InicioNoticiasLa obesidad aumenta el riesgo de enfermedad de las encías a causa...

La obesidad aumenta el riesgo de enfermedad de las encías a causa de las MDSC

La inflamación crónica causada por la obesidad puede desencadenar el desarrollo de células que descomponen el tejido óseo, y esto incluye el hueso que mantiene los dientes en su sitio, según una nueva investigación de la Universidad de Buffalo cuyo objetivo era mejorar la comprensión de la conexión entre la obesidad y la enfermedad de las encías.

El estudio, completado en un modelo animal y publicado en octubre en el Journal of Dental Research, encontró que la inflamación excesiva resultante de la obesidad aumenta la cantidad de células supresoras derivadas de mieloides (MDSC). Las MDSC, que se originan en la médula ósea, dan lugar a una variedad de diferentes tipos de células, incluyendo los osteoclastos (un tipo de célula que descompone el tejido óseo).

La pérdida ósea es un síntoma importante de la enfermedad de las encías o enfermedad periodontal – que en España afecta a un 37% de los adultos mayores, por ejemplo – y cuya última consecuencia puede ser la pérdida de uno o varios dientes.

«Aunque existe una relación clara entre el grado de obesidad y la enfermedad periodontal, los mecanismos que sustentan los vínculos entre estas afecciones no se entendieron completamente», dice Keith Kirkwood, DDS, PhD, profesor de biología oral en la Facultad de Medicina Dental de la UB .

“Esta investigación promueve el concepto de que la expansión de las células MDSC como consecuencia de la obesidad y el hecho de que se convierten en osteoclastos durante la periodontitis, está relacionada con una mayor destrucción del hueso alveolar. En conjunto, estos datos respaldan la opinión de que la obesidad aumenta el riesgo de pérdida de hueso periodontal ”, dice Kyuhwan Kwack, PhD, asociado postdoctoral en el Departamento de Biología Oral de la UB.

No es la primera vez que se establece la relación entre obesidad y periodontitis. Aunque en otro estudio también se afirma que a pesar de la asociación entre las dos enfermedades, en la investigación se indica que la obesidad no afecta al tratamiento de la periodontitis.

El estudio examinó dos grupos de ratones alimentados con dietas muy diferentes en el transcurso de 16 semanas:

  1. Un grupo con una dieta baja en grasas que obtenía el 10% de su energía de dichas grasas.
  2. Un segundo grupo con una dieta alta en grasas que obtenía el 45% de su energía de estas grasas.

La investigación encontró que el grupo de dieta alta en grasas experimentó obesidad, más inflamación y un mayor aumento de MDSC en la médula ósea y el bazo en comparación con el grupo de dieta baja en grasas. El grupo de dieta alta en grasas también desarrolló una cantidad significativamente mayor de osteoclastos y perdió más hueso alveolar.

Además, la expresión de 27 genes relacionados con la formación de osteoclastos se elevó significativamente en el grupo alimentado con una dieta alta en grasas.

Los hallazgos pueden arrojar más luz sobre los mecanismos detrás de otras enfermedades inflamatorias crónicas relacionadas con los huesos que se desarrollan al mismo tiempo que la obesidad, como la artritis y la osteoporosis, dice Kirkwood.

Fuente: Oral Health Group.

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí