La importancia de la analítica web en el sector de las clínicas dentales
La analítica web es una parte fundamental del marketing para todo negocio que quiera mejorar su rendimiento online. Shutterstock/WDnet Creation.

La analítica web es la gran olvidada del marketing online. Es muy posible que hayas oído hablar del posicionamiento web o SEO, de la importancia de las redes sociales, o de los anuncios en Google (SEM). Pero ¿qué ocurre con la analítica?

El marketing online es un iceberg y la analítica web es la parte que no vemos. Que la web funcione y ayude a conseguir más pacientes no es posible sin todo el trabajo que hay bajo el agua.

Mucho más que estadísticas de visitas

La función más conocida de las herramientas de analítica (la más popular es Google Analytics) es la de proporcionar información importante sobre los usuarios que visitan vuestra web. Datos como, por ejemplo, la cantidad de visitas o el tiempo medio que dura esta visita.

Estas cifras básicas como las visitas son solo una mínima porción de lo que podemos obtener con la analítica web; es tan solo el inicio del camino. A través de la analítica conseguimos un verdadero universo de datos y cifras que nos ayudan a entender mejor qué busca y qué quiere encontrar el usuario en nuestra página web. Eso sí, es información privada de cada clínica, por lo que no se puede comparar con la de la competencia.

También se debe tener en cuenta que este tipo de herramientas únicamente capturan y muestran los datos. Para extraer todo su potencial debe haber un analista detrás que los interprete y que configure distintos parámetros para hacer un seguimiento de las acciones que realizan los usuarios.

En una página web hasta el mínimo detalle cuenta; incluso la posición o el color de un simple botón pueden marcar la diferencia entre conseguir más o menos contactos desde la web, por ejemplo.

Un caso práctico para entender el valor de la analítica web

Imagina que un usuario entra en tu web, llega al tratamiento dental que está buscando y decide que quiere pedir una cita. No encuentra una forma rápida de contactar y, tras unos segundos de búsqueda, abandona y va a visitar otra web de la competencia. Es un paciente perdido y, por sorprendente que pueda parecer, es algo muy común.

Tras un trabajo de analítica web, podemos observar que no es un caso aislado, sino que se trata de un patrón. Muchos usuarios visitan la página, pero pocos acaban convirtiéndose en pacientes reales.

¿Qué podemos hacer?

Tras analizar toda la información, decidimos implementar un botón flotante de llamada en todas las páginas de la web, para ver si esto incentiva y facilita los contactos.

Volvemos a analizar los datos y vemos que sí. Las llamadas han aumentado un 34% ya que los usuarios pueden solicitar la cita de forma sencilla. La clínica aumenta, de esta forma, las primeras visitas un 29%.

Todo el proceso de inicio a fin está medido al detalle, de forma que cualquier cambio en este embudo de conversión, será analizado para ir poco a poco mejorando todas las métricas.

Este ejemplo resume el día a día de la analítica web. No consiste en ver datos, sino en interpretarlos. Recogemos las estadísticas, las analizamos y, en base a las conclusiones que sacamos, implementamos en la web los cambios oportunos. Y no siempre acertamos, pero, como mínimo, volvemos a analizar y siempre estamos a tiempo de revertir los últimos cambios. Lo importante es medir, medir y medir.

La importancia de la experiencia en el sector

Los datos que obtenemos dependen mucho del tipo de empresa y sector, ya que sus usuarios se comportan siempre de forma diferente.

Nuestra empresa, rIL Estudio, trabaja para más de 100 clientes relacionados con el sector de la salud, colocándonos en una posición privilegiada en el sector.

Pese a que cada clínica es diferente, desde el punto de vista de la analítica web, la mayoría de las conclusiones suelen ser similares.

Disponer de estadísticas de muchas clínicas nos permite saber, en líneas generales, cómo se comportan las personas que buscan un tratamiento dental, cuáles son los aspectos que más debemos cuidar en estas webs y qué debemos hacer para maximizar la entrada de pacientes vía online.

Esta experiencia nos permite realizar cada vez menos pruebas, ya que conocemos de antemano todo lo que ya nos ha funcionado antes dentro de las empresas que trabajan en un mismo sector.

En definitiva, la analítica web es una parte fundamental del marketing para todo negocio que quiera mejorar su rendimiento online. Nos proporciona objetividad y nos permite dejar la intuición y las creencias a un lado; no vamos a ciegas, sino que actuamos en base a datos reales que hemos estudiado en profundidad.