InicioPaciente¿Qué es la agenesia dental? Causas y tratamiento

¿Qué es la agenesia dental? Causas y tratamiento

Dr. Simón Pardiñas López (DDS, MS)
Especialista en Periodoncia, Implantología y Cirugía Oral (NYU) Director Médico Clínica Pardiñas  Creador de Dentalk.tv --- Miembro del Grupo de investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa Universidade da Coruña, INIBIC Chair YCC Academy of Osseointegration @dr.pardinaslopez

La agenesia dental es una patología relacionada con la ausencia de la formación y el desarrollo de una o varias piezas dentales -ausencia porque la pieza en concreto ni siquiera llega a formarse, no llega a existir-, y puede suceder tanto en la dentición temporal (dientes de leche) como en la permanente.

Los cordales (las muelas del juicio) suelen ser las piezas que padecen agenesia con más frecuencia, junto con los incisivos superiores laterales y los segundos premolares inferiores.

Causas

¿Qué provoca la agenesia dental? No hay una respuesta sencilla a esta pregunta, ya que es una patología que puede aparecer a causa de diferentes factores (patología de origen multifactorial) como son genéticos, ambientales, patológicos y evolutivos, siempre que se encuentren involucrados en los mecanismos normales de la odontogénesis o formación de los dientes.

De hecho, algunos estudios sugieren que la agenesia tiene una causa hereditaria, porque a veces la condición se repite en varios miembros de la familia. También puede aparecer ligada a otros síndromes, como el de Down, reforzando así su conexión con aspectos genéticos.

La más habitual es la agenesia dental en niños, donde el problema se detecta porque los dientes de leche no se caen. No se caen porque no hay ninguna pieza dental permanente que los empuje. O, a veces, el diente de leche cae, pero ninguna pieza definitiva lo sustituye, dejando así un hueco.

¿Cuántos tipos de agenesia existen?

Según el lado de la boca afectado

  • Unilateral: La falta de dientes afecta a un único lado.
  • Bilateral: La agenesia dental está presente en ambos lados de la boca.

En función del número de piezas dentales ausentes

  • Agenesia puntual o hipodoncia: Cuando faltan entre 1 y 6 piezas dentales. Es el caso más frecuente y suele estar relacionado con la falta de las muelas del juicio.
  • Agenesia múltiple u oligodoncia: Ausencia de más de 6 dientes en una misma arcada. Es poco habitual y suele ir acompañado de anomalías en las piezas que sí han erupcionado.
  • Anodoncia: Ausencia total de dientes y piezas dentales. De origen congénito.

Diagnóstico

Su diagnóstico, tal como indica el Consejo General de Dentistas, suele ser realizado cuando se dan alguna de estas dos situaciones:

  • Tras haberse caído los dientes de leche, una o varias piezas no erupcionan.
  • Cuando se mantienen piezas de leche que ya se deberían haber caído.

Pero, siempre, para tener un diagnóstico certero, se debe recurrir a las radiografías, para ver si existe o no un diente definitivo en formación o dentro de la mandíbula.

La detección temprana es fundamental, ya que permitirá aplicar el tratamiento correcto, que puede ir desde la ortodoncia hasta la colocación de implantes o prótesis. Por eso, es importante, desde pequeños, llevar a los niños al dentista. Y en concreto, lo más aconsejable es que la primera visita al ortodoncista sea alrededor de los seis años, porque entre los 6 y los 12 años los niños tienen una “dentición mixta” y es el momento de detectar problemas y solucionarlos de forma más sencilla que como adultos.

Consecuencias y problemas de la agenesia dental

La agenesia dentaria más frecuente es la ausencia de muelas del juicio, que, como en algunos casos, ya de por sí se suelen extraer, no suele suponer un problema.

En el resto de los casos, si afecta a dientes funcionales y/o estéticos (como los incisivos laterales superiores), lo primero que se puede pensar es que es un problema estético, pero va más allá de eso.

La agenesia dental puede tener consecuencias graves, porque a veces condiciona el correcto desarrollo y crecimiento de otras piezas dentales, produciendo problemas de maloclusión dental. Además puede también dar a la existencia de microdoncias (dientes más pequeños de lo normal), incisivos laterales en clavija o cónicos, enanismo radicular o rotación de incisivos laterales y premolares superiores, entre otros, tal como cita esta investigación.

El impacto dependerá, por tanto, de cual sea el diente o dientes que falten.

Tras todo lo visto, también podemos deducir que la solución, muchas veces, no es simplemente reponer la pieza en el hueco existente, ya que una agenesia dental suele cursar con otras alteraciones.

Y, por eso, recalcamos de nuevo lo importante que es detectarla a tiempo.

Tratamiento

Cada caso es diferente y es imprescindible un diagnóstico completo y detallado antes de elegir un tratamiento para la agenesia dental, ya que la elección de uno u otro tratamiento depende de varios factores:

  • Número de dientes que faltan.
  • Ubicación de las piezas dentales ausentes.
  • Edad del paciente.
  • Estado de la dentición del paciente.

Por lo que es necesario estudiar y analizar, además de los factores antes indicados, el patrón esquelético del paciente, las relaciones oclusales de las piezas y la fisonomía facial, entre otros.

A la hora del tratamiento, el debate suele centrarse en si se debe corregir la agenesia dental cerrando el espacio o abriéndolo para colocar implantes, que suele ser la opción más utilizada:

  • En el caso de molares y premolares, si el paciente conserva el diente de leche, lo ideal es que el implantólogo intente mantenerlo el máximo tiempo posible, hasta que el paciente termine la edad de crecimiento y el diente pueda ser sustituido. De no ser así, es posible colocar un mantenedor de espacio para evitar que los dientes se muevan ocupando el espacio dejado por la pieza faltante.
  • Es posible también colocar una prótesis provisional, hasta que el diente pueda ser sustituido de forma definitiva.
  • En muchos casos de agenesia dental, especialmente si la dentición ya ha sido renovada y aparecido la definitiva, lo que sucede es que el espacio que estaba “libre” ahora es ocupado por los dientes adyacentes, y se produce apiñamiento. En estos casos puede ser necesario, además, un tratamiento de ortodoncia previo, para colocar los dientes en su posición correcta y obtener una correcta oclusión.
  • Y en el caso de que el paciente carezca de varias piezas en una misma arcada, el especialista puede colocar un puente o confeccionar una prótesis parcial fija.

Autores

Especialista en Periodoncia, Implantología y Cirugía Oral (NYU) Director Médico Clínica Pardiñas  Creador de Dentalk.tv --- Miembro del Grupo de investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa Universidade da Coruña, INIBIC Chair YCC Academy of Osseointegration @dr.pardinaslopez

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!