InicioSin categoríaApicectomía. Cuándo se realiza y cómo es su recuperación

Apicectomía. Cuándo se realiza y cómo es su recuperación

Dr. Simón Pardiñas López (DDS, MS)
Especialista en Periodoncia, Implantología y Cirugía Oral (NYU) Director Médico Clínica Pardiñas  Creador de Dentalk.tv --- Miembro del Grupo de investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa Universidade da Coruña, INIBIC Chair YCC Academy of Osseointegration @dr.pardinaslopez

La apicectomía se puede realizar cuando existe una infección en el extremo final de la raíz de un diente (su zona apical) y sus tejidos adyacentes, pudiendo cursar con dolor, inflamación, pus y absceso.

Cuándo realizar una apicectomía

La apicectomía se realiza en un diente que presenta una infección en el ápice de la raíz, es decir en la punta.

Esto puede ser debido, por ejemplo, a una caries profunda que haya afectado al nervio, por una fisura, por un golpe o traumatismo en el diente, cuando una endodoncia previa ha fracasado, etc.

Previamente se habrá realizado una endodoncia, para intentar solventar esa infección, pero en ciertos casos si la endodoncia por sí sola no resuelve el problema, puede ser necesario realizar una apicectomía, para intentar salvar la pieza dental.

¿Y cuándo no se puede realizar?

La apicectomía debe evitarse en los siguientes casos:

  • Si tienes alguna condición médica que contraindique la realización de una cirugía.
  • Si sufres una enfermedad periodontal en fase avanzada y es la causa de la infección apical.
  • Si hay posibilidad de hemorragias no controladas al realizar el tratamiento (esto sucede a veces cuando tienes problemas con la coagulación)
  • Si la pieza dental tiene alguna fractura o fisura no restaurable.

En estos casos, la solución final suele ser la extracción dental.

Cómo se realiza una apicectomía

  1. Antes de nada, el dentista debe evaluar la situación de la raíz (y los tejidos adyacentes). Para ello, realizará una radiografía o escáner 3D.
  2. Para realizar la apicectomía, se aplica anestesia local, se realiza una incisión en la encía en la zona del diente afectado, se despega el tejido hasta que esté expuesto el hueso maxilar que da soporte al diente afectado.
  3. Ahora se debe llegar hasta el ápice de la raíz y dejarlo al descubierto. Para ello es posible que haya que eliminar cierta cantidad de hueso maxilar.
  4. Lo siguiente es realizar un corte en la punta de la raíz con la finalidad de retirar el ápice.
  5. Se legra y eliminan los tejidos infectados y se limpia e irriga la zona.
  6. Con toda la zona ya saneada y limpia, hay que sellar la punta de la raíz. Para ello, se realiza un corte biselado en la punta del diente y se acondiciona el conducto para rellenarlo y sellarlo con un producto específico, como el MTA..
  7. Para finalizar, se sutura la encía.


¿Cuánto se tarda en realizar el procedimiento?

Suele llevar entre 30 y 90 minutos, dependiendo de la ubicación del diente y la estructura de su raíz o raíces (cuanto más compleja sea, más tiempo llevará)

¿Cuánto tarda en curar la apicectomía?

Normalmente en un par de semanas la zona externa estará cicatrizada. Las suturas normalmente se retiran a los 7-15 días, o si son reabsorbibles pueden caer solas al cabo de 3-4 semanas.

La parte interna, es decir el hueso, puede tardar hasta 6 meses en regenerarse.

¿Suele haber riesgos?

Gracias a las técnicas y equipos quirúrgicos de los que se dispone actualmente y la exactitud del procedimiento, prácticamente no existen complicaciones ni riesgos. La mayor complicación es que la apicectomía fracase, teniendo que extraer la pieza dental.

A nivel síntomas, se pueden experimentar los habituales a cualquier cirugía, como molestias locales, inflamación y posibles sangrados.

Aun así, lo que siempre es necesario es seguir son los consejos y normas postoperatorias indicadas por el dentista.

Además, se siguen investigando maneras de mejorar el procedimiento en todas las circunstancias posibles, como por ejemplo usando una rejilla para mejorar la precisión de las apicectomías sin necesidad de cirugía guiada. Por lo que no hay que temer nada.

¿Qué hacer después?

La apicectomía es una intervención sencilla que generalmente no causa mucha molestia. Aún así, llevar a cabo un postoperatorio adecuado es importante para evitar la mala cicatrización o una nueva infección, por lo que aquí tienes algunas pautas.

Aplicar hielo para la hinchazón

Para intentar evitar que se inflame la zona. Puedes envolver el hielo en un trapo y ponerlo con suavidad en la cara, donde se encuentra la zona afectada. No lo dejes puesto todo el tiempo, lo mejor es descansar a ratos.

Mantener la zona correctamente higienizada

Así se evitan posibles infecciones.

  • Realizar enjuagues con clorhexidina, prescrito por tu dentista y siguiendo sus instrucciones.
  • Cepillarse los dientes después de comer, pero sin llegar a la zona donde se ha realizado la apicectomía.

Mantener una dieta adecuada

Durante al menos las primeras 24 o 48 horas, es conveniente:

  • Llevar una dieta blanda y no comer nada caliente, mejor una dieta fría.
  • No masticar con la zona intervenida.
  • No utilices pajita para beber.

No fumar ni tomar alcohol

Al menos en las horas siguientes a la realización de la apicectomía, ya que pueden interrumpir o dificultar la cicatrización.

Controlar la actividad física

Al menos durante 72 horas, se recomienda no realizar deporte o esfuerzos físicos.

No olvides la medicación

Para evitar o al menos aliviar las molestias normales tras la apicectomía, el dentista te puede haber recomendado algún medicamento: antiinflamatorios, analgésicos, puede que incluso antibióticos si lo ha considerado necesario.

Autores

Especialista en Periodoncia, Implantología y Cirugía Oral (NYU) Director Médico Clínica Pardiñas  Creador de Dentalk.tv --- Miembro del Grupo de investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa Universidade da Coruña, INIBIC Chair YCC Academy of Osseointegration @dr.pardinaslopez

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí