documentación necesaria para abrir una clínica dental
Te contamos todos los requisitos para abrir una clínica dental. Foto: Benyamin Bohlouli, Unsplash.

Si estás leyendo este post es más que probable que estés pensando en dar un paso muy importante en tu vida laboral: poner en marcha tu propia clínica odontológica.

Pero, ¿qué es necesario para abrir una clínica dental? Hay dos aspectos principales que debes tener en cuenta. Por un lado, la documentación obligatoria para no tener problemas; y por otro, los requisitos que la clínica debe cumplir.

Documentación necesaria para abrir una clínica dental

Licencia de actividad

Antes de nada, será necesario comprobar la viabilidad urbanística, tanto de la actividad como del local.

Si todo está OK con este punto, lo siguiente es solicitar la licencia de actividad. Esto depende de las características de cada clínica y de los criterios de ordenación urbana de cada Ayuntamiento. En caso de que sea necesario tenerla, pueden darse dos casos:

  • Se obtiene como Actividad Inocua, ya que se considera que la clínica no conlleva ningún peligro o molestia para el entorno.
  • O como Actividad calificada. En este caso, sí se considera actividad molesta o peligrosa y requiere medidas sanitarias de seguridad y/o medioambientales.

Además, en caso de ser una nueva construcción, que se vaya a dedicar única y exclusivamente a funcionar como clínica dental, junto a la licencia de obras ya se puede tramitar la licencia de actividad.

Licencia de funcionamiento

Lo más normal es que todos los Centros Sanitarios, y esto incluye las clínicas dentales, necesiten tener una autorización administrativa previa a su funcionamiento. La licencia de funcionamiento depende de cada Comunidad Autónoma y se renueva cada 5 años. La buena noticia es que se puede renovar telemáticamente. Pero cuidado, porque no se recibe ninguna notificación de su vencimiento, hay que estar pendiente.

Licencia de Sanidad

La licencia de Sanidad o Solicitud de Autorización a Sanidad es Imprescindible para que la clínica dental tenga el visto bueno y pueda empezar a funcionar. Es un proceso bastante lento, lo más aconsejable es empezar a tramitarla desde el principio del todo, asumiendo que todos los demás permisos y licencias van a salir bien. Se debe tramitar en la Consejería de Sanidad.

Documentación relativa a la protección de datos

Se debe acudir a la Agencia de Protección de datos, quien indicará de qué manera se debe adaptar la clínica dental a la normativa vigente y proteger así tanto los datos personales de los pacientes como sus historias clínicas.

Esto es fundamental, pues su incumplimiento conlleva multas severas.

Otra documentación importante para la apertura de una clínica dental

Entre todos los permisos a solicitar para abrir tu clínica dental – ya sea de manera independiente o complementaria a lo mencionado en los puntos anteriores, – se debe igualmente aportar:

  • El alta en el colegio de odontología.
  • La escritura de constitución de la sociedad ante Notario y su inscripción en el Registro Mercantil.
  • Memoria de las obras e instalaciones, con justificación del cumplimiento de la legislación específica aplicable, así como planos del conjunto (a escala I/50 o I/100) y el plazo previsto de ejecución de las obras.
  • Un plan de prevención de riesgos laborales.
  • Un Plan de Vigilancia de la Salud y Certificados de Aptitud.
  • La inscripción en el Registro de Instalaciones de Radiodiagnóstico con fines médicos. En caso de que la clínica posea este tipo de aparatología.
  • Si son varios los profesionales sanitarios que trabajarán en la clínica, deben quedar inscritos en el Registro Estatal de Profesionales Sanitarios.

Y si bien la documentación es sumamente importante, no servirá de nada si la nueva clínica dental no cumple unos determinados requisitos, que detallamos a continuación.

Requisitos para abrir una clínica dental

La clínica dental debe tener diferentes áreas o zonas, cada una enfocada a una actividad o función específica y teniendo en cuenta un diseño ergonómico. Como mínimo, deben ser estas tres:

  1. Una sala de espera para los pacientes.
  2. El área clínica, que se refiere a la sala (o salas) de exploración y tratamiento.
  3. Una parte dedicada a los servicios generales que deben incluir los baños o aseos, así como para almacenar todos los artículos de limpieza que mantengan la clínica en un perfecto estado.

Dentro de las salas de tratamiento, siempre debe haber:

  • Un sillón odontológico con suficiente luz para poder tratar al paciente.
  • Un sistema de aspiración y escupidera, con su respectivo equipo dental.
  • Un lavamanos con agua sanitaria, ya sea de porcelana o de acero inoxidable.
  • Un mueble en el que guardar y mantener todo el material sanitario de manera adecuada.
  • Una autoclave o un sistema similar que permita la esterilización del material odontológico.

Como se puede ver, la lista de documentación y requisitos para la apertura de una clínica dental es larga, por lo que es importante tener bien localizados los organismos a los que hay que acudir. Una buena opción para orientación a este respecto y todo lo mencionado en el artículo son los colegios oficiales de odontólogos de cada región. Por ejemplo, puedes dirigirte el COEM en Madrid si es aquí donde quieres abrir tu clínica.

Y como última recomendación, ten bien en cuenta los plazos para poder presentar todos los permisos y documentos, para que no se produzcan retrasos.