InicioPaciente¿Cómo se ve afectada la salud oral en el embarazo?

¿Cómo se ve afectada la salud oral en el embarazo?

Dr. Simón Pardiñas López (DDS, MS)
Especialista en Periodoncia, Implantología y Cirugía Oral (NYU) Director Médico Clínica Pardiñas  Creador de Dentalk.tv --- Miembro del Grupo de investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa Universidade da Coruña, INIBIC Chair YCC Academy of Osseointegration @dr.pardinaslopez

Las mujeres embarazadas experimentan diversos cambios hormonales y en concreto algunas hormonas, como el estrógeno y la progesterona, pueden afectar la salud oral, produciendo cambios en el microbioma durante el embarazo. No siempre pasa, hay mujeres que no ven afectada su salud bucal, pero otras sí, pudiendo surgir algunos problemas bastantes comunes como gingivitis, caries, dolor de encías, que sangran o mal aliento.

¿Puedo ir al dentista mientras estoy embarazada?

Sí, de hecho es recomendable, ya que llevar a cabo revisiones e incluso limpiezas dentales puede ser de ayuda a la hora de que dientes y encías se mantengan saludables. Puedes ir al dentista siempre que lo necesites, pero lo recomendable es hacerlo durante el segundo trimestre, porque ya se habrán formado todos los órganos del feto.

Debes avisar a tu dentista que estás embarazada, para que lo tenga en cuenta a la hora de elegir un tratamiento o de hacer una radiografía dental, aunque una revisión sobre los efectos de la radiografía dental en pacientes embarazadas arroja que es poco probable que la radiación ionizante dental cause daños al feto.

Es importante visitar al dentista al menos una vez durante el embarazo, para que revise si existe algún problema de salud oral, y en caso de que sea así, que pueda tratarlo. Además, el dentista te dará una serie de consejos para mantener una adecuada salud oral y así poder prevenir las caries y la enfermedad periodontal, que pueden llegar a ser comunes en los embarazos.

Cómo puede afectar la salud oral al bebé neonato

En concreto, tras el segundo mes de embarazo, las hormonas, estrógenos y progestágenos pueden dar lugar a la gingivitis gestacional, y hay estudios que indican que si una mujer embarazada padece gingivitis o periodontitis durante el embarazo (o antes), se eleva el riesgo adicional de resultados adversos, principalmente preeclampsia, casos de parto prematuro o de bajo peso.

Por el contrario, una investigación concluye que una buena salud bucal durante el embarazo podría ayudar a reducir el riesgo de parto prematuro.

Enfermedades bucodentales en embarazadas

Caries y sensibilidad dental

Los vómitos, algo bastante común, afectan a la salud bucodental porque el ácido gástrico puede desgastar los dientes, lo que a su vez puede dar lugar a caries y a sensibilidad dental. Para evitar sus efectos, es recomendable enjuagarse la boca con agua justo después de vomitar, y esperar al menos media hora antes de cepillar los dientes con un cepillo suave.

Las caries también pueden aparecer a causa de cómo la composición de la saliva se ve alterada al final del embarazo.

A pesar de ello, una mujer embarazada no tiene porqué sufrir caries ni mucho menos perder ninguna pieza, lo que hay que hacer es llevar una dieta más cuidadosa y una buena higiene dental, además de acudir al dentista.

¿Las caries en el embarazo afectan al bebé?

Podrían afectarle si las bacterias presentes en los dientes o muelas cariadas se transmiten hasta él o ella a través del torrente sanguíneo.

Gingivitis gestacional

O lo que es lo mismo, encías inflamadas y sangrantes durante el embarazo, concretamente (si es que aparecen) a partir del tercer mes. Aunque desaparece tras el parto, es recomendable consultar con el dentista la posibilidad de someterse a una limpieza bucodental para evitar que pueda llegar a convertirse en una periodontitis.

Boca seca

Durante el embarazo puede pasar no solo que se modifique la composición de la saliva, sino también su cantidad. Es lo que se llama xerostomía o boca seca, debido a los cambios hormonales.

Si esto ocurre, lo mejor es acudir al dentista para que recomiende si hay chicles y caramelos sin azúcar o enjuagues bucales que puedan ayudar, aparte de beber agua.

Embarazo y mal aliento

El mal aliento durante el embarazo puede ser una consecuencia de todo lo anterior: boca seca, caries, gingivitis, vómitos… pueden provocar esta halitosis pasajera. Por eso es importante mantener una buena higiene dental, y también puedes consultar estos remedios caseros contra el mal aliento.

Aftas bucales

Las aftas o llagas pueden surgir a causa de los cambios hormonales, carencia de vitaminas, estrés, una bajada de defensas… Puede que desaparezcan solas o puede que necesiten tratamiento. Si duelen o no desaparecen en 21 días máximo, hay que ir al dentista para que revise qué puede estar pasando.

Granuloma del embarazo

Se llama así al crecimiento excesivo en un lugar concreto de la encía, en general como respuesta a una respuesta inflamatoria causada por microorganismos orales. Lo más habitual es que tras el embarazo desaparezca.

Tratamientos dentales y embarazo

Ya se han mencionado varios, como las limpiezas bucodentales o los tratamientos para la caries. Incluso si hay que extraer una muela o realizar una endodoncia, se puede hacer, ya que la mayoría de fármacos que se pueden necesitar en el postoperatorio se pueden seguir utilizando.

Aunque ante cualquier duda siempre se debe acudir a un profesional, a continuación se dan algunos ejemplos de qué medicamentos se pueden o no se pueden tomar durante el embarazo.

Medicamentos para mujeres embarazadas

  • ¿Cuáles son seguros? Dependerá de en qué mes de embarazo te encuentres, pero hay una amplia variedad de antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios que se pueden tomar, como el paracetamol o la amoxicilina. También se pueden usar ciertos antisépticos como el xilitol en forma de enjuagues.
  • Medicamentos a evitar durante el embarazo. Lo mejor es siempre seguir las indicaciones del dentista, que sabrá, dependiendo de la fase del embarazo, cuáles no se deben tomar. Aspirina, Betadine, ibuprofeno… No hay que tomarlos hasta verificar si es o no seguro.

Uso de anestésicos locales

Lo más común es que durante el segundo trimestre de embarazo se pueda aplicar un anestésico local si es necesario, por ejemplo para tratar un flemón. Y si es para un tratamiento urgente que no va a durar mucho, se puede realizar una sedación consciente con óxido nitroso.

Radiografías dentales en embarazadas

Tal como se ha indicado anteriormente, la cantidad de radiación no es probable que tenga efectos, y menos si se usa la protección adecuada, de lo cual se encarga que así sea el dentista.

Cómo mantener la boca sana durante el embarazo

  • Hay que llevar una dieta equilibrada, con fuentes de calcio.
  • No picar ni comer entre horas.
  • Es mejor no consumir dulces.
  • Se recomienda cepillarse los dientes con una pasta con flúor tras cada comida y usar hilo dental.
  • Si tienes náuseas o vómitos, recuerda, inmediatamente después, enjuagar la boca con agua. Así evitarás que los ácidos estomacales afecten al esmalte dental.
  • Realiza visitas rutinarias a tu dentista para que compruebe que todo va bien o si, por el contrario, hace falta realizar alguna limpieza o cualquier otro tratamiento.

También es importante seguir cuidándose durante la lactancia, y por supuesto, cuidar también la salud de las encías del bebé. El Consejo General de Dentistas ofrece más información al respecto en su web salud oral y embarazo, que puedes consultar.

Autores

Especialista en Periodoncia, Implantología y Cirugía Oral (NYU) Director Médico Clínica Pardiñas  Creador de Dentalk.tv --- Miembro del Grupo de investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa Universidade da Coruña, INIBIC Chair YCC Academy of Osseointegration @dr.pardinaslopez

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!