InicioPacienteTratamientos de flúor en las mujeres embarazadas

Tratamientos de flúor en las mujeres embarazadas

Dr. Simón Pardiñas López
-Odontólogo -Advanced program in Periodontics and in Oral Surgery (NYU) -Experto en Periodoncia (UCM) -Diplôme Universitaire d’Implantologie Orale et Maxilo-faciale (Toulouse III) -Master en Implantología y Rehabilitación Oral - Creador de Dentalk.tv - Presidente del YCC Academy of Osseointegration - Miembro del Grupo de investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa Universidade da Coruña @dr.pardinaslopez

El flúor juega un papel crucial en la prevención de la caries dental, ya que ayuda a fortalecer el esmalte y a inhibir la formación de ácidos. Por eso, es un elemento esencial en la prevención de caries dental durante el embarazo, ya que durante este periodo, la cavidad oral está sometida a cambios como sequedad bucal y repetidos episodios de náuseas y vómitos debido al aumento de la gonadotropina en el primer trimestre. Lo cual puede favorecer la aparición de caries, ya que este reflujo de jugos gástricos desmineraliza el esmalte del diente.

Tratamientos de flúor antes y durante el embarazo

  • En mujeres con un alto riesgo de caries, se recomienda el uso de dentífricos y colutorios fluorados antes del embarazo para que pueda ayudar a proteger el esmalte de los efectos de las futuras náuseas y vómitos.
  • Por eso, una vez que se ha superado el primer trimestre de gestación, se recomienda realizar una profilaxis dental para reducir la carga bacteriana y prevenir otras patologías orales.
  • Y durante los últimos seis meses de gestación, en los casos indicados se recomienda continuar con el uso de productos fluorados (geles y barnices) para minimizar los efectos de la xerostomía y prevenir la aparición de caries.

Pacientes embarazadas: claves para un tratamiento odontológico seguro

¿Son buenos los suplementos de flúor?

Aunque se desconoce el mecanismo exacto, el fluoruro puede traspasar la placenta, por lo que parte de la cantidad que se ingiere puede llegar directamente al feto. Para garantizar la salud dental tanto de la madre como del bebé, la OMS sugiere una ingesta diaria de 0.5 a 1.5 mg de flúor.

Conociendo estos datos, una mujer embarazada sólo debe considerar la opción de tomar suplementos de flúor si ha sido recomendado y/o lo hace bajo la supervisión de un médico o dentista. Los suplementos están disponibles en pastillas o tabletas, y aunque tienen una dosis baja de flúor, es importante no caer en el exceso, pues eso puede ser perjudicial.

Es decir, es importante destacar que la ingesta de flúor sistémico puede tener un impacto en la salud dental de la madre y el bebé. Un estudio publicado en 2020 y llevado a cabo en el norte de la India concluyó que la ingesta excesiva de flúor durante los primeros meses del embarazo puede aumentar la prevalencia y la gravedad de la anemia materna, así como los resultados fetales adversos en forma de abortos espontáneos, muertes intrauterinas y malformaciones congénitas.

Por otro lado, diversos estudios concluyen que en cualquier caso, incluso en tratamientos controlados y en dosis adecuadas, los suplementos de flúor no proporcionan beneficios adicionales durante el embarazo. Por lo que una vez más, siempre hay que consultar con un profesional dental las opciones de tratamiento disponibles así como sus posibles riesgos y si va a aportar algún beneficio tanto a la madre como al bebé.

Lo mejor son las fuentes naturales

El flúor está presente en varios alimentos y productos, como el agua potable y productos dentales. Verificar la fortificación del agua potable es clave, ya que es la fuente principal de flúor para la mayoría de las personas.

¿El flúor puede afectar al feto?

Este estudio de 2022 explica que la concentración de fluoruro es mayor en los tejidos duros de los fetos cuyas madres estuvieron expuestas a niveles más altos de fluoruro a través del suministro público de agua. E independientemente del nivel de exposición al fluoruro (bajo o alto), los niveles de fluoruro en los tejidos fetales aumentan con el aumento de la edad gestacional. También se ha informado que los niveles de fluoruro en el cerebro fetal son más altos en áreas de alta exposición al fluoruro (áreas endémicas de fluorosis), en comparación con exposición baja al fluoruro (áreas con bajo contenido de flúor)

Es decir, como ya se ha explicado, la ingesta de fluoruro de la madre afecta directamente al feto. Aunque hay que tener en cuenta que para que se produzca una ingesta que pueda llegar a ser perjudicial para el futuro bebé, las circunstancias deben ser excepcionales y suele darse principalmente en poblaciones vulnerables.

Autores

-Odontólogo -Advanced program in Periodontics and in Oral Surgery (NYU) -Experto en Periodoncia (UCM) -Diplôme Universitaire d’Implantologie Orale et Maxilo-faciale (Toulouse III) -Master en Implantología y Rehabilitación Oral - Creador de Dentalk.tv - Presidente del YCC Academy of Osseointegration - Miembro del Grupo de investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa Universidade da Coruña @dr.pardinaslopez

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!