InicioNoticiasEncuentros«La interdisciplinaridad nos permite ofrecer tratamientos excelentes a nuestros pacientes»

«La interdisciplinaridad nos permite ofrecer tratamientos excelentes a nuestros pacientes»

Difícil situación

Aprovechando que en la reunión estaban profesionales muy vinculados al ámbito universitario, les formulamos la siguiente pregunta: Ante un escenario como el actual, con plétora profesional y un alto nivel de competencia, ¿qué consejos les dais a las futuras generaciones de dentistas? «Yo soy claro -apuntó el Profesor Pradíes-, la situación es muy complicada, y lo que les digo es que se formen y que lo hagan lo mejor posible, pero como tampoco hay una regulación de la formación, hay tal cantidad de oportunismo… Gracias a Facebook es súper sencillo hacer una publicidad muy económica y de tremendo impacto, pero que está intoxicando mucho el mercado», denunció. «Hoy en día -prosiguió- tenemos una serie de conferenciantes de gran éxito, expertos en vender humo. Transportan el caso unitario, con las fotos hechas el día anterior… Eso es la Odontología de Facebook. Ser selectivos no es fácil, porque muchos están totalmente imbuidos de este ejercicio». Asimismo, apuntó un consejo que sus colegas deberían trasmitir a sus alumnos al finalizar sus estudios: «Recuerda que te acabamos de dar tu licencia para matar, que no se te olvide. Porque los alumnos no son conscientes de esto. La puedes aprovechar bien o la puedes aprovechar mal. El paro y el mal empleo son una constante hoy en día y esta situación les obliga a aceptar unas condiciones de trabajo tremendas», argumentó.

Vicente Faus
El Dr. Vicente Faus.

«lo digital viene de muy atrás, pero con la generación millenial la tecnología se consigue implantar más rápidamente», dr. vicente faus

Como el panorama laboral ha cambiado tanto en los últimos años, no queda más remedio que labrarse un perfil diferencial. «Antes cualquier dentista fuera bueno, malo o regular tenía trabajo siempre en la consulta. Hoy en día al haber tantos subsisten solo los mejores. Por lo tanto, es necesario formarse lo mejor posible, que sepan muy bien qué es lo que les gusta y que se focalicen», esgrimió el Dr. Aranguren.

«La mejor recomendación que les podemos dar, sin duda, es que se formen», apuntó el Dr. Rodríguez, quien también destacó la importancia del trabajo en equipo: «Hay que intentar formar grupos de estudio y de trabajo, compartir los casos y crecer individual y conjuntamente».

Hacia la excelencia

En materia de formación, el Dr. Faus marcó la hoja de ruta que les propone a sus alumnos. «Normalmente les recomiendo que al principio no hagan el máster de su vida, por lo menos el primer año, porque no lo van a aprovechar tanto como si lo hacen ya trabajando o habiéndose formado con la tutorización de alguien que le deje ir a ver a su clínica cómo trabaja. Después que elijan cuál es el máster, preferiblemente universitario, de dedicación si no exclusiva, casi; que responda más a sus intereses para intentar formarse de una manera más seria, y a partir de ahí ya elegir cursos modulares para estar más actualizados o más allá de su especialidad elegida».

Más optimista se mostró el Dr. Galindo, «creo que siempre hay sitio para el excelente y además la Odontología no siempre se circunscribe a hacer un trabajo clínico, tenemos la investigación, la docencia o la industria». Al margen de indicar las diferentes salidas profesionales, compartió con los asistentes los tres consejos que les da a sus alumnos: «Siempre les digo que la experiencia se forma desde el pensamiento crítico, nunca puedes acabar con tu proceso formativo. Uno debe tener la mente abierta, debatir… Lo segundo que no me canso de repetirles nunca es la importancia del compañerismo. La excelencia no conlleva competitividad. La excelencia debe ser para con uno mismo. Yo les invito a que sean muy compañeros de sus compañeros porque es muy importante en el transcurso de la profesión. Y el tercer consejo: es muy importante que intentemos hacer que nuestros odontólogos sean bilingües como lo es la totalidad de la población de los países nórdicos».

Esta fórmula de diálogo con el alumno también la utiliza el Dr. Dias Da Silva. «Cuando finaliza el pregrado, siempre lo hago con un gráfico que refleja que el 60% de los graduados tendrá un nivel profesional intermedio, el 30% va a ser bueno y solo el 10% realmente bueno. Y les digo: Solo depende de vosotros en qué parte de la gráfica queréis estar. Lo que tienen que tener claro es que para pertenecer al 10% hay que viajar mucho, asistir a muchos congresos, hacer cursos que a veces son caros y no pensar en ganar todo el dinero en los primeros años de vida. Muchos titulados quieren ser millonarios instantáneamente y no es tan fácil. Además le tenemos que sumar el grave problema que tenemos en Portugal de regulación porque gran parte de la gente que formamos en la universidad pública -con el alto coste que supone- se va a trabajar a Reino Unido y a los países nórdicos», advirtió.

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí