Dr. Carlos Parra

Dr. Carlos Parra, Odontólogo español y profesor asistente clínico en el Texas A&M University College of Dentistry

A pesar de su juventud, el Dr. Carlos Parra puede presumir de un brillante currículo académico, labrado en centros españoles y americanos, al que acaba de añadir hace escasas fechas el Premio Salkin que otorga la Academia Americana de Periodontología. Este barcelonés, que desde hace poco más de un año ejerce como profesor asistente clínico en el Texas A&M University College of Dentistry, narra para GACETA DENTAL cómo está siendo su experiencia profesional «al otro lado del charco».

—¿Qué ha supuesto para usted la reciente concesión del Premio Leslie M. Salkin?
—Haber recibido este premio ha sido muy importante para mí tanto en el ámbito profesional como en el personal. Es el reconocimiento a los últimos 6 o 7 años que he dedicado a la Periodoncia. La obtención de este galardón no solo refleja mis capacidades, también muestra la calidad de todos los profesores, mentores y compañeros de residencia y profesión que he tenido estos años, tanto en España como en Estados Unidos. Considero que este no es un premio individual, sino colectivo.

—Tras la obtención de la licenciatura y su postgrado en la Universitat Internacional de Catalunya (Barcelona), inició su aventura exterior. Uno de los destinos fue la Universidad de Tufts, en Boston. ¿Cómo fue su estancia en esta capital?
—Boston es una ciudad increíble, es una de las urbes con más historia de Estados Unidos. Pero, también, es muy dinámica, de espíritu joven y multicultural. Es una de las ciudades con más universidades de Estados Unidos, lo que hace que uno de cada tres habitantes sea un estudiante, de ahí el apodo de la «Atenas de América». Específicamente en el campo de la Odontología, se encuentran tres de las mejores escuelas del país: Harvard University, Boston University y Tufts University. Esto promueve un intercambio de conocimientos entre escuelas odontológicas sin precedentes en el país.

—¿Qué le ha reportado esta experiencia en los terrenos profesional y personal?
—Sobre todo madurez, tanto a nivel personal como profesional. La posibilidad de haber estudiado en EE UU me ha dado una perspectiva mucho más amplia de la Odontología, específicamente de la Periodoncia. Personalmente, creo que la educación de postgrado es labor de uno mismo, no tanto la institución en donde se estudia. Sí que es verdad que con las herramientas y las personas adecuadas se puede aprender mucho más y mejor. Hoy en día, lo que se publica o investiga en EE UU está en Europa al minuto siguiente, y viceversa, así que la ciencia y los conocimientos están al alcance de todos simultáneamente.

—¿Por qué optó por formarse fuera?
—Había estado casi ocho años vinculado a la universidad española, específicamente a la Universitat Internacional de Catalunya (UIC), incluyendo licenciatura y postgrado. Conocía muy bien el sistema, la institución y cómo funcionaba la Odontología y la Periodoncia en el país. No obstante, sentía que solo veía una parte de la especialidad. Estados Unidos y específicamente Boston eran muy atractivos para mí, y me daban esa oportunidad para ver esa parte de la Periodoncia que desconocía.

El Dr. Parra ejerce como profesor a tiempo completo tanto en pregrado como en postgrado en una de las tres universidades que imparten Odontología en Texas.

—Este último año ha estado en Dallas (Texas). ¿Una experiencia positiva?
—Todo lo que sea cambiar de ciudad, de cultura y aprender es siempre positivo. Al principio no fue del todo sencillo, pues estaba en una ciudad completamente diferente a Barcelona y a Boston, donde no conocía a nadie y donde tuve que hacerme valer. A pesar de la reputación conservadora que Texas pueda tener, Dallas es una ciudad moderna, cargada de energía, emprendedora y multicultural.

El Departamento de Periodoncia de Texas A&M University College of Dentistry me dio la oportunidad de ejercer de profesor a tiempo completo tanto en pregrado como en postgrado, y a la vez, poder hacer investigación. Aunque poco conocida en España, es una de las tres universidades de Odontología en Texas, con más de 110 años de historia. Además, también estoy trabajando en clínica privada.

—¿Se ha encontrado con muchos colegas españoles en ese lado del Atlántico?
—Durante la residencia en Tufts University sí que coincidí con varios compatriotas, tanto en Boston como en otras ciudades del país. Muchos de ellos haciendo postgrado. No obstante, la mayoría se vuelven a España a ejercer. Aquí en Dallas, que yo sepa, solo somos tres odontólogos españoles: los doctores Antonio Berto y Mercedes Domínguez, ambos endodoncistas, y yo.

—¿Es muy diferente la Odontología que se practica en Estados Unidos a la europea o la española?
—Como ya mencioné anteriormente, hoy en día la evidencia científica está al alcance de todos los países y continentes en cuestión de minutos. Así pues, a grandes rasgos la Odontología que se practica en Estados Unidos o Europa es similar. Por supuesto que hay diferencias; a mi parecer la Odontología en Estados Unidos, y probablemente la Medicina en general, es más agresiva, más quirúrgica. Hay varios factores que pueden influir en las técnicas y materiales empleados, como pueden ser los precios. Aquí, en EE UU, los precios de los tratamientos son más elevados que en España, por lo tanto tenemos más flexibilidad a la hora de elegir los materiales o técnicas que emplear.

—¿Existe la misma discusión entre Endodoncia e implantes en Estados Unidos que en países como España?
—Creo que esa discusión existe en todas partes. Como periodoncista, concuerdo con los endodoncistas: siempre es mejor el diente propio que el implante. De todas formas, por lo que he visto en Estados Unidos, si existe duda alguna en el tratamiento endodóntico o restaurador, se opta por el tratamiento «más sencillo»: extracción e implante.

De izda. a dcha., los doctores Joseph R. Mellado, vicepresidente de la Junta Americana de Periodontología (ABP); Carlos Parra Carrasquer, ganador del premio; Wayne A. Aldredge, presidente de la Academia Americana de Periodontología (AAP) y Kent G. Palcanis, director ejecutivo de la Junta Americana de Periodontología.

—¿Tiene intención de volver a España o va a desarrollar su carrera como profesor en una Escuela Dental Americana?
—Me encantaría volver a Barcelona, que es donde tengo a toda mi familia y la mayoría de mis amigos. No obstante, tal y como está la situación económica en el país, y específicamente la Odontología, no me veo a corto o medio plazo allí. Además, siento que tengo un compromiso con el Departamento de Periodoncia de Texas A&M University que tan bien me ha acogido.

A pesar de que el nivel de la docencia en España no tiene nada que envidiar al americano, realizar una carrera académica en España es mucho más complicado, sobre todo debido a la limitación de medios económicos. Mis amigos de la universidad española me cuentan los esfuerzos por los que tienen que atravesar para seguir a flote, y la verdad que es una pena. Aquí, en cambio, tenemos muchas mas facilidades económicas y de infraestructuras.

—¿Qué es lo que más echa de menos de España y de Barcelona?
—Sobre todo a la familia y amigos. Además de eso, y pequeñas cosas como salir a pasear un fin de semana y ver a la gente por la calle; aquí en Dallas, la ciudad no está diseñada para los transeúntes. Y también, por qué no decirlo, echo de menos un buen bocadillo de jamón ibérico o ir a la playa.

Trayectoria académica

• Licenciatura en Odontología. Universitat Internacional de Catalunya (UIC).
• Diploma de Postgrado de Residencia Clínica en Periodoncia. Universitat Internacional de Catalunya (UIC).
• Certificado en Periodoncia e Implantes. Tufts University School of Dental Medicine (Boston, Estados Unidos).
• Diplomate del American Board of Periodontology.
• Clinical Assistant Professor. Texas A&M University College of Dentistry, Dallas, USA.
• Autor de varias publicaciones y ponencias a nivel nacional e internacional.

Más personal

• Nacido en… Sabadell (Barcelona).
• Estado civil… Soltero.
• Aficiones… Deportes, viajar y Periodoncia.
• Deportes… Hockey hierba, fútbol y running.
• Un libro… El Médico, de Noah Gordon.
• Una película… La vida es bella, de Roberto Benigni.
• Un lugar… Cualquier playa perdida en medio de la nada.
• Música preferida… Toda la música en general. Probablemente los grupos de los 80-90 son los que más me gustan.
• Viajes en cartera… Alaska, Parques Nacionales de Yosemite y Yellowstone, y volver al Sudeste Asático.