InicioClaves multimediaUna reivindicación profesional

Una reivindicación profesional

Iñaki Lauret
Responsable del Departamento de Audiovisuales e Informática de i². Centro i² Implantología, Madrid.

Sin entrar en detalles, a diferencia de lo que piensa la mayoría de que el vídeo puede ser AVI o QuickTime –los más avanzados conocerán el .mpg–, detrás de esos nombres se esconden no menos de treinta o cuarenta formatos de vídeo diferentes, que pueden funcionar o no en PowerPoint.

Claro que la cosa es un poquito más compleja que todo esto. Digamos que el dentista, harto de pacientes «informados», toma la drástica decisión de atenderlos sin más, eso sí, de una forma peculiar. Así que cuando se le plantea un problema de este tipo, le dice al paciente: «Si no hay problema, se pasa por la consulta y en un momento se lo arreglamos». Así que a cada paciente que viene, le quita todos los dientes, le pone implantes y una provisional estándar.

Si los dentistas hubieran actuado así, desde luego no gozarían de buena fama, la desgracia es que los informáticos han hecho esto demasiado a menudo. Diagnóstico: no hay nada que hacer. Tratamiento: formatear disco duro. Rehabilitación: Windows X, y a tu casa.

Así que, a modo de reivindicación, nada mejor que aprender de los demás, por ejemplo, de los doctores, y meter un poco de miedo para darse importancia.

Ycomo uno, personalmente, por mucha autoestima que se tenga, no se siente capaz de asustar a nadie, qué mejor que utilizar a terceros hablando en guiri, que siempre da un toque de seriedad al asunto. En este caso, he elegido una charla de TED (ted.com), página que ya he recomendado en alguna ocasión, correspondiente a un especialista en algoritmos matemáticos Kevin Slavin, y que se titula «Cómo los algoritmos dan forma a nuestro mundo».

Lo que he hecho es glosar parte de su charla para no ser acusado de aprovecharme directamente de ella (Ver el cuadro).

 

CÓMO LOS ALGORITMOS DAN FORMA A NUESTRO MUNDO

Por Kevin Slavin, 2011

A continuación viene una transcripción de parte de la charla corregida ya que el original suministrado por la página no es totalmente ortodoxo.

Recomiendo ver el vídeo completo ya que dispone de subtítulos en español y no se pueden incluir aquí todas las imágenes.

Lo que en él nos propone no afecta sólo al mundo «virtual de los ordenadores». No es a ese mundo al que se refiere, sino al real, dándole forma al igual que se hace con la construcción de carreteras, pero debido a exigencias del funcionamiento de los ordenadores y programas informáticos y lo que es más terrible, sin que ningún ser humano sea capaz de entender del todo por qué.

Comienza la transcripción:

Esta es una fotografía tomada por el artista Michael Najjar y es real porque él fue a Argentina para tomarla. Pero también es ficción porque ha sido trabajada posteriormente. Lo que ha hecho es que prácticamente ha rediseñado digitalmente todos los contornos de las montañas para seguir las vicisitudes del índice Dow Jones. Así que lo que se ve, ese precipicio, lo alto del precipicio que se abre con el valle, es la crisis financiera del 2008. La foto fue tomada cuando estábamos muy en el fondo de aquel valle. No sé dónde estamos ahora.

Kevin_Slavin_2011_2

Y esto es arte y también es una metáfora. Pero creo que lo importante es que es una metáfora con dientes. Y es con esos dientes que hoy quiero proponer que reconsideremos un poco el rol de las matemáticas contemporáneas, no sólo las financieras, sino las matemáticas en general. Reconsideremos que han pasado de ser algo que se extrae y se deriva del mundo a algo que realmente empieza a darle forma, tanto al mundo que nos rodea, como al mundo dentro de nosotros.

Pensaba en ello, en un lugar improbable, en un vuelo transatlántico hace un par de años, porque me encontraba sentado al lado de un físico húngaro como de mi edad y hablábamos de cómo era la vida de los físicos en Hungría durante la Guerra Fría. Y le pregunté: «¿Qué hacían ustedes?».

Y dijo: «Fundamentalmente, descubríamos escudos furtivos».

A lo que le dije: «Parece un buen trabajo. Interesante.

Para entender eso, hay que entender primero cómo funciona la tecnología furtiva. Simplificando al extremo, en el fondo no se trata de pasar una señal de radar a través de 156 toneladas de acero en el cielo. Eso no va a desaparecer. Pero se puede tomar esta cosa enorme y transformarla en un millón de cosas pequeñas, como una bandada de pájaros, por ejemplo, y luego el radar que la está buscando tiene que ser capaz de ver todas las bandadas de pájaros en el cielo. Y si usted es un radar, ese es un trabajo muy duro.

Y él dijo: «Sí, pero eso es sólo si usted es un radar. Pero, no usábamos radares; construíamos una caja negra que buscaba señales eléctricas, de comunicación electrónica. Y cuando veíamos una bandada de pájaros que tenía comunicación electrónica, pensábamos que probablemente tenía algo que ver con los estadounidenses».

Nota: Es importante entender esto, aunque al ser traducido se puede perder el verdadero sentido. De lo que habla Kevin es de que la tecnología de camuflaje de aeronaves (aviones invisibles) ha ido durante años en la dirección de hacer aparecer un avión como un montón de cosas pequeñas, como una bandada de pájaros, y no como algo sólido a los ojos del radar.

Autores

Responsable del Departamento de Audiovisuales e Informática de i². Centro i² Implantología, Madrid.

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!