Los test genéticos bacteriológicos de caries y enfermedad periodontal no son útiles para predecir estas patologías
Los test genéticos bacteriológicos de caries y enfermedad periodontal no son útiles para predecir estas patologías. Imagen: Jarmoluk. Pixabay.

La caries es la enfermedad crónica más prevalente en el mundo. En España, la práctica totalidad de los adultos y cerca del 40% de la población infantil y juvenil están afectados por esta patología. Aunque se estima que el 80% del total de las caries se concentra en torno al 20% de la población.

Por otro lado, la enfermedad periodontal afecta a unos 6 millones de adultos en España (de forma severa al 10-15% de los mismos).

Ambas patologías son causadas por microorganismos, pero al mismo tiempo, se trata de enfermedades en las que intervienen múltiples factores relacionados, como la competencia inmunológica del huésped; y factores externos como la dieta, la higiene bucal, el hábito tabáquico o la exposición al fluoruro, entre otros.

Por eso mismo, y aún teniendo tan alta prevalencia, no existen todavía herramientas diagnósticas efectivas para predecir la caries ni la enfermedad periodontal. A pesar de que hace ya décadas que se está intentando encontrar la manera de poder detectarlas a tiempo y de manera fiable en aquellas personas con riesgo a padecerlas, pues ambas enfermedades tienen un gran impacto en la salud humana. Poder interceptar la patología futura mediante intervenciones preventivas eficaces sería de gran utilidad.

En base a ese objetivo, el de poder prevenirlas, se ha dedicado un gran esfuerzo a estudiar la composición bacteriana en la cavidad oral, realizando el cultivo directo de bacterias específicas, buscando biomarcadores microbiológicos o proteicos (citoquinas proinflamatorias), recurriendo a análisis genéticos, estudiando el genoma salival o usando biosensores, entre otros dispositivos. Todo ello para llegar a desarrollar pruebas que puedan relacionar la presencia de organismos específicos con el riesgo de desarrollar alguna de estas dos patologías.

Algunas de estas técnicas (como los test salivales) ya han sido descartadas. Otras, aunque prometedoras, continúan en investigación.

Lo cierto es que encontrar un método fiable predictivo para determinar el riesgo futuro de caries, de periodontitis o de periimplantitis es un reto complicado y con limitaciones importantes:

  • La complejidad microbiológica de ambas patologías.
  • La evidencia de la intervención de otros múltiples factores externos.
  • La enorme variabilidad interindividual.
  • Y el concepto de disbiosis.

Y la realidad es que, a día de hoy, los métodos que se han investigado, en el mejor de los casos, tienen una sensibilidad cercana al 70-72% y una baja especificidad (48-50%).

Esto significa que están asociados a un elevado número de falsos positivos (personas que aun dando positivo a las pruebas, no desarrollarán estas patologías) y de falsos negativos (sujetos que desarrollan caries o enfermedad periodontal, a pesar de no haber sido detectados por los test).

Otra contrapartida implica que recurrir a estos métodos supone encarecer innecesariamente los costes para el paciente, al no estar avalados científicamente.

El Dr. Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas de España, apela a una práctica clínica basada en la evidencia. “No podemos, en base a la evidencia científica disponible en la actualidad, crear falsas expectativas diagnósticas en la predicción del riesgo de caries, enfermedad periodontal o periimplantitis, con herramientas que no reúnen aún los criterios exigibles de sensibilidad y especificidad. Los profesionales deben ser conscientes de que la utilización de técnicas diagnósticas no avaladas científicamente son constitutivas de mala práctica y suponen costes innecesarios para los pacientes”.

Igualmente, desde la mayoría de las Asociaciones Dentales Internacionales, como la ADA (Asociación Dental Americana), la Asociación Dental Canadiense o la australiana, nunca se ha reconocido la validez predictiva de estos test y se continúa a la espera de datos fiables para hacerlo.