa del maxilar superior, como consecuencia de la extracción prematura de todos los dientes del mismo.

Resumen
Comentamos la importancia de un correcto tratamiento con las técnicas más avanzadas en cirugía estética facial, obteniéndose como resultado un considerable cambio estético.

Abtract
We present a clinical case of severe atrophy of the superior maxillary as consequence of the premature extraction of all the teeth of the same one. We comment the importance of a correct treatment with the more advanced techniques in facial aesthetic surgery, being obtained an important aesthetic change as a result.

Palabras clave
Estética facial, regeneración ósea.

Introducción
La atrofia severa del maxilar superior es una situación relativamente frecuente que ocurre como consecuencia de la extracción precoz de todos los dientes superiores.

Material y método

Este caso clínico trata de una paciente (Figura 1) de 35 años que presentaba, debido a una pérdida prematura de todos los dientes, una atrofia externa del maxilar superior, lo que lleva consigo un aspecto externo facial envejecido con pseudo-prognatismo, labios filiformes y nariz prominente (5).

Se procedió a una inspección, palpación y exploración detalladas para la realización de una historia clínica exhaustiva (Figura 2).

Dentro de los exá-menes complementarios se encuentran:
• Estudio de los modelos: se comprobó la migración centrífuga de todo el contorno alveolar, lo que nos alertaba del insu-ficiente volumen óseo.
• Exploración radiológica y tomografía axial computerizada: se confirma la existencia de un reborde óseo atrófico totalmente insuficiente para la recepción de implantes (Figura 3).

Procedimiento quirúrgico
Bajo anestesia general se procede a la exposición quirúrgica del maxilar superior extremadamente reabsorbida (Figura 4) (3).

Se procede a la colocación de la pasta de injerto en la malla de titanio, compuesta de medular esponjosa autóloga de hueso iliaco, hidroxiapatita reabsorvible y polvo de cortical desmineralizada. La malla impide el colapso de partes blandas (Figura 5) (4).

Se introduce toda la estructura bajo la mucosa labio-palatina fijando la malla mediante un tornillo al paladar duro.

El tiempo de espera postoperatorio es de 3 meses, transcurridos los cuales retiramos la estructura metálica, encontrándonos con un tejido osteoide inmaduro que dejaremos reposar hasta su total calcificación (Figuras 6 y 7) (5).

Transcurrido un periodo no inferior a 8 meses y previo control radiológico (Figura 8), en el que se intuye una maduración del reborde alveolar, podremos comprobar en las distintas revisiones el cambio volumétrico conseguido, lo que nos anima a iniciar la fase quirúrgica de la colocación de los implantes.

En esta fase tomamos unas muestras para un estudio histológico demostrándose la existencia de tejido óseo maduro.

Así pues, nos disponemos a colocar 8 fijaciones roscadas de titanio que se integraron en su mayoría, perdiéndose únicamente una fijación (Figuras 9 y 10).

Las ventajas de este procedimiento son exclusivamente la posibilidad de precisar la posición de los implante no tanto por las molestias subjetivas del enfermo como por la larga duración del tratamiento. Nosotros hemos encontrado otro grave inconveniente el cual consiste en el adelgazamiento preocupante del labio superior como consecuencia de la formación de la mucosa cicatricial. Lo resolvimos mediante la realización de dos colgajos bilaterales y previo despegamiento del resto de la mucosa labial, introdujimos los mismos en el espesor del labio, consiguiéndose una remodelación satisfactoria del reborde rojo labial (Figura 11).

Pasados 6 meses es evidente la mejora conseguida con relación a la situación de partida. Transcurrido el periodo de osteointegración, que en nuestro caso superó los 8 meses, se inicia la fase protésica (Figuras 12 y 13) (1).

Colocamos una prótesis completa ceramometálica consiguiéndose un resultado estético y funcional satisfactorio tanto para el profesional como para el paciente.

A pesar de la larga duración del tratamiento y gracias a la gran tenacidad de la paciente, la realizamos una última intervención consistente en una mentoplastia y rinoplastia reductoras con lo que el aspecto facial conseguido mejoró ostensiblemente con relación al que presentaba cuando acudió a nuestra consulta.

Resultados
Se ha conseguido una evolución de la restauración facial de principio a fin, con un cambio total de la estética facial.

Discusión
Caso espectacular debido a la combinación de métodos de regeneración ósea, implantes osteointegrados sobre hueso neoformado y las técnicas más avanzadas en cirugía estética facial, obteniéndose como resultado un considerable cambio estético y funcional en una mujer de aspecto facial discordante con su edad.

Correspondencia
Alberto Jiménez Burkhard.

Clínica Dr. Buenaventura Carrera, 11, bajo
18004 Granada
alberto@clinica-ajb.com

Bibliografía

1. Göran Widmark, Bernt Andersson, Gunnar E. Carlsson, Ann-Marie Lindvall and Carl-Johan Ivanoff. Rehabilitation of patients with severely resorbed maxillae by means of implants with or without bone grafts: A 3-to-5 year follow-up clinical report. The international Journal of Oral and Maxillofacial Implants.2001; 16(1): 73-79.

2. Boyne PJ, Cole MD, Stringer D, Shafqat JP. A technique for osseous restoration of deficient edentulous maxillary ridges. J Oral Maxillofac Surg 1985; 43: 87-91.

3. Warren Schubert, Andrews J.L. Gear, Chen Lee, Peter A. Hilger, Edhard Haus, Mark R. Migliori, Dean A. Mann and Charles I. Benjamin. Incorporation of titanium mesh and midface reconstruction. Plast. Reconstr. Surg. 2002; 110: 1022-1029.

4. Zvi Artzi, Dan Dayan, Yechiel lpern, Carlos E. Nemcovsky.Vertical ridge augmentation using xenogenic material supported by a configured titanium mesh: clinicohistopathologic and histochemical study. Oral Maxillofac Implants 2003; 18: 440-446.

5. Eugene E Keller, Dan E. Tolman and Per-Ingvar Branemark. Surgical reconstruction of advanced maxillary resorption with composite grafts. En: Philip Worthington and Per-Ingvar Branemark. Advanced Osseointegration Surgery. Chicago Quintessence books, 1992: 146-161.

6. J.C. de Vicente Rodríguez, J.S. López Arranz, L.M. Junquera Gutiérrez, I. de la Mercer Álvarez Álvarez, A. Sicilia Felechosa, J. González Tuñón. Implantes dentarios e injertos óseos. Empleo combinado en el maxilar superior. Rev. Esp. Cirug. Oral y Maxilofac. 1995; 17(4): 220-230.