«Soy un doctor serio, enamorado tiernamente del humor porque es el bálsamo de mi salud. La defensa de mis coronarias. El mejor medicamento para mi corazón después de una jornada tras otra de trabajo profesional duro», manifestó el doctor Luis María Ilzarbe en su libro «El Alarido», que fue presentado el pasado 3 de abril en el Ámbito Cultural del Corte Inglés de Colón, en Valencia.

En este «ensayo trágico-cómico», con prólogo de Alfonso Ussía, el doctor Ilzarbe se ríe con y de la vida, ironiza con el trabajo de la profesión médica y de la ciencia. «Pero con buenas intenciones. No pretendo nunca el menosprecio de nada ni de nadie… de buena voluntad», explica el doctor y añade: «Cuento en este libro en prosa y en verso anécdotas profesionales y de la vida que me han hecho reír y muestro desarrollos de mi invención que ahora pueden parecer herejías científicas, médicas, odontológicas y de otras ciencias. Pero, ¿quién sabe?… Igual es que no hemos avanzado suficientemente en la investigación científica y desconocemos los procedimientos adecuados».