Qué hacer si sufres un traumatismo dental
El 39% de los traumatismos dentales se produce durante la práctica deportiva. Foto: Parilov, Shutterstock.

¿Sabías que el 39% de los traumatismos dentales se debe a la práctica deportiva?. ¿Y que dentro de los problemas bucodentales en verano se encuentran los traumatismos dentales? En la época estival es cuando más se producen porque es cuando hacemos más ejercicio al aire libre.

Y sobre todo, ¿sabes realmente qué es un traumatismo dental?

Qué es un traumatismo dental

Según el Colegio Oficial de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife (DENTEF), el traumatismo dental es cuando la boca sufre un golpe que puede afectar a las partes blandas de la boca o las piezas dentales, llegando a desplazarlas, fracturarla o expulsarlas completamente.

En el año 2019, el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) y la Asociación Española de Endodoncia (AEDE) pusieron en marcha la campaña divulgativa «Mantén la calma y ¡salva tu diente!», informando durante la misma que un total de 6,5 millones de españoles habían sufrido en algún momento de su vida un traumatismo dental, siendo los colectivos más afectados los deportistas y los niños.

¿Por qué se producen los traumatismos dentales?

Si entramos en las causas de los traumatismos dentales, las más comunes son:

  1. Las actividades deportivas.
  2. Los accidentes domésticos, mayormente caídas.
  3. Y los accidentes de tráfico.

Estos traumatismos pueden provocar heridas o contusiones en la boca, luxación del diente, fracturas e incluso avulsión: es decir, la salida completa del diente de su lugar. Lo que puede llevar a perder el diente.

En cualquiera de los casos, si sufres un traumatismo dental debes acudir rápidamente al dentista para evitar daños mayores.

Tipos de traumatismo dental y qué hacer cada caso

Heridas o contusiones en la boca

Pueden afectar al labio, la lengua o las mucosas. Después del impacto se debe lavar y desinfectar la zona y comprobar el estado de los dientes y del hueso.

Luxación

En este caso, el golpe desplaza al diente de su alveolo haciendo que se mueva, aunque sin expulsarlo del todo. Es importante no usar colutorio, ni tocar el diente.

Fractura

Si el traumatismo ha roto un trozo de diente, hay que vigilar que no esté dañado el nervio y conservar el fragmento de diente roto en suero salino, agua o leche.

Si el traumatismo ha sido tan fuerte que ha expulsado el diente por completo, puede que el dentista tenga opción de reinsertalo. De hecho, el 80% de los dientes que se caen por traumatismo pueden reimplantarse con éxito, pero la gran mayoría de la gente desconoce este dato.

¿Qué hacer si se cae un diente por un golpe?

Para tener la posibilidad de estar dentro de ese ochenta por ciento, ante la caída de un diente por traumatismo dental, se deben seguir los siguiente pasos:

  • Recuperar el diente, sujetándolo por la corona. ¡Nunca por la raíz!
  • No limpiarlo, ni enjuagarlo.
  • El diente completo se debe introducir en agua o leche. También se puede conservar colocándolo debajo de la lengua.
  • Acudir inmediatamente al dentista.

El DENTEF indica que en caso de que se trate de dientes de leche, no es necesario seguir estos pasos, pero sí visitar igualmente al dentista, para que valore si el golpe ha podido dañar la encía, por ejemplo.

¿Los piercing en la lengua pueden provocar traumatismo dental?

Tanto un piercing en la lengua como en el labio superior pueden ser causantes de traumatismos dentales, por el hecho de que quienes los llevan suelen morderlos o juguetear con ellos, empujándose contra los dientes. Lo cual puede llevar no solo a que se produzcan fracturas en los dientes, sino que también pueden producir fisuras en el esmalte.

Lo que sí es fundamental, tal como india DENTEF, es que quien lleve un piercing, a la hora de practicar deporte de contacto o usar protectores bucales, debe retirarlo. Por otro lado, los deportistas que no usan protector bucal, tienen dos veces más riesgo de sufrir traumatismo.

“Todos los traumatismos dentales deben ser considerados como una urgencia y se debe acudir lo antes posible al dentista, que examinará al paciente y aplicará el tratamiento más adecuado. En los casos más graves, cuando la pulpa dental se inflama o se infecta, puede ser necesario un tratamiento endodóntico, a través del cual se tratará el interior del diente o se intentará mantener la dentición natural, el hueso y la encía que la rodea, así como su funcionalidad”, explica el presidente del Consejo General de Dentistas, el Dr. Óscar Castro Reino.