InicioSin categoríaEncías retraídas. Causas y tratamiento

Encías retraídas. Causas y tratamiento

Dr. Simón Pardiñas López (DDS, MS)
Especialista en Periodoncia, Implantología y Cirugía Oral (NYU) Director Médico Clínica Pardiñas  Creador de Dentalk.tv --- Miembro del Grupo de investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa Universidade da Coruña, INIBIC Chair YCC Academy of Osseointegration @dr.pardinaslopez

La recesión gingival, más comúnmente conocida como encías retraídas, se define como el debilitamiento del tejido que conforma las encías, haciendo que este reduzca su volumen de manera progresiva. Esto conlleva una exposición cada vez mayor de parte de la raíz del diente y finalmente, un deterioro de las piezas dentales.

Síntomas de las encías retraídas

Normalmente se presentan algunos de estos indicios:

  • Sientes una mayor sensibilidad dental al frío y al calor, lo cual es normal, ya que está expuesta la raíz.
  • A medida que la encía se retrae, los dientes se verán más largos.
  • La encía y el hueso que soporta el diente pueden ir perdiéndose progresivamente.
  • Tienes movilidad dental.

Estos son algunos de los síntomas, pero también hay veces que tenerlos no significa que estés manifestando una retracción de las encías, podría ser otra afección como por ejemplo una caries o desgaste del esmalte dental lo que cause sensibilidad dental.

Así que para estar seguros, lo mejor es acudir al dentista para que diagnostique lo que realmente está pasando. Y en caso de que se trate de un problema de recesión de encías, valorar la necesidad y tipo de tratamiento adecuado al caso.

¿Qué pasa cuando las encías se retraen?

En resumen, la sonrisa gingival puede ocasionar problemas de sensibilidad, salud y estéticos.

  • Cuando un diente tiene parte de su raíz expuesta, puede aparecer sensibilidad dental. Sobre todo si ingieres algo frío o ácido.
  • La superficie expuesta puede acumular mayor cantidad de placa y sarro, lo que conlleva desarrollar caries o incluso una enfermedad periodontal.
  • En cuanto al factor estético, la armonía y la relación de proporciones entre diente y encía se pierde.

Causas de la retracción de encías

Hay múltiples causas, como la malposición dentaria, lesiones traumáticas, debido a movimientos de ortodoncia inadecuados o incluso por llevar un piercing. Es importante diferenciar las recesiones de encías debido a una periodontitis de las debidas a otros factores que pasamos a comentar:

Padecer una enfermedad periodontal o periodontitis

La periodontitis es una enfermedad crónica que afecta a los tejidos que rodean al diente, es decir encías, ligamento y hueso.

Cuando existe una pérdida de hueso, normalmente lleva asociada una pérdida de encía proporcional. De hecho, cuando la periodontitis está muy avanzada, pueden aparecer espacios negros entre los dientes, debido precisamente a esa pérdida de hueso y encía.

Tener una encía fina

Las personas con encías más finas, – lo cual está determinado genéticamente -, tienen más riesgo de sufrir una recesión, ya que la encía es más débil frente a agresiones externas.

Trauma mecánico

El uso de piercings orales o incluso el realizar una técnica de cepillado incorrecta y agresiva, puede provocar microtraumas en la encía, que si se siguen repitiendo a lo largo del tiempo (con el cepillado, con la manipulación del piercing contra la encía), pueden llevar a que la encía se retraiga.

Ortodoncia

La ortodoncia es un tratamiento que implica el movimiento y cambio de posición de los dientes, que de por sí no va a provocar la retracción de las encías; pero si se realizan movimientos inadecuados, pueden hacer que parte del hueso que rodea al diente se reabsorba, y esto sí podría causar que las encías se retraigan. Por eso es sumamente importante que cualquier tratamiento de ortodoncia lo lleve a cabo siempre un profesional cualificado, y habiendo hecho un diagnóstico previo correcto.

Tabaco

Es uno de los factores principales implicados en la inflamación de las encías y la enfermedad periodontal.

La nicotina y las sustancias tóxicas del tabaco causan una disminución del aporte de oxígeno a los tejidos, con los consiguientes perjuicios para los mismos.

Tener una mala mordida y oclusión

La oclusión es la forma en la que los dientes encajan entre sí.

En ocasiones esta posición de los dientes puede no ser la correcta, provocando sobrecargas en los dientes y tejidos que lo rodean.

Esta sobrecarga sobre los dientes puede causar un problema llamado abfracción, afectando a la estructura dental y pudiendo provocar una retracción.

Mala salud bucodental

Es importante cepillarse los dientes y usar el hilo dental a diario, para evitar que se acumule placa y esta termine convirtiéndose en sarro. Porque si esto sucede, podemos desarrollar una gingivitis o periodontitis.

¿Pueden volver a crecer las encías retraídas?

Es importante evaluar cada caso en particular.

Por norma general las encías retraídas no vuelven a su posición original por sí solas, pero en algunos casos en los que un tratamiento de ortodoncia corrija la posición inadecuada de un diente que tenga una recesión debido a ese motivo, el nivel de encía puede recuperarse en gran parte o incluso en su totalidad.

En la mayoría de los casos puede ser necesario algún tipo de cirugía plástica periodontal para corregirlo.

Tratamiento de las encías retraídas

Si has detectado o tienes la sensación de que tus encías están cada vez más retraídas, es fundamental que hagas una visita a tu dentista, quien podrá realizar un diagnóstico certero y el tratamiento más adecuado.

Injertos de encía

Cuando el dentista detecte que has perdido tejido gingival, puede que te recomiende un injerto de encía como solución. Puede optar por varias técnicas dependiendo del caso, como puede ser un injerto de tejido conectivo, gingival libre o biomateriales.

Para realizar un injerto de tejido conectivo se obtiene un pequeño trozo de encía del paladar del propio paciente, para a continuación suturarlo en la zona de la recesión.

Con estos injertos, no sólo se cubre la recesión, también se consigue un grosor de encía suficiente para prevenir que no se vuelva a retraer.

Microcirugía plástica

Hay muchas técnicas que se pueden aplicar para corregir recesiones en las encías, que pueden incluir o no injertos y/o biomateriales.

Después de un correcto diagnóstico se determinará cuál es la técnica más adecuada para tu caso.

En los siguientes vídeos te mostramos dos de las técnicas: Colgajo desplazado lateralmente para recubrimiento y Colgajo desplazado coronalmente para tratar la recesión de encías.

Encía retraídas antes y después

Estos cuatro casos ilustran perfectamente el antes y después de diversos tratamientos de encías retraídas: injerto de tejido conectivo e incluso restauración con carillas y coronas para una mejora completa de la estética.

Autores

Especialista en Periodoncia, Implantología y Cirugía Oral (NYU) Director Médico Clínica Pardiñas  Creador de Dentalk.tv --- Miembro del Grupo de investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa Universidade da Coruña, INIBIC Chair YCC Academy of Osseointegration @dr.pardinaslopez

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí