InicioNoticiasProtagonistasDr. Óscar Castro Reino: «Lamentablemente, el interés político prevalece sobre el interés...

Dr. Óscar Castro Reino: «Lamentablemente, el interés político prevalece sobre el interés general»

Tras ocho años al frente del Consejo General de Dentistas de España, el Dr. Óscar Castro Reino vuelve a repetir como presidente de la entidad colegial; una decisión que, tal y como él mismo explica, «tenía clara desde el principio», a pesar del esfuerzo personal que supone un cargo como éste. Con la satisfacción del deber cumplido en pasadas legislaturas, el Dr. Castro Reino y su nuevo equipo se enfrentan a este tercer mandato con el mismo objetivo que en los anteriores: seguir mostrando los principales problemas de la profesión odontológica y tratar de solucionarlos.

—Dr. Óscar Castro, éste es su tercer mandato en el Consejo General de Dentistas de España, ¿cómo se anima después del esfuerzo personal que supone un cargo como éste? ¿Lo tenía claro desde el principio?
—Sí, lo tenía claro. Y es que, después de ocho años trabajando por conseguir una serie de objetivos, he optado por dar continuidad al proyecto. Todo el equipo del Consejo vamos en la misma dirección y la señal de que algo estamos haciendo bien es que en las elecciones obtuvimos una amplia mayoría de apoyos.

Aunque el voto es secreto, como no puede ser de otra forma, haciendo una transposición de las posturas políticas de cada uno de los presidentes, se puede hacer un mapa de quiénes nos apoyaron, que fueron la gran mayoría, ya que tuvimos 57 votos a favor, una abstención, 9 en contra y 2 que no pudieron votar por no cumplir con los requisitos de delegación, pero que manifestaron públicamente su apoyo a la candidatura. Eso te da fuerza y ánimo, a pesar de que cada vez cuesta
más conseguir objetivos.

También hay muchas promesas políticas sin cumplir; por ejemplo, cuando se
planteó el debate sobre el Proyecto de Ley de Publicidad Sanitaria, en el Senado hubo una moción apoyada por unanimidad por todos los partidos políticos, sin embargo, se llevó al Congreso de los Diputados y, ¿cuál fue nuestra sorpresa? Hubo un giro absoluto. De apoyarnos, a darnos la espalda.

TODO EL EQUIPO DEL CONsEJO VAMOS
EN LA MISMA DIRECCIÓN, Y LA
SEÑAL DE QUE ALGO ESTAMOS
HACIENDO BIEN ES QUE EN LAS
ELECCIONES OBTUVIMOS UNA
AMPLIA MAYORÍA DE APOYOS


—¿Qué lectura hacen de ese giro radical?
—Que, lamentablemente, el interés político prevalece sobre el interés general. Priorizan la ideología y el enfrentamiento entre partidos en vez de mirar por
el bien de la sociedad. Como la presentaba el Partido Popular y, en ese momento, no había buena relación entre el PP y la coalición PSOE-Unidas Podemos, pues votaron en contra. Además, podrían haber permitido que saliera adelante porque después cabe la posibilidad de presentar enmiendas, incluso a la totalidad, pero optaron por el «no».

Según el Dr. Óscar Castro, «el interés político prima sobre el interés general». Imagen: Gaceta Dental.

¿Tienen esperanza de que esta situación sea reversible o tendremos que esperar a un gran escánda o motivado por estas publicidades tan agresivas?
—Los escándalos siguen y la Administración lo sabe, pero priorizan otras cuestiones. Ahora mismo tenemos la situación de Vivanta, una compañía propiedad de un fondo de inversión que explota esta cadena de clínicas dentales, a punto de desaparecer, y que ha recibido 40 millones de euros por parte del Gobierno porque la considera una empresa estratégica, cuando hay autónomos que no tienen casi ni para pagar
a sus empleados.

LO LÓGICO ES QUE PARA
GARANTIZAR LA CALIDAD
ASISTENCIAL, EL PROFESIONAL
TENGA QUE PASAR UNA SERIE DE
CONTROLES DONDE DEMUESTRE
QUE SU FORMACIÓN ESTÁ AL DÍA.
Y ESO SERÁ POSIBLE GRACIAS
A LA FORMACIÓN CONTINUADA
OBLIGATORIA

—¿Qué aspectos que afectan a la profesión les preocupan especialmente?
—Me preocupa que los políticos presuman de defender la Sanidad pública, pero que no amplíen los recursos humanos necesarios. Somos 47 millones de españoles y solo hay apenas 1.000 dentistas en la Sanidad pública. Sin embargo, se siguen abriendo facultades de Odontología, donde se gradúan unos 1.750 dentistas al año. El Estado permite que se formen, pero luego no facilita su incorporación al mercado laboral, y es ahí cuando surge el conflicto de plétora profesional. Eso nos preocupa sobremanera; cuando no encuentran trabajo, se ven obligados a emigrar o al subempleo.

Hay libertad y libre circulación de profesionales en el espacio europeo, «pero los españoles no tenemos especialidades, estamos ante un agravio frente a otros», asevera el Dr. Óscar Castro. Imagen: cedida por el Consejo General de Dentistas.

—¿Cómo valoran desde el Consejo la aprobación del Plan de Salud Bucodental?
—Es innegable que destinar 44 millones de euros al Plan de Salud Bucodental es un avance, puesto que antes el presupuesto era de cero. Ahora bien, los números no engañan; somos 47 millones de españoles, por lo que tocamos a menos de un euro en cuanto a la ampliación de la cartera de servicios. También hay que tener en cuenta que ese dinero que se ha dado para salud bucodental es la cantidad que proviene de los fondos extraordinarios, es decir, que no está contemplado en los Presupuestos Generales del Estado. Esto significa que, el año que viene, o se presupuesta o desaparece.

—Respecto a la pandemia por COVID-19, ¿cómo se ha visto afectado el sector?
—La apreciación que hemos tenido todos es que hemos tenido que hacer un gran esfuerzo. Las clínicas se pararon y muchas lo han pasado mal. Es más, ahora algunas tienen que devolver el dinero que les prestaron. La Administración nos consideró actividad sanitaria esencial, pero solo podíamos atender urgencias. Los dentistas autónomos que cumplieron las normas y solo abrían sus clínicas para atender urgencias, lo han notado considerablemente y han tenido una merma de pacientes y una preocupante disminución de sus ingresos.

LOS NÚMEROS NO ENGAÑAN;
SOMOS 47 MILLONES DE
ESPAÑOLES, POR LO QUE
TOCAMOS A MENOS DE UN EURO
EN CUANTO A LA AMPLIACIÓN
DE LA CARTERA DE SERVICIOS

—Y en relación con la aprobación del Real Decreto de especialidades en Ciencias de la Salud, ¿se muestran más optimistas?
—Después del fracaso del Decreto de Troncalidad, ahora han publicado este RD, el cual esperábamos con muchas expectativas. Sin embargo, cuando lo lees, no hay nada adaptado a nuestra profesión. En España no existen las especialidades en Odontología, por lo que hay que empezar desde cero: una comisión de especialidades; una transitoria para ver quién evalúa a los futuros especialistas…

Todo eso está por hacer, porque la Ley de especialidades está hecha para médicos, pero porque estos son los que tienen especialidades de todo tipo. Nos toca trabajar
y para eso existe una Comisión de especialidades formada por la Conferencia de decanos, por las sociedades científicas y por el Consejo; somos los que tenemos que solicitar y argumentar la necesidad de que se aprueben las especialidades odontológicas.

—En cuanto a la «Estrategia mundial sobre salud bucodental» de la Organización Mundial de la Salud, ¿qué tienen que decir al respecto?
La evaluación que hacemos sobre este plan es buena. Ahora bien, es un camino con muchos obstáculos y debemos poner todos los medios necesarios para hacerlo posible. En España hay muchos dentistas, pero somos uno de los países donde menos acude la población al dentista, un 51%. Hay que seguir potenciando la cultura de la salud bucodental. Se hace más difícil, sobre todo, por el falso concepto de «gratis total» que tenemos aquí; la gente ve que en el médico no paga nada, pero porque está incluido en los impuestos. En cambio, el dentista tenemos que pagarlo directamente de nuestro bolsillo y eso no gusta. Pero incluirlo supondría aumentar los impuestos, evidentemente.

—Por otra parte, la formación continuada obligatoria sigue sin ser una realidad en España. ¿Cuál es la situación actual?
—En muchos países de Europa y en Estados Unidos ya es obligatoria. Lo lógico es que para garantizar la calidad asistencial, el profesional tenga que pasar una serie de controles donde demuestre que su formación está al día. Y eso será posible gracias a la formación continuada obligatoria, sin embargo, a nosotros no nos la permiten, sino que lo dejan como una opción personal y esperamos que eso cambie.

—Para finalizar, ¿qué le ha reportado este cargo durante estos 8 años?
—En ocho años se puede analizar perfectamente la situación del sector. Por un lado, hay dentistas muy ilusionados con su trabajo y con una formación impresionante. pero también conoces personas cuyo único objetivo es hacer el mal, ni tan siquiera para obtener un beneficio propio, sino con la única finalidad de dañar a los demás. Ser presidente del Consejo es un ejercicio diario, 24 horas, 7 días a la semana pensando qué mejorar o qué cambiar. Además, estos cargos no son remunerados y tenemos que seguir compaginándolo con nuestro trabajo como dentistas. La conciliación familiar y laboral es compleja y te metes en una dinámica de la que, por un lado, te gustaría salir, pero por otro dices «creo que puedo alcanzar esas metas». En este sentido, en ocho años creo que hemos conseguido visibilizar para bien la profesión.

___________________________________________

Nuevo Comité Ejecutivo Del Consejo De Dentistas

Los miembros del nuevo Comité Ejecutivo del Consejo General de Dentistas, tras tomar posesión de los cargos. Imagen: cedida por el Consejo General de Dentistas.

El pasado 18 de junio, los miembros del Comité Ejecutivo del Consejo General de
Dentistas de España tomaron posesión de sus nuevos cargos
. De esta forma, el nuevo Ejecutivo queda constituido de la siguiente forma:

Dr. Óscar Castro Reino, presidente; Dr. Francisco García Lorente, vicepresidente; Dra. Agurtzane Meruelo Conde, secretaria; Dr. Joaquín De Dios Varillas, tesorero; Dr. Joan Carrera Guiu, vicesecretario y vicetesorero; Dra. Concepción Mercedes León Martínez, vocal 1; Víctor Zurita Clariana, vocal 2; María Núñez Otero, vocal 3; ignacio
García-Moris García, vocal 4; los Dres. Luis Rasal Ortigas, Miguel Ángel López-Andrade Jurado, Ángel Carrero Vázquez y Juan Manuel Acuña Pedrosa, vocales supernumerarios; y el Dr. Bernardo Perea Pérez, presidente del Comité Central de Ética.

Entre algunos de los logros conseguidos en la legislatura pasada se encuentran: potenciar la venopunción como atribución profesional de los dentistas; la puesta en marcha de la receta privada electrónica junto a los Consejos de Farmacéuticos, Médicos y Podólogos; la creación de la primera Academia de Ciencias Odontológicas; y que la RAE incluya la acepción de dentistas como doctores, entre otras.

Los miembros del nuevo Comité Ejecutivo del Consejo General de Dentistas, tras tomar posesión de los cargos. Imagen: cedida por el Consejo General de Dentistas.

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí