test
InicioPacienteCuidado de los implantes dentales

Cuidado de los implantes dentales

Al igual que los dientes naturales, los implantes dentales requieren cuidado bucal en el hogar y visitas regulares al dentista para preservar la función y prevenir la enfermedad periimplantaria.

Además de su seguimiento, es muy importante que tras la colocación de los implantes dentales se lleven a cabo los cuidados pertinentes.

Cuidados en el postoperatorio

  • Tras la realización de un implante dental, como sucede después de cualquier operación menor, es posible que aparezcan hematomas, dolor e hinchazón de las encías y la cara. Si la zona se inflama, es aconsejable aplicar frío desde el exterior de la cavidad oral y, si lo prescribe el dentista, tomar analgésicos o antiinflamatorios.
  • Es decir, ¿son dolorosos los implantes dentales? A veces pueden molestar, pero como se puede ver, lo normal es que se solucione fácilmente.
  • Si hay sangrado en la herida, se debe colocar una gasa seca presionando la zona durante 15-20 minutos.
  • ¿Qué puedo comer después de los implantes dentales? Lo cierto es que no hay que ingerir alimentos hasta pasadas 4 o 6 horas tras la intervención quirúrgica. Y durante los días posteriores, se aconseja seguir una dieta blanda y evitar tomar alimentos muy fríos o calientes.
  • Hay que evitar el tabaco y el alcohol, ya que pueden provocar el fracaso del implante.
  • No hay que realizar esfuerzos físicos durante la semana posterior a la cirugía y lo mejor es mantener la cabeza más elevada respecto al resto del cuerpo a la hora de dormir.

Tras las indicaciones para un postoperatorio sin problemas, llega la tarea de cuidar los implantes, para lo cual es importante mantenerlos limpios.

Cómo limpiar los implantes dentales

Debemos ser estrictos con la higiene oral. Durante el periodo postoperatorio, es recomendable utilizar un cepillo ultrasuave quirúrgico. Y la clave es realizar una limpieza regular del implante y los dientes que le rodean.

  • Al igual que el resto de los dientes, el implante se debe limpiar bien, después de cada comida, al menos 2 o 3 veces al día. Y una vez superado la fase eminentemente posterior a la cirugía del implante, se puede usar un cepillo de dientes manual o eléctrico.
  • También es recomendable usar hilo dental o cepillos interproximales, pues hay zonas que son de más difícil acceso. Y con la ayuda de enjuagues bucales o irrigadores, la limpieza será aún más efectiva.
  • Hay que acudir a las revisiones con el dentista. No solo para asegurarnos que la evolución del implante dental es la esperada, también es importante vigilar que no aparecen otras enfermedades dentales que puedan ser perjudiciales no solo para el buen curso del implante, sino para la salud oral en sí.

Cuando hablamos de ir a las revisiones para prevenir complicaciones o enfermedades, hablamos sobre todo de la periimplantitis, o la pérdida de hueso. Pero también hay que tener cuidado con otras afecciones como el bruxismo o la inflamación de las encías.

Para evitarlas, además de las indicaciones sobre la limpieza de los implantes que ya hemos dado, es muy aconsejable dejar de fumar, pues hacerlo aumenta las posibilidades de pérdida de hueso.

En el caso del bruxismo, a no ser que el dentista indique lo contrario, se puede utilizar una férula de descarga. Y también a criterio del dentista, podría valorar el realizar una limpieza dental profesional de manera puntual o periódica.

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!