Guía sobre los dientes de leche
Guía sobre los dientes de leche. Imagen: Daniel Thomas. Unsplash

La dentición de leche o dientes de leche, es uno de los primeros hitos para los bebés y sus padres. A pesar de ser temporales, tienen una gran importancia en el desarrollo del niño, presente y futuro. Por eso, en base a la información proporcionada por la Fundación Dental y el Consejo General de Dentistas, hemos recopilado algunos de los puntos clave que debes conocer cuando te enfrentes a los dientes de leche de tu bebé: cuándo salen, qué complicaciones puede haber o cómo aliviar las molestias.

¿Qué son los dientes de leche?

Los dientes de leche son las primeras piezas dentales que salen en la boca del bebé y que posteriormente serán reemplazados por la dentición definitiva. Pero el hecho de que no sean definitivos no quiere decir ni que no sean importantes, ni que, como muchas personas creen, no tengan raíces.

¿Cuántos dientes de leche hay?

En total hay veinte, 10 arriba y 10 abajo. Mientras que la dentición definitiva de adulto, y siempre que no haya perdido ninguno, son 32 piezas dentales.

¿Tienen raíz?

El diente de leche tiene una estructura similar al diente de un adulto, constando de una corona, la correspondiente capa de esmalte (dura y resistente) que la recubre y por debajo de la cual está la dentina. Luego encontramos la raíz, y dentro la pulpa, – desde la corona hasta la punta de la raíz -, la cual acoge al nervio y aporta sangre al diente de leche.

Porqué son importantes los dientes de leche

Otra creencia común es pensar que, como se van a caer, no hace falta cuidarlos. Pero eso es erróneo, los dientes de leche son muy importantes por las siguientes razones:

  • Cumplen su función principal, que es morder y masticar la comida. Y son importantes para que los niños puedan pronunciar algunas palabras.
  • Evitan flemones, dolor y posibles complicaciones al niño (como infecciones renales).
  • Sirven de guía para los dientes permanentes y además les guardan el espacio. Así que una buena dentición de leche, que haya sido cuidada, ayudará a tener una buena dentición permanente. De hecho, si los dientes permanentes erupcionan en una boca con dientes de leche cariados, sus probabilidades de llegar a ser dientes enfermos es mucho mayor.
  • Otro motivo para cuidarlos bien es que algunas muelas de leche permanecen incluso hasta los 12 años, cumpliendo las funciones de la muela definitiva.
  • Además, un niño con unos dientes de leche bien cuidados tendrá una bonita sonrisa y por tanto, una buena autoestima.

¿Cuándo salen los dientes de leche?

Lo más normal es que los primeros dientes de leche aparezcan a los 6-8 meses de edad, concretamente los cuatro dientes de delante y abajo (incisivos inferiores) y sobre los 9 meses los incisivos centrales superiores.

Al final del primer año ya habrán erupcionado los incisivos laterales superiores e inferiores. Y cuando el bebé ya tiene unos 15 meses llega el momento de que salgan los primeros molares superiores e inferiores.

Alrededor de los 2 años saldrán los segundos molares de leche. Por lo que en el momento en que el niño cumple los dos años y medio, todos los dientes y muelas de leche ya deben haber erupcionado.

En el siguiente vídeo puedes ver una simulación del orden de erupción y hasta cuándo salen los dientes de leche, así como a qué edad salen los dientes definitivos:

Además, el Consejo General de Dentistas comparte desde su revista esta cronología de la erupción de la dentición de leche.

¿Cuñando salen los dientes de leche?
¿Cuñando salen los dientes de leche? Imagen del Consejo General de Dentistas.

¿Y cuándo es normal que empiecen a caerse?

En torno a los 5 y 6 años, los dientes de leche comenzarán a caerse y, entre los 7 y los 12 años, convivirán con los definitivos. De hecho, es a los seis años cuando aparece el primer diente permanente, que es en realidad una muela: el molar de los 6 años. Una pieza muy importante y que muchas veces se confunde con una muela de leche, ya que cuando erupciona, las de leche aún no se han caído.

Sin embargo, el tamaño del molar de los 6 años es mucho más grande que el de las muelas de leche, y es una pieza muy importante para mantener una correcta oclusión. Como además se suele ver muy afectada por las caries, lo mejor es consultar con el dentista cómo evitar que esto suceda.

El Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife recomienda a los padres no forzar nunca los dientes de leche cuando ya el niño cuente con piezas permanentes, ya que lo más probable es que las piezas temporales caigan de manera natural. Aunque lo mejor es que que no permanezca el diente temporal con su sucesor al mismo tiempo, y si esto sucede, hay que ir al dentista.

Dientes de tiburón

Hay veces que los niños presentan dos filas de piezas dentales: es lo que se conoce como «dientes de tiburón». Sucede cuando los dientes de leche no se caen a su debido tiempo, así que los dientes permanentes erupcionan en el espacio adyacente que encuentran libre. Esto no reviste gravedad, pero sí se debe visitar al dentista para que evalúe el estado de la salud dental del pequeño y el mejor tratamiento en cada caso.

Se estima que uno de cada diez niños presenta esta anomalía, que se produce por falta de espacio en la mandíbula, extrema dureza de la raíz del diente de leche, causas genéticas o la aparición de un diente supernumerario (una pieza extra), entre otras circunstancias.

Síntomas en la erupción de la dentición de leche

Lo cierto es que no todos los bebés presentan los mismos síntomas, ni por el mismo tiempo. Hay casos en los que la erupción de los dientes de leche no presente ninguna indicación de que está sucediendo, hasta que de repente, un día se ve que asoma el primer diente. Y en otros casos, sucede lo más temido, y es que el bebé sufre molestias durante semanas o meses.

En cualquier caso, según los odontopediatras, sólo un tercio de los bebés tienen molestias más serias. Entonces, ¿qué síntomas puede provocar la erupción de los dientes? Las molestias más comunes son las siguientes:

  • Encías enrojecidas e inflamadas.
  • Mejillas rojas
  • Ganas de morder
  • Saliva abundante
  • Irritabilidad
  • Alteración del sueño
  • Pérdida de apetito

Aunque estos síntomas no siempre se deben a la dentición, y ante cualquier duda, lo mejor es consultar al pediatra.

Posibles complicaciones en la erupción

Desde la Fundación Dental advierten que, a veces, la erupción de un diente se puede adelantar o retrasar. Otras veces, todavía no se ha caído el diente de leche cuando ya sale el definitivo. Y en algunos casos, hay dientes permanentes que no salen nunca.

Mayormente, si el problema se detecta a tiempo, tiene fácil solución. Por lo que ante cualquier anomalía, se debe consultar al dentista.

Aliviar las molestias

Estas son algunas recomendaciones para aliviar las molestias de los dientes de leche:

  • Aplicar frío.
  • Limpiar el exceso de saliva de la cara de tu bebé de manera frecuente, para evitar irritaciones en la piel.
  • Frotar las encías del bebé, cuidadosamente, con un dedo limpio o envuelto en una gasa.
  • Tener a mano mordedores para dárselos cuando empiece a quejarse.

Además, el Consejo General de Dentistas recomienda no usar geles ni pastillas para la erupción dentaria, pues no son muy seguros para el bebé. Y que si aún siguiendo estos consejos, el bebé está muy irritable, hay que consultar al pediatra.

Cuidado de los dientes de leche

Como hemos podido ver, los dientes de leche son importantes, y el hecho de que se vayan a caer no significa que no se deban cuidar. Por eso, hemos preparado una guía del cuidado de los dientes de leche en bebés de 0 a 24 meses, donde puedes encontrar información sobre la higiene oral en lactantes, cómo cuidar los dientes de leche de un bebé durante el primer año y muy importante, cómo prevenir la caries en bebés.

Sin olvidar que, tal como indicamos en la guía, hay que llevar al bebé al dentista al menos cuando cumpla su primer año. Aunque como los dientes de leche empiezan a salir a los 6 meses, en ese momento ya se puede realizar la primera visita.