Por los mecanismos inflamatorios que acompañan a la periodontitis y las caries

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Facultad de Odontología Henry M. Goldman de la Universidad de Boston (EE UU) advierte de que la pérdida de dientes aumenta el riesgo de deterioro no solo físico, sino también cognitivo, en las personas mayores.

Cada vez son mayores las evidencias de que la periodontitis se asocia a un mayor riesgo de enfermedades tan graves como las cardiovasculares, las renales o algunos tipos de cáncer como el de mama o el de páncreas. Además, una periodontitis también acelera la progresión del alzhéimer en los pacientes diagnosticados de esta enfermedad neurológica.

Ahora, un nuevo estudio realizado por investigadores de la Facultad de Odontología Henry M. Goldman de la Universidad de Boston (EE UU) alerta de que la pérdida de piezas dentales aumenta el riesgo de deterioro no solo físico, sino también cognitivo, en las personas mayores.

Según dicha investigación, el riesgo de deterioro cognitivo en los mayores se incrementa cuantos más dientes se pierden. Y en este contexto, tanto la periodontitis como las caries, que representan una causa mayor para la pérdida de los dientes, se asocian asimismo con el deterioro cognitivo.

El nuevo estudio, que ha evaluado los historiales dentales y los resultados de las pruebas cognitivas de más de 60.000 adultos mayores de 65 años, concluye que el riesgo de obtener unos malos resultados en los test de cognición se incrementa de un 8 a un 10% por cada pieza dental perdida por década.

Este efecto negativo de la pérdida de los dientes sobre la función cognitiva se debe, según este estudio, a los mecanismos inflamatorios que acompañan a la periodontitis y las caries. La elevación de marcadores inflamatorios es una característica típica de la enfermedad de Alzheimer. Y es que la periodontitis y las caries son enfermedades infecciosas que vierten proteínas inflamatorias en la sangre.

Del estudio se concluye, en definitiva, que una buena salud bucodental es clave para que los mayores mantengan una buena salud no solo física, sino también cognitiva.