InicioNewsletterDr. Paul Levi, Doctor Honoris Causa por UIC Barcelona: «La enseñanza es...

Dr. Paul Levi, Doctor Honoris Causa por UIC Barcelona: «La enseñanza es una vía de doble sentido. Cuando uno enseña, aprende»

Con toda una vida dedicada a la Odontología, el Dr. Paul Levi, profesor en la Tufts University School of Dental Medicine y en la Harvard School of Dental Medicine, ha sido investido Doctor Honoris Causa por la Universitat Internacional de Catalunya (UIC Barcelona), un reconocimiento por su compromiso no solo con la promoción de la salud oral de las personas, sino tambien de la salud general. Su pasión por la Periodoncia y la docencia le han convertido en todo un referente internacional para los profesionales y estudiantes de Odontología, por lo que describe esta distinción como la «cumbre» de su carrera como dentista.

—Dr. Levi, ha sido investido Doctor Honoris Causa por la Universitat Internacional de Catalunya (UIC Barcelona), ¿qué supone este reconocimiento a su trayectoria profesional?
—Ser reconocido como Doctor Honoris Causa por la Universitat Internacional de Catalunya ha sido la cumbre de mi carrera como dentista. Desde mi graduación en la Facultad de Odontología de la Universidad de Tufts en 1966, siempre he disfrutado compartiendo mis conocimientos con los demás.

Dr. Paul Levi.
Dr. Paul Levi. Imágenes cedidas por UIC Barcelona

Entre 1967 y 1969, mientras estaba en el Centro de Entrenamiento Naval de Great Lakes, realicé vídeos para enseñar a los reclutas navales la importancia del cepillado y el uso del hilo dental para eliminar el biofilm dental, la principal causa de la caries y las enfermedades periodontales.

Mi pasión por la educación continuó en mi formación periodontal y, a lo largo de los 49 años de mi práctica privada de Periodoncia, mis 27 años de enseñanza a higienistas dentales y mis 28 años de enseñanza a estudiantes de Odontología predoctorales y postdoctorales.

Recibir el reconocimiento de UIC afirma que el mensaje de prevención de las enfermedades dentales es importante y es compartido por el Dr. Alfonso Méndiz, rector de UIC; el Dr. Lluís Giner Tarrida, decano de la Facultad de Odontología; y el Dr. José Nart, especialista en Periodoncia e implantes.

—Entre los méritos por los que se le ha concedido dicha distinción destaca su visión pionera en la importancia del mantenimiento de la salud oral para contribuir a mantener una buena salud general. ¿Cómo diría que ha evolucionado este aspecto con respecto a hace cincuenta años?
—Hace 50 años, la comprensión de la relación de la salud dental con la salud general se limitaba a la capacidad de los individuos para masticar correctamente los alimentos con el fin de tener una nutrición adecuada. La comprensión de cómo la inflamación afecta a la salud general no se destacaba en las facultades de Odontología.

Desde el cambio de siglo, se ha hecho mucho más hincapié en relacionar la salud periodontal con la salud general, ya que las enfermedades periodontales son inflamatorias y están directamente conectadas con la circulación del cuerpo. Francamente, veo que gran parte de este énfasis proviene de Europa, lo que realza mi honor al venir este reconocimiento de UIC Barcelona.

Hace cincuenta años, la comprensión de la relación de la salud dental con la salud general se limitaba a la capacidad de los individuos para masticar correctamente los alimentos con el fin de tener una nutrición adecuada.

—Dicho reconocimiento pone también en valor su entrega a alumnos y pacientes. ¿Qué diría que le han aportado ellos a usted, tanto en su labor docente como clínica?
—La enseñanza es una vía de doble sentido. Cuando uno enseña, aprende. La investigación y la preparación que hago para las clases, para los proyectos de investigación y para poder dar respuestas basadas en pruebas a los alumnos me inspira a diario. Así, los estudiantes han contribuido en gran medida a mi aprendizaje.

Además, mis alumnos se han convertido en mis amigos. Como muchos proceden de diversas culturas, aprendo de ellos. Esto no solo mejora mi vida, sino también la de mi mujer, mis hijos y mis nietos.

—¿Qué motivos le llevaron desde los inicios de su carrera a decantarse por la Periodoncia?
—Elegí la Periodoncia porque en 1966, cuando me gradué en Tufts, era la especialidad para la enseñanza de la prevención. Pronto me di cuenta, tras la graduación, de que las enfermedades dentales tienen una etiología común: la placa dental (biofilm); que se acumulaba en los dientes por encima y por debajo de la encía y que se podía eliminar con los cepillos de dientes y la seda dental (pues los cepillos interproximales no se habían inventado en 1966).

Me di cuenta de que si los pacientes estaban motivados para eliminar la placa a diario podrían conseguir y mantener la salud dental y general. Para ello, debían utilizar las técnicas correctas, accediendo a los dientes en los que se acumulaba la placa y acudiendo a un profesional dental periódicamente para ayudarles a eliminarla. La necesidad de ser enseñado periódicamente surge porque los individuos no pueden ver la placa que están eliminando y sus técnicas pueden cambiar sin que se den cuenta.

—¿Cómo convencer a los profesionales, y en mayor medida a los pacientes, de la importancia de la prevención de las enfermedades dentales?
—Hay que empezar a convencer a los dentistas, higienistas dentales y asistentes dentales del valor de la prevención en sus programas de formación odontológica. Con demasiada frecuencia, la prevención y las técnicas de prevención se discuten didácticamente, pero no se enseñan de forma práctica.

La mayoría de las otras técnicas se enfatizan de forma práctica como, por ejemplo, cómo colocar un empaste, cómo raspar mecánicamente los dientes o cómo hacer un alisado radicular.

Con demasiada frecuencia, la prevención y las técnicas de prevención se discuten didácticamente, pero no se enseñan de forma práctica.

Impartir cursos prácticos sobre cómo enseñar a los pacientes técnicas de eliminación de la placa basadas en la evidencia y discutir la psicología de la motivación conductual sería una forma excelente de inculcar la importancia de la prevención de las enfermedades dentales.

Actualmente, Tiago Riberio Amaral está realizando su investigación de doctorado sobre la psicología de la motivación conductual en UIC Barcelona.

Además de la actividad asistencial, la docencia ha sido una de las grandes pasiones del Dr. Paul Levi.
Además de la actividad asistencial, la docencia ha sido una de
las grandes pasiones del Dr. Paul Levi.

—¿Cuándo pasó su profesión a convertirse en una auténtica pasión?
—Desarrollé la pasión de educar a mis pacientes cuando estaba en mi programa postdoctoral en Tufts entre 1969 y 1971, bajo la dirección del Dr. Irving Glickman.
«La misión de la Odontología debe ser claramente definida como la preservación de la salud de las estructuras naturales a través de la prevención de enfermedades y deformidades, y en segundo lugar la reparación de los tejidos destruidos, la sustitución de las partes perdidas y la corrección de las anomalías del desarrollo», destacó, mi profesor, el Dr. Glickman en 1967.

—Además del Dr. Glickman, ¿podría nombrarnos a otros de sus mentores o referentes a lo largo de su extensa trayectoria?
—El Dr. Samuel Adams, que era periodoncista en el Centro de Entrenamiento Naval de los Grandes Lagos; y mi abuelo, el Dr. Louis M. Freedman, otorrinolaringólogo, fueron mis principales mentores.

—¿Cómo le gustaría seguir compartiendo sus conocimientos con los futuros odontólogos?
—Espero seguir enseñando en UIC Barcelona, Harvard y Tufts mientras mi salud me lo permita. También seguiré impartiendo cursos de formación continua y dando conferencias en facultades de Odontología de Estados Unidos, así como en Europa, Sudamérica y Asia.

—¿Qué consejos les daría a los odontólogos que se incorporan ahora a la profesión y se quieren especializar en Periodoncia?
—Mi consejo a todos los estudiantes que entran en la facultad de Odontología con la idea de dedicarse a la Periodoncia es que aprendan los fundamentos, comprendan la bibliografía, aprendan de los dentistas que les han precedido y amplíen sus conocimientos. Que utilicen siempre la literatura para basarse en la evidencia con todos los procedimientos que se realicen y para tener en cuenta la necesidad de que el paciente sea capaz de eliminar el biofilm en los dientes expuestos a los fluidos orales.

—¿Cuál ha sido y es su relación como ponente en encuentros de sociedades españolas como SEPA?
—He disfrutado mucho siendo ponente en SEPA, y aunque el español no es mi primera lengua, mi comprensión básica del idioma y la comprensión de mis alumnos y de todo el personal de SEPA nos ha permitido comunicarnos bien.

—¿En qué proyectos está involucrado actualmente?
—Actualmente estoy trabajando con Natalie Yam, residente de primer año en Harvard, en un proyecto para mostrar el efecto de afilar curetas dentales con varios productos de afilado en el filo del instrumento y en el diente. También intentaremos crear un dispositivo de afilado que sea eficaz y fácil de usar.

—¿Cuáles considera que son los principales desafíos a los que se enfrenta la Periodoncia?
—Los principales retos a los que se enfrenta la profesión odontológica y, en concreto, la Periodoncia, es que los clínicos dispongan del tiempo adecuado para motivar a los pacientes en las técnicas correctas de eliminación de la placa, y para colocar los implantes en una posición que permita la correcta eliminación del biofilm.

Desgraciadamente, en EE.UU., por el tiempo que se necesita para enseñar las técnicas de higiene dental, el procedimiento no está remunerado en muchos casos y, si lo está, la remuneración es mucho menor que la que se paga por hacer procedimientos reparadores

El futuro de la periodoncia como disciplina odontológica es brillante.

—¿Cómo visualiza el futuro en la Periodoncia como disciplina?
—El futuro de la Periodoncia es brillante. Los periodoncistas son los clínicos que tienen experiencia para tratar y mantener los dientes naturales con compromiso periodontal. Los periodoncistas son los cirujanos plásticos para el tratamiento de los defectos de recesión, y los investigadores para crear técnicas que mejoren los resultados de todas las terapias que forman parte de la terapia periodontal.

Además, con la llegada de los implantes dentales y con muchos clínicos de todos los campos de la Odontología que los colocan, es el periodoncista quien será el clínico «de cabecera» para tratar los problemas periimplantarios que surjan. Es imperativo que, cuando sea posible, un implante se coloque de manera que el paciente pueda mantenerlo con técnicas correctas de eliminación de la placa.

_______________________________________

Toda una vida dedicada a la Odontología

Desde que se graduó en la Facultad de Odontología de la Universidad de Tufts en el año 1966, el Dr. Paul Levi no ha dejado de dedicarse en cuerpo y alma a esta disciplina, y en especial a la Periodoncia, rama en la que se especializó bajo la dirección del Dr. Irvin Glickman, a quien considera uno de sus principales mentores a lo largo de su tractoria junto con el Dr. Samuel Adams, periodoncista en el Centro de Entrenamiento Naval de los Grandes Lagos; y su abuelo y otorrinolatingólogo, el Dr. Louis M. Freedman.

Además de la actividad asistencial, la docencia ha sido una de las grandes pasiones del Dr. Paul Levi, por lo que en la actualidad es profesor en la Tufts University School of Dental Medicine, la Harvard School of Dental Medicine y la Facultad de Odontología de la Universitat Internacional de Catalunya (UIC Barcelona).

Para el veterano odontólogo, la educación de los pacientes «es clave en el éxito de la consulta dental» y considera que uno de los principales desafíos a los que se enfrenta la Periodoncia es que los clínicos dispongan del tiempo adecuado para enseñar a los pacientes las técnicas necesarias de higiene dental.

Por este motivo ha centrado su investigación durante su recorrido por el mundo de la Odontología en dos puntos fundamentales: por un lado, la aportación de conocimientos para la mejora de la salud oral; y por otro, la innovación docente para transmitir a los futuros odontólogos la necesidad de proporcionar una atención global al paciente. Su pasión por la Periodioncia y la docencia le han convertido en un referente en el sector y, por ello, ha sido investido Doctor Honoris Causa por UIC Barcelona, un reconocimiento en su carrera como dentista y que revela la importancia de la preveción de las enfermedades dentales.

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí