Dr. Óscar Pezonaga, nuevo presidente del Colegio Oficial de Dentistas de Navarra (COENA)

Dr. Óscar Pezonaga, nuevo presidente del Colegio Oficial de Dentistas de Navarra (COENA)

Tras ocho años vinculado al Colegio de Dentistas de Navarra, el Dr. Óscar Pezonaga asume su presidencia con dos metas fundamentales: acabar con la publicidad engañosa, que tanto daña la profesión, y conseguir, durante su mandato, que todos y cada uno de los colegiados a los que representa, se ganen la vida dignamente.

—¿Cómo afronta esta nueva etapa al frente del Colegio de Dentistas de Navarra? ¿Cuál ha sido su vinculación anterior con el Colegio?

—Después de ocho años como miembro de la Junta, primeramente como vocal y después como vicepresidente 2º, afronto esta nueva etapa con mucha ilusión y, sobre todo, con ganas de seguir trabajando en la misma línea que lo hemos hecho hasta ahora, involucrándome cada día más con la nueva figura del colegiado afectado por la crisis económica.

—¿Qué objetivos se ha marcado para los próximos cuatro años de legislatura?

—La inmersión de grandes franquicias está provocando serios problemas en la profesión. No pretendo luchar contra ellas para que desaparezcan, vivimos en una sociedad libre y, como tal, cualquiera tiene derecho a trabajar; con derechos, eso sí, pero también con obligaciones. Uno de los objetivos que me he marcado es explicar al ciudadano la verdad sobre la publicidad tan agresiva que estas empresas realizan. Creo que con ese tipo de publicidad, nuestra profesión no tiene la seriedad que se merece. Pretendo luchar con todas las armas colegiales a mi alcance para que el ciudadano conozca nuestra profesión, que nadie regala nada, y que la formación de cada uno de los dentistas que pertenecen a este Colegio no ha sido gratis, ni en oferta.

Dr. Óscar Pezonaga, nuevo presidente del Colegio Oficial de Dentistas de Navarra (COENA)
Nueva junta directiva del COENA.

—Como vicepresidenta está mi antecesora, Beatriz Lahoz; Inmaculada Cordón, secretaria; Itziar Ramos, tesorera; Francisco Cardona, vicesecretario-vicetesorero y presidente de la Comisión Científica, y José Ignacio Zalba, Miren Bueno, Luis Apezetxea y Vicente Sada, vocales. Además hemos incorporado dos vocales supernumerarios: Carmen Keogh y José Angel Napal. Se trata de una Junta paritaria, con una media de edad de 45 años –la persona más joven tiene 28 años y la mayor, 58–, en la que están representados tanto el sector público como el privado y en la que tienen cabida distintas ramas de la Odontología: Implantología, Ortodoncia, Conservadora, Periodoncia…

—¿Con qué comisiones contará el Colegio para garantizar su buen funcionamiento?

—Vamos a mantener algunas de las Comisiones que ya estaban funcionando con anterioridad, aunque renovaremos sus miembros. Destacan, como en la mayoría de colegios, la Comisión Deontológica y la Comisión Científica. Además también contamos con la Comisión de Imagen, Comisión de Ejercicio Profesional y Campañas Educativas y está prevista la creación de la Comisión de Comunicación, en la que se trabajará para que todos los mensajes publicitarios que emiten los colegiados sean deontológicamente correctos. Hasta el momento es el Colegio el encargado de autorizar la publicidad sanitaria de sus colegiados, gracias a una cesión de competencias del Gobierno de Navarra. Ahora ese trabajo lo hará una Comisión específica.

—¿Se seguirá en una línea continuista respecto al trabajo desarrollado en los últimos años por la Dra. Lahoz?

—La dedicación y el trabajo realizado por Beatriz Lahoz durante todos los años que ha estado presidiendo nuestro Colegio ha sido encomiable. Nuestro Colegio es un Colegio saneado, dinámico y muy cercano. He participado durante ocho años en esa labor junto a la doctora Beatriz Lahoz. Si ha funcionado, ¿para qué cambiarlo? La Dra. Lahoz ha dejado el listón muy alto, pero mi intención es trabajar duro para no rebajarlo y que el colegiado siga confiando en nuestro quehacer diario.

—¿Cuáles son los problemas más acuciantes en la Odontología navarra?

—La crisis económica ha marcado notablemente los problemas en la Odontología navarra, que, a mi parecer, son muy similares a los del resto de España. La alta competitividad; la gran cantidad de profesionales intentando hacerse un hueco en el mundo laboral; las grandes franquicias con sus publicidades agresivas y que llevan a error al paciente; la subida del IVA, que la mayoría de los colegiados no han podido repercutir en sus honorarios; la disminución de pacientes, también debido a la crisis… En fin, hay infinidad de problemas, y lo grave de todo esto, como en otras profesiones, es que no sabemos qué dirección van a tomar. Esta situación nos lleva a una gran incertidumbre.

—En muchos colegios hay quejas de la abundancia de titulados en Odontología que salen cada año de las universidades. ¿También en Navarra se aprecia ya el problema del exceso de dentistas?

—De las universidades españolas cada vez egresan más profesionales. El número tan alto de dentistas en España no es proporcional a la demanda de trabajo, por lo tanto esto es un grave problema para la profesión. Conforme pasan los años se convierte en tarea difícil que un profesional, con su formación recién acabada, se establezca de forma autónoma por lo que la única salida es trabajar en consultas ya existentes. La crisis económica ha llevado a que el dentista empresario disminuya su trabajo, por lo que tampoco la contratación de nuevos profesionales es la tónica habitual. Así que cada día nos vemos con más profesionales y menos lugares donde poder ejercer. Esto mismo sucede en Navarra.
Como en otras comunidades de España, tenemos paro en la profesión.
El Colegio ha tomado medidas sobre este tema y, aunque son contados los profesionales en esta situación, al dentista que está desempleado no se le cobra la cuota mensual del Colegio.

—¿Cuántas clínicas dentales hay en Navarra? ¿Ha crecido su número o hay más cierres que aperturas?

—Actualmente hay unas 260 clínicas dentales registradas. También se realizan labores de Odontología en centros polivalentes, aunque son los menos. Por ahora un cierto número de clínicas ha cerrado por jubilación, pero alguna clínica, debido a la crisis, ha cerrado ante la absoluta falta de pacientes.

Dr. Óscar Pezonaga, nuevo presidente del Colegio Oficial de Dentistas de Navarra (COENA)—¿Qué tipo de quejas de los pacientes llegan hasta el Colegio de Navarra? ¿Cómo actúa el Colegio cuando las recibe?

—Cada vez el número de reclamaciones es mayor. También es cierto, que, en gran número de ellas, hay un denominador común: la desaparición del profesional que atendió a ese paciente por lo que, al no tener una respuesta adecuada en el lugar donde le hicieron el tratamiento, acude al Colegio a realizar la queja y preguntar sobre el colegiado que le atendió, que, en la mayoría de los casos, está ejerciendo en otra comunidad. Cuando una demanda llega a nuestro Colegio, lo primero que se solicita es un informe del colegiado que atendió al paciente. Una vez recabada la información, la Comisión Deontológica se reúne, estudia el caso, lo valora y, si es necesario, realiza una mediación entre dentista y paciente para que éstos lleguen a un acuerdo. Cuando no podemos conseguir los informes de los dentistas reclamados, aconsejamos a los pacientes que hagan una reclamación por otra vía.

—¿Cómo ve el futuro de la profesión en los próximos años?

—El futuro es incierto, económicamente hablando y no solo en nuestra profesión.
En cuanto a la Odontología, si no se efectúa un control sobre el número de dentistas formados en España, cada vez habrá más dentistas en paro, y esto llevará a una situación muy grave: contratos basura, sueldos bajos, etc.

—Cuando finalice su mandato, ¿de qué logro alcanzado estaría más orgulloso?

—Acabar mi mandato sabiendo que todos y cada uno de nuestros colegiados se ganan la vida dignamente no podría hacerme sentir más orgulloso. Acabar con la publicidad engañosa es otra de mis metas.