spot_img
InicioPaciente¿Qué es una endodoncia? Para qué sirve, síntomas y tratamiento

¿Qué es una endodoncia? Para qué sirve, síntomas y tratamiento

Explicado de forma muy breve, una endodoncia dental es un procedimiento que se realiza para “matar el nervio” de un diente cuando este nos provoca dolor de manera continua y sin posibilidad de solucionarlo de ninguna otra manera.

Lo primero que debemos saber es que los dientes son duros por fuera pero su interior es blando: debajo del esmalte (que es la parte visible del diente) y la dentina (justo debajo del esmalte), se encuentra la pulpa, un tejido blando y sensible.

La pulpa dental en el interior de un diente.
Ilustración de la pulpa dental en el interior de un diente. Imagen: Captura del vídeo de la European Society of Endodontology (ESE)

La pulpa es muy importante en el proceso de crecimiento y formación del diente, pues en ella se localizan vasos sanguíneos, nervios y tejido conectivo que lo alimentan durante su formación. Pero cuando el diente ya ha madurado completamente, lo cierto es que puede sobrevivir sin ella.

Y esto es una buena noticia, ya que a lo largo de la vida, la pulpa dental puede dañarse de muchas maneras, mayormente por accidentes, tratamientos dentales o caries. Cuando está dañada, puede infectarse por bacterias, inflamarse y doler. Si no se trata la infección, puede extenderse a la raíz, causando un absceso doloroso. Cuando aparece dolor, es cuando se necesita tratamiento, y hay dos opciones:

  1. Extraer el diente
  2. Hacer una endodoncia o tratamiento endodóntico

¿Qué es una endodoncia?

El tratamiento endodóntico o endodoncia abarca una serie de procedimientos que tratan el interior del diente para aliviar el dolor y evitar su pérdida, ya que buscan preservar su salud e integridad.

O tal como indica el Consejo de Dentistas, una endodoncia se basa en la evidencia científica y su objetivo es salvar el diente y mantener los tejidos que lo rodean, ya sea la encía o el hueso.

De manera que cuando un diente presenta una infección severa y requiere tratamiento endodóntico, la endodoncia va a eliminar las bacterias de los conductos del diente, prevenir su reinfección y salvar el diente.

¿Para qué sirve una endodoncia?

Una endodoncia tiene varios objetivos, pero todos ellos se basan en conservar una sonrisa natural, ya que el tratamiento sirve para:

  • Mantener la dentición natural.
  • Mantener el hueso y la encía que rodean a la pieza dental.
  • Mantener la funcionalidad del diente o muela.

Además, con el cuidado adecuado, el diente con endodoncia puede durar tanto como el resto de los dientes sanos.

¿Cómo saber si se necesita una endodoncia?

Se debe practicar una endodoncia siempre que se haya dañado la pulpa dental y esta no pueda ser mantenida, algo que determinará el dentista.

Aunque a veces no hay síntomas de que la pulpa se ha dañado, lo normal es que cuando sucede se note dolor, sensibilidad al frío o al calor, puede que algún diente haya cambiado de color, y alrededor del diente o dientes afectados habrá una hinchazón y molestia en las encías.

Otras veces, no se trata de que la pulpa esté dañada, si no de que en ciertos dientes sea necesario hacer un tallado para poder colocar coronas o puentes fijos.

¿Cómo se realiza una endodoncia?

El procedimiento a seguir es o bien eliminar la caries dental para prevenir la irritación de la pulpa, o quitar una pequeña porción del tejido pulpar dañado, para a continuación sellar el diente con un material que sea respetuoso con la pulpa remanente

Lo explica en más detalle este vídeo, publicado originalmente por la European Society of Endodontology (ESE) y traducido por la Asociación Española de Endodoncia (AEE).

Los pasos a seguir en una endodoncia son los siguientes:

  1. Primero se realiza un examen clínico y radiográfico.
  2. Luego se administra anestesia local.
  3. A continuación se coloca un dique de goma para mantener el diente aislado, limpio y sin contacto con la saliva durante el procedimiento.
  4. Ahora es cuando el dentista hace una apertura en la corona del diente para acceder a los conductos radiculares donde se encuentra la pulpa, que son limpiados con una solución irrigadora desinfectante.
  5. Una vez que están limpios, se rellenan con un material biocompatible para que queden sellados.
  6. Para terminar, se coloca una restauración, ya sea un «empaste» o una reconstrucción de la apertura realizada y de la porción de la corona que así lo necesite.

¿Es dolorosa?

En la actualidad se utilizan anestésicos locales muy eficaces y que duran sin problema todo el tiempo del tratamiento endodóntico, por lo que la endodoncia es prácticamente indolora.

Es cierto que a veces, los primeros días después de la endodoncia, se puede notar sensibilidad o molestia en el diente, porque los tejidos que lo rodean pueden sufrir una inflamación. Pero el dentista le indicará qué medicación tomar hasta que la molestia desaparezca.

Cuidados tras una endodoncia

Resumiendo lo que dice la AEE, tras una endodoncia no se puede morder ni masticar con la pieza endodonciada hasta que su reconstrucción definitiva no esté hecha. Lo cual debe suceder lo antes posible, para evitar complicaciones.

Se debe acudir al dentista al menos una vez al año para su mantenimiento, es decir, que el dentista pueda revisar que no se están desarrollando caries u otras afecciones que puedan repercutir en la endodoncia.

Por lo demás, la pieza dental que tiene la endodoncia necesita los mismos cuidados que cualquier otro diente, es decir una buena higiene bucal y cepillado.

ARTICULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!