InicioCiencia y clínicaInvestigaciónEficacia de la terapia periodontal no quirúrgica en la práctica general

Eficacia de la terapia periodontal no quirúrgica en la práctica general

La evidencia disponible sobre la terapia periodontal no quirúrgica se basa en gran medida en estudios de eficacia, siendo necesario evaluar la efectividad de los protocolos de tratamiento para pacientes en la práctica dental general.

Esto es lo que afirman los autores de este estudio de campo, publicado en el Journal of Periodontologycuyo objetivo es evaluar y comparar la efectividad de dos protocolos de tratamiento no quirúrgico para pacientes con periodontitis en la práctica dental general.

Para ello, noventa y cinco higienistas dentales, pertenecientes a 59 clínicas, fueron asignados aleatoriamente a uno de dos protocolos, que se aplicaron a un total de 615 pacientes divididos en dos grupos:

  1. Control de infección periodontal guiada (GPIC). Es decir, establecimiento de una higiene oral adecuada realizada por los higienistas, antes de una sola sesión de instrumentación ultrasónica.
  2. Terapia convencional no quirúrgica (CNST). Lo cual incluye educación del paciente y raspado y alisado radicular integrados en múltiples sesiones.

Al comparar la efectividad de la terapia periodontal convencional no quirúrgica (CNST) con la del control de la infección periodontal guiada (GPIC) para mejorar los resultados clínicos, se encontró que en ambos grupos, las bolsas residuales se habían reducido a los 3 meses; y a los 6 meses, ambos tratamientos dieron como resultado una reducción significativa del sangrado al sondaje.

En particular, del 69% al 72% de todas las bolsas iniciales se habían cerrado en el recordatorio de los 6 meses, sin diferencias significativas entre los tratamientos. Y, añaden en su artículo del Journal of Periodontology, tanto la edad como el tabaquismo afectaron significativamente el cierre de las bolsas.

Sin embargo, los costes relacionados con el tratamiento (el tiempo de sillón y el número de sesiones), fueron significativamente más bajos en el grupo GPIC, lo cual le convierte en el tratamiento más eficaz.

Por lo que los autores del estudio concluyen que, dada la efectividad clínica y la aceptación del paciente en combinación con los beneficios económicos y de salud, es razonable sugerir que los profesionales dentales deberían considerar implementar GPIC.

Estos resultados también destacan la importancia de dejar de fumar como parte del tratamiento de la periodontitis. Así que la educación del paciente debe incluir información sobre los efectos perjudiciales del tabaquismo. Algo sobre lo que las clínicas dentales y sus programas para la prevención del tabaquismo ya llevan trabajando desde hace tiempo.

Fuente: Journal of Periodontology.
A randomized multi-centre study on the effectiveness of non-surgical periodontal therapy in general practice.
Cristiano Tomasi, Anna Liss, Maria Welander, Anna Ydenius Alian, Kajsa H. Abrahamsson, Jan L. Wennström.
https://doi.org/10.1111/jcpe.13703

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí