InicioCiencia y clínicaInvestigaciónUtilizar irrigación salina a temperaturas más bajas de lo habitual ayuda a...

Utilizar irrigación salina a temperaturas más bajas de lo habitual ayuda a reducir el dolor tras la cirugía dental

La cirugía del tercer molar inferior impactado, a pesar de ser un procedimiento quirúrgico oral-maxilofacial muy habitual, tiene un postoperatorio que muchas veces conlleva complicaciones como hinchazón facial, dolor y trismo.

En este ensayo clínico aleatorizado, doble ciego, de un solo centro y de boca dividida, publicado en el Journal of Oral and Maxillofacial Surgery, se ha comparado la intensidad de la morbilidad postoperatoria (dolor, hinchazón facial y trismo) después de la cirugía del tercer molar o muela del juicio, realizada con irrigación salina a diferentes temperaturas (4°C, 10°C o 25°C).

Los autores del estudio, dirigidos por el Dr. F. Gülfeşan Çanakçi, PhD, de la Universidad de Trakya en Edirne, Turquía, seleccionaron a 48 pacientes (28 mujeres y 20 hombres, con edad entre 20 y 30 años) sanos desde el punto de vista sistémico y periodontal, que tenían terceros molares mandibulares bilateralmente asintomáticos.

Durante el procedimiento en el que se extrae hueso, la fricción entre la fresa rotatoria y el hueso genera calor. Si el aumento del calor es excesivo, los autores del artículo explican que se puede causar necrosis ósea local, retrasos en la cicatrización y un aumento de las complicaciones posquirúrgicas antes mencionadas. Por eso, la irrigación del área quirúrgica con una solución salina enfriada a 25ºC se utiliza de forma rutinaria, para evitar que suceda.

¿Pero qué pasa cuando se usa la solución salina a temperaturas más bajas?

Para averiguarlo, los 48 pacientes fueron distribuidos aleatoriamente en 2 grupos de 24 pacientes cada uno, según la temperatura de la solución salina utilizada. Y se extrajeron un total de 96 terceros molares impactados bilateralmente, en dos cirugías diferentes.

En cada paciente, la irrigación se realizó con solución salina a 4°C o 10°C para un molar, y el otro tercer molar impactado se sometió a irrigación con solución salina a 25°C durante una segunda cirugía realizada 21 días después del primer procedimiento.

Por un lado, se evaluó el trismo y la tumefacción en los días 1, 3 y 7 después de cada operación. También se registró la percepción del dolor por escala analógica visual (EVA) y el número total de analgésicos tomados durante los 7 días postoperatorios.

Se analizaron los datos y los resultados fueron que:

  • Los valores VAS y el número de analgésicos tomados en los grupos de prueba (en los que se utilizó irrigación salina a 4°C y 10°C) fueron significativamente menores que en los grupos control (con la cirugía realizada con 25°C de riego salino, que es lo estandarizado)
  • Además, los valores más bajos de trismo e hinchazón facial se detectaron en el grupo de prueba de solución salina a 4°C.

Por lo que los autores del estudio – aunque avisan que este tiene varias limitaciones – concluyen que en la cirugía del tercer molar impactado, el uso de irrigación con solución salina fría durante la extracción del hueso puede ser un método simple, económico y efectivo para reducir las molestias postoperatorias tempranas.

Fuente: Dr. Bicuspid.
Does Saline Irrigation at Different Temperatures Affect Pain, Edema, and Trismus After Impacted Third Molar Surgery: A Clinical Trial
F. Gülfeşan Çanakçi, DDS, PhD; Nilay Er, DDS, PhD; Gonca Duygu, DDS, PhD
Gamze Tanan Karaca, DDS.
Published:August 29, 2022
https://doi.org/10.1016/j.joms.2022.08.015

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí