La pérdida de dientes, factor de riesgo para la demencia
Un nuevo estudio asocia la pérdida de dientes con la demencia y el deterioro cognitivo. Foto: Unsplash, Kevin Bation.

Según un meta-análisis publicado este mes de julio en The Journal of Post-Acute and Long-Term Care Medicine, la pérdida de dientes es un factor de riesgo de deterioro cognitivo y demencia y, lo que es peor: el riesgo de deterioro cognitivo aumenta con cada diente perdido.

Los autores del estudio investigaron la relación entre el deterioro cognitivo y la pérdida de dientes. Dicho estudio se basó en 14 estudios individuales con 34.074 adultos y 4.689 casos de disminución de la función cognitiva. Según los autores, aunque la pérdida de dientes estaba relacionada con el deterioro cognitivo, el uso de prótesis dentales puede ofrecer cierta protección.

«Teniendo en cuenta el gran número de personas a las que se les diagnostica la enfermedad de Alzheimer y la demencia cada año, y la oportunidad de mejorar la salud bucodental a lo largo de la vida, es importante comprender mejor la relación entre la mala salud bucodental y el deterioro cognitivo«, declaró en un comunicado de prensa la autora principal, Bei Wu, doctora y profesora del decano de salud global de la Facultad de Enfermería Rory Meyers de la Universidad de Nueva York.

Recopilación de anteriores estudios sobre pérdida de dientes y demencia

Varias Investigaciones anteriores ya habían demostrado una relación entre la pérdida de dientes y la disminución de la función cognitiva. Las personas mayores suelen tener peor salud bucodental que los jóvenes, y el deterioro cognitivo puede agravar este problema, señalaron Wu y sus colegas.

Los autores recopilaron los resultados de los estudios existentes sobre la pérdida de dientes y la función cognitiva. Para ello, buscaron estudios publicados hasta el 1 de marzo de 2020 e incluyeron estudios con al menos tres categorías de pérdida de dientes.

Los adultos mayores con más dientes perdidos que el promedio tenían un riesgo 1,48 veces mayor de desarrollar deterioro cognitivo. Además, contaban con 1,28 veces más riesgo de ser diagnosticado con demencia. Esto se mantuvo incluso después de controlar otros factores.

Los investigadores también observaron una «respuesta a la dosis» entre la pérdida de dientes y el deterioro cognitivo, lo que significa que un mayor número de dientes perdidos se asoció con un mayor riesgo de deterioro cognitivo. Cada diente perdido adicional conllevaba un 1,4% más de riesgo relativo de deterioro cognitivo y un 1,1% más de riesgo relativo de ser diagnosticado con demencia.

«Esta relación ‘dosis-respuesta’ entre el número de dientes perdidos y el riesgo de disminución de la función cognitiva refuerza sustancialmente las pruebas que relacionan la pérdida de dientes con el deterioro cognitivo. Y proporciona algunas pruebas de que la pérdida de dientes puede predecir el deterioro cognitivo«, declaró el autor principal, Xiang Qi, candidato a doctor de la NYU Meyers.

El papel de las prótesis dentales

Los autores señalaron que las prótesis dentales pueden tener cierta capacidad de protección contra el deterioro cognitivo. Los adultos a los que les faltaban dientes pero no tenían dentadura postiza tenían un 23,8% de probabilidades de sufrir deterioro cognitivo; mientras que los que tenían dentadura postiza tenían un 16,9% de probabilidades de experimentar deterioro cognitivo.

Según los autores, «el tratamiento prostodóntico oportuno con prótesis dentales puede reducir la progresión del deterioro cognitivo relacionado con la pérdida de dientes».

Sin embargo, el análisis tenía posibles inconvenientes, como el riesgo de sesgo. Además, no todos los estudios analizados controlaron factores importantes como la edad de los participantes. Y los estudios utilizaron una metodología diferente para evaluar la función cognitiva.

A pesar de las deficiencias, los autores insisten en que el análisis puso de manifiesto el papel de una buena salud bucodental en las implicaciones de salud más amplias e indicó los beneficios de un tratamiento prostodóntico oportuno.

«Nuestros resultados subrayan la importancia de mantener una buena salud bucodental y su papel en la preservación de la función cognitiva», declaró la doctora Wu.

Artículo original: DrBicuspid.com