InicioPaciente¿Qué son las carillas dentales y cuándo hay que usarlas?

¿Qué son las carillas dentales y cuándo hay que usarlas?

Dr. Simón Pardiñas López (DDS, MS)
Especialista en Periodoncia, Implantología y Cirugía Oral (NYU) Director Médico Clínica Pardiñas  Creador de Dentalk.tv --- Miembro del Grupo de investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa Universidade da Coruña, INIBIC Chair YCC Academy of Osseointegration @dr.pardinaslopez

Las carillas dentales son unas láminas pequeñas y por lo general muy finas, que se fabrican en distintos materiales como la porcelana o el composite; y que se adhieren en la parte externa de los dientes mediante un cemento o resina especial.

De esta manera, las carillas o facetas cubren parcialmente el diente y quedan fijas de manera firme y segura.

¿Para qué sirven las carillas dentales?

El objetivo de las carillas dentales es restaurar o modificar parte de la estructura del diente, por lo que también tiene un objetivo estético. Con ellas se pueden modificar parcialmente la forma visual del diente, e incluso su brillo y color.

Y siempre, antes de ponerlas, es fundamental hacer un estudio previo de cada caso, además de tratar previamente cualquier enfermedad de base que afecte al soporte de los dientes, como por ejemplo, una enfermedad periodontal o periodontitis.

¿Cualquier persona puede ponerse carillas?

Para poder determinar si una persona es candidata a realizarse un tratamiento con carillas dentales, recuerda que lo más importante es hacer un estudio minucioso previo. Este estudio puede incluir radiografías, escáneres de la boca y cara, fotografías, vídeos etc.

Con todos esos datos se analiza la función masticatoria y la estética, para poder realizar un plan de tratamiento.

Normalmente también se hacen unas pruebas estéticas previas que pueden ser de forma digital, como el tan de moda diseño de sonrisa, o directamente en boca del paciente, llamado mock-up.

Por lo que, en resumen, será tu dentista quien revise tu boca, examine tu caso concreto y determinará si eres o no una persona apta para este tratamiento estético.

Tipos de carillas dentales

Hay varios tipos de carillas estéticas, y que tu odontólogo elija un tipo u otro dependerá de lo que necesites en tu caso particular, ya que cada uno tiene sus propias indicaciones, ventajas y desventajas.

Carillas de composite o resina

Las carillas estéticas de composite están hechas con una resina acrílica que se adhiere a la superficie del diente. Se pueden incluir también partículas de cerámica para una mayor resistencia y mejor apariencia.

Pueden moldearse directamente en la boca, o pueden realizarse en un laboratorio y posteriormente, colocarlas. En muchos casos puede que ni requieran tallar el diente. Al ser un tratamiento tan poco invasivo, raramente se requiere utilizar anestesia.

¿Cuándo se utilizan las carillas de composite?

Normalmente este tipo de carillas se utilizan en niños o adolescentes que aún no han terminado su edad de crecimiento. Esto es debido a que pueden retirarse fácilmente y ser reemplazadas por carillas de cerámica una vez que hayan terminado de crecer, que suelen ser más estéticas y resistentes.

También se pueden utilizar en adultos o como provisionales durante un tratamiento rehabilitador.

Ventajas de las carillas de composite

  • El diente apenas necesita preparación previa.
  • Se colocan de manera rápida.
  • Pueden retirarse de una manera sencilla.
  • Si se rompen, se pueden reparar fácilmente.
  • Suelen tener un precio más económico que las de porcelana.

Inconvenientes de las carillas de composite

  • Su vida útil es de 5 a 10 años. Es decir, inferior a las de porcelana o cerámica.
  • Se rompen más fácilmente que las de porcelana
  • Es posible que al ir pasando el tiempo, pierdan ligeramente color y brillo.
  • Por eso requieren visitas periódicas al dentista: para mantenerlas en buen estado y pulirlas cuando sea necesario.
  • Café, té o vino tinto pueden oscurecer las carillas de composite, lo que puede requerir pulido de las mismas o incluso el tener que sustituirlas por otras nuevas.

Carillas de porcelana o cerámicas

Las carillas de porcelana se fabrican con porcelana, zirconio o disilicato de litio, lo que les da unas propiedades estéticas y de resistencia superiores a las de composite.

Su fabricación es a medida: se toma un registro de los dientes del paciente, se fabrica la pieza a partir de ese registro bien en un laboratorio o bien en una máquina de CAD/CAM en clínica, y finalmente, se cementan en el diente o dientes.

¿Cuándo se utilizan las carillas de porcelana?

Cuando se quiere mejorar la forma de un diente, tamaño, restaurar fracturas o corregir tinciones anormales de los dientes.

También se pueden utilizar para corregir dientes que no tienen la posición correcta, que normalmente va asociado a un tratamiento de ortodoncia.

Ventajas de las carillas cerámicas

  • Su color y apariencia es más parecido al esmalte, por lo que se ven más naturales.
  • Aunque pase el tiempo, su color y brillo no cambia; y tampoco hay alimentos o bebidas que las puedan teñir.
  • Como son muy resistentes, no es común que se rompan.
  • Pueden durar entre 10 y 15 años, siempre y cuando se cuiden adecuadamente.

Inconvenientes de las carillas cerámicas

  • Normalmente requieren una preparación previa del diente.
  • La reparación en caso de rotura es más complicada, y normalmente requiere que se tenga que reemplazar por una nueva.
  • A pesar de ser un material muy duro, no se pueden morder objetos o ciertos alimentos tales como pipas, mariscos etc, ya que en ese caso sí se pueden fracturar.
  • Es un tratamiento irreversible: estas láminas de porcelana no se pueden retirar de los dientes una vez cementadas, y si se hace, deben colocarse otras similares para recuperar el tamaño dentario, reducido con el tallado o desgaste que se necesita para colocarlas la primera vez.
  • El precio de las carillas de cerámica suele ser mayor que el de las de composite.

¿Cómo se colocan las carillas estéticas?

Cada caso requiere un análisis previo donde se valora la línea de sonrisa, la oclusión, posición del diente, labios, encías y el conjunto de tejidos de la cara en general. Tan importante o más que el diente es la encía. La encía es el marco donde el diente es el cuadro.

Una vez analizado se procede a realizar el tratamiento personalizado para cada caso. Debemos recordar que nunca hay 2 bocas iguales y que no todo vale para todos.

Proceso para ponerse carillas cerámicas

  • En una primera visita, se hará un diagnóstico previo que incluirá radiografías, fotografías y un escaneado intraoral, entre otras pruebas. Es posible también realizar un encerado o simulación virtual.
  • Se preparan los dientes: se elimina parte del esmalte de la superficie en los casos necesarios y se toman impresiones de los dientes.
  • En algunos casos se puede realizar una prueba real sobre los dientes, llamada mock-up, con la que profesional y paciente puedan ver y evaluar cómo sería el resultado final, tanto a nivel estético como funcional. También es posible colocar unas carillas provisionales mientras se fabrican las definitivas.
  • Cuando todo es correcto, se realizan las impresiones finales y a partir de estas es cuando se fabrican las carillas definitivas.
  • Una vez estén listas las carillas de porcelana definitivas, se retiran las provisionales.
  • A continuación se limpia, pule y graba la pieza dental para crear una superficie áspera en la que aplicar un cemento especial y que permite la unión entre diente y carilla definitiva.
  • Una vez colocada la carilla, se evaluará la mordida y, si fuera necesario, se realizarán ajustes finales.

¿Cuánto duran las carillas en los dientes?

Como ya hemos comentado, las carillas de porcelana ofrecen mayor vida útil y resistencia que las de composite. En cualquiera de los casos, ambas pueden durar muchos años:

  • Entre 5 y 10 años en el caso de las carillas de composite.
  • Y entre 10 y 15 años en el caso de las carillas de porcelana.

Si la carilla experimenta una pequeña fractura o desgaste, en muchos casos se podrá reparar. Pero si el daño sufrido es grande, lo aconsejable, seguramente, sea cambiar la carilla dental.

Una forma de que duren muchos años es realizar un mantenimiento adecuado, es decir, una correcta higiene bucal y no masticar alimentos excesivamente duros, por ejemplo.

Quien realmente puede y debe determinar el tiempo óptimo de uso de las carillas estéticas, el mantenimiento más adecuado para cada caso y si se deben reemplazar o no en caso de daños, es el odontólogo, a quien siempre debes acudir en caso de duda.

Autores

Especialista en Periodoncia, Implantología y Cirugía Oral (NYU) Director Médico Clínica Pardiñas  Creador de Dentalk.tv --- Miembro del Grupo de investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa Universidade da Coruña, INIBIC Chair YCC Academy of Osseointegration @dr.pardinaslopez

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!