InicioPacienteConsejos para elegir la mejor pasta de dientes

Consejos para elegir la mejor pasta de dientes

Dr. Simón Pardiñas López (DDS, MS)
Especialista en Periodoncia, Implantología y Cirugía Oral (NYU) Director Médico Clínica Pardiñas  Creador de Dentalk.tv --- Miembro del Grupo de investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa Universidade da Coruña, INIBIC Chair YCC Academy of Osseointegration @dr.pardinaslopez

El cuidado de los dientes suele ser lo que más nos preocupa, pero lo cierto es que a la hora de realizar nuestra rutina de higiene oral y a la hora de elegir la pasta de dientes, también hay que tener en cuenta las encías.

Por eso, aunque todas las pastas dentífricas sirven para cepillarse los dientes, algunas están más indicadas que otras dependiendo de las circunstancias: hay que elegir uno u otro tipo de pastas de dientes en función del estado de nuestra boca. Porque no es lo mismo tener una boca sana que sufrir de encías que sangran o si sentimos sensibilidad dental.

Pero, en caso de tener una boca sana y sin necesidad de utilizar pastas de dientes especiales, ¿cuál de las muchas variedades existentes es mejor elegir?

A continuación tienes varias opciones, pero realmente es una elección personal, y lo mejor es consultar siempre con tu dentista de confianza ante cualquier duda.

Pasta de dientes con flúor

Si no presentamos enfermedades bucodentales, lo habitual suele ser elegir una pasta que contenga flúor, ya que, tal como informa el Consejo General de Dentistas, el flúor es un gran aliado en la lucha contra las caries:

  • Porque se incorpora al esmalte y lo hace más resistente al ataque de los ácidos
  • Por su efecto antibacteriano sobre los microorganismos que causan la caries.
  • Y porque evita la desmineralización del diente, algo fundamental para mantener una boca sana.

Y teniendo en cuenta que en España entre el 30-40% de los niños y adolescentes, y casi el 100% de los adultos, presentan caries, la prevención es la clave. Usar una buena pasta de dientes con la cantidad adecuada de flúor puede ser una de las maneras de hacerlo.

¿Qué cantidad de flúor debe tener la pasta dental?

Lo recomendable es que un dentífrico para adultos tenga una cantidad de flúor de al menos de 1.350 partículas por millón (ppm). Y si hablamos de niños, lo mejor es usar una pasta con 1.000 ppm de flúor.

Concretamente, las recomendaciones serían las siguientes

  • Adultos y niños de más de 6 años: Pastas con 1350 ppm de flúor. Cantidad: 1 cm de pasta (el tamaño de un garbanzo, más o menos)
  • Niños de 3 a 6 años: Pasta dental con 1000 ppm de flúor. Cantidad: nunca más del tamaño de un garbanzo.
  • Niños con menos de 3 años: También dentífricos 1000 ppm de flúor, la diferencia es la cantidad, ya que no se debe superar el tamaño de un grano de arroz. Basta con rozar las cerdas del cepillo de dientes en la pasta.

Lo ideal es cepillarse los dientes con este tipo de pasta después de cada comida, para que el flúor pueda neutralizar los ácidos que se producen. Excepto al tomar alimentos o bebidas muy ácidas o muy dulces. En ese caso lo mejor es esperar unos 25-30 minutos, para que el esmalte se remineralice.

Pastas de dientes sin flúor

En unas interesantes declaraciones a la Universidad de Utah en 2019, el Dr. David Okano, -periodoncista con 30 años de experiencia-, informaba que las pastas dentales sin flúor no protegían contra la caries de la misma manera que las que contienen flúor, pero que en realidad “no necesitas pasta de dientes para eliminar la placa dental. La acción puramente mecánica de las cerdas del cepillo de dientes y el hilo dental alteran la placa dental que finalmente conduce a la caries y la enfermedad de las encías”.

En noviembre de 2021, sin embargo, Kelsey O’Hagan-Wong publicó un artículo de revisión en el cual investigaba la eficacia de las pastas dentales de hidroxiapatita y sin flúor para remineralizar y reparar los dientes. Y a través de su investigación, afirmó descubrir que las pastas dentales sin flúor y con hidroxiapatita pueden proteger de igual forma que las que contienen flúor.

En definitiva, la parte más importante de una higiene dental es cepillarse los dientes correctamente, ya que va a ser el barrido mecánico el principal actor frente a la eliminación de placa y restos de alimentos que se queden adheridos a los dientes.

Pastas dentífricas ¿con sabores?

Hay que tener cuidado, porque los sabores de las pastas de dientes se añaden precisamente para dejar buen sabor de boca. Y a veces, esto puede hacer que no nos demos cuenta que no nos estamos cepillando adecuadamente.

Todo esto no quiere decir, sin embargo, que no se puedan usar. Para los niños pueden ser muy útiles, ya que hacen la experiencia del cepillado más agradable. Incluso los adultos pueden usarla. De hecho, según este estudio llevado a cabo en un hospital, aproximadamente el 50 % de los adultos consultados informaron que el sabor de la pasta de dientes les hacía decantarse por una u otra.

Pero siempre es mejor consultar con el dentista, para asegurarte que no necesitas el suplemento de flúor que proporcionan los dentífricos fluorados. O si lo puedes suplir usando un colutorio que sí contenga flúor, por ejemplo.

Aunque por lo general, y en países desarrollados, con el flúor que contiene el agua corriente para el consumo suele ser suficiente.

¿Y si tengo brackets o dentadura postiza?

Si tienes una ortodoncia, en principio no necesitas una pasta de dientes especial, basta con usar un dentífrico que ayude a prevenir la acumulación de sarro, ya que a veces este se forma entre los brackets cuando quedan atrapadas partículas de comida y otros desechos.

En el caso de llevar una dentadura postiza, se puede usar pasta de dientes común en los dientes naturales, pero no en los de la prótesis, pues sus partículas abrasivas pueden rayarla y crear grietas por donde se metan las bacterias. Tampoco puedes usar productos blanqueadores. La mejor manera de mantener tu dentadura postiza en perfecto estado es eliminar los restos de comida con un cepillado y dejándola inmersa cada día en una solución específica para su limpieza.

Las blanqueadoras, ¿funcionan?

Hay que tener en cuenta que para que una pasta (o cualquier otro agente) pueda blanquear los dientes, los elementos químicos encargados de esto tienen que atravesar la capa de esmalte y llegar hasta la dentina, que es la responsable de darle el color al diente.

Para lograr esto, los blanqueamientos dentales profesionales que se realizan bajo supervisión contienen concentraciones del 10%, 15% e incluso hasta el 30% de peróxidos, el agente blanqueante que contienen la mayoría de productos para blanquear los dientes.

Sin embargo, en España y la Unión Europea, no se permite el uso de peróxidos de venta libre con una concentración mayor al 0,1%, lo cual no va a ser una proporción suficiente como para conseguir blanquear un diente. Además, la mayoría de pastas dentales blanqueantes ni siquiera contienen peróxidos.

Por lo que en realidad, lo que van a poder hacer muchas de esas pastas dentales es quitar las manchas superficiales de los dientes, como las de tabaco, café o vino tinto.

¿Qué ingredientes debe tener una buena pasta dental?

Puede contener abrasivos suaves (carbonato de calcio, gel de sílice deshidratado, carbonato de magnesio, sales de fosfato y óxido de aluminio) para ayudar a eliminar de forma segura las manchas superficiales en el esmalte pero sin dañarlo.

Para darle una textura y apariencia homogéneas, la mayoría de las pastas de dientes contienen agentes espesantes (celulosa sintética, coloides minerales, algas marinas y goma natural).

Para enmascarar los sabores desagradables que provienen de los demás ingredientes de la pasta de dientes, pueden incluir agentes saborizantes.

Para dar al producto una textura espumosa cuando comienzas el proceso de cepillado, la pasta de dientes también contiene detergentes, como por ejemplo el lauroil sarcosinato de sodio, que suele ser el más común.

Existen también pastas dentales naturales o caseras, a base de bicarbonato de sodio y aceites esenciales como el de coco. También puede ser una buena opción en caso de tener alguna alergia a químicos o si quieres evitar su uso.

Nuevamente recordamos, la parte más importante es el cepillado mecánico, la pasta dental es un elemento secundario que puede ayudar a la prevención en ciertos casos.

Autores

Especialista en Periodoncia, Implantología y Cirugía Oral (NYU) Director Médico Clínica Pardiñas  Creador de Dentalk.tv --- Miembro del Grupo de investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa Universidade da Coruña, INIBIC Chair YCC Academy of Osseointegration @dr.pardinaslopez

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!