El cuidado de tus encías repercute en la salud general
Consejos para cuidar las encías y mantener un buen estado de salud general. Foto: Unsplash, Lesly Juarez.

¿Sabías que si no cuidas tus encías puedes desarrollar problemas a nivel de salud general?

Una de las principales amenazas para la salud de las encías es la acumulación de bacterias sobre los dientes lo que, comúnmente, se conoce como placa bacteriana.

La placa bacteriana comienza a depositarse en el surco gingival pocos minutos después de haberte cepillado los dientes. Y, si no se limpia correctamente y de manera habitual, provoca sangrado e inflamación (gingivitis)

Si recibes un tratamiento profesional adecuado esta patología es reversible. Pero, cuando no se toma ningún tipo de medida, las toxinas de estas bacterias continúan con su actividad y la gingivitis deriva en una periodontitis. Se trata de una enfermedad cuyos daños son irreversibles, siendo las pautas de higiene y el tratamiento profesional las únicas medidas que pueden ayudar a conservar lo que no se haya dañado.

Y no solo eso. Múltiples estudios han demostrado que la presencia de bacterias en estas zonas de la boca puede facilitar su paso al torrente sanguíneo, aumentando así el riesgo de sufrir patologías cerebrovasculares, respiratorias o neuronales, por ejemplo. Además, también podría dificultar el control de enfermedades como la diabetes.

El tratamiento para cuidar las encías varía según el grado de afectación. Tu dentista puede prescribir una limpieza dental, un raspado, un alisado radicular o algún procedimiento quirúrgico.

Consejos para cuidar las encías

Desde el Consejo General de Dentistas de España ofrecen una serie de pautas para cuidar las encías y evitar el desarrollo de este tipo de patologías:
– Cepillado dental
Recuerda que debes cepillarte los dientes dos o tres veces al día y durante, al menos, 2 minutos. Asegúrate que alcanzas la superficie de todos los dientes.

– Dentífrico con flúor y con algún componente antibacteriano
Utiliza dentífricos con flúor y con componentes antibacterianos (fluoruro de estaño, por ejemplo) Huye de remedios caseros que no están contrastados científicamente porque pueden provocar serios daños en tu salud bucodental.

– Usa cepillos interproximales, seda o colutorios para reforzar la higiene interdental.

– Elimina el consumo de tabaco.

– Visita periódicamente a tu dentista, al menos, 1 vez al año.

Recuerda que cuidar las encías requiere de pequeños gestos diarios y que una buena salud oral repercute directamente en una buena salud general.