318_Gestion
En el camino hacia el éxito es importante buscar la inspiración y establecer objetivos bien definidos, dividiéndolos en pasos y estableciendo fechas a corto y medio plazo.

Lo que parece estar claro es que no es lo mismo éxito que felicidad, aunque depende de la perspectiva de cada persona. Y aunque no son lo mismo, sin embargo, están muy relacionados. El éxito es conseguir la cima, mientras que la felicidad consiste en disfrutar el camino. Mientras el éxito consiste en la consecución de aquello deseado, el concepto de felicidad implica una sensación de bienestar y satisfacción con uno mismo más amplia. Se puede tener éxito sin ser feliz, sin embargo, cuando uno es feliz tiene éxito, ya que ha logrado el objetivo más anhelado por la humanidad. Sin embargo, Robertson nos advierte de que un exceso de testosterona y dopamina puede llegar a «intoxicar» y hacer que nos obsesionemos con el éxito. Cuando eso ocurre, aumenta el egocentrismo y se pierde la empatía: ya no nos importan tanto los objetivos de nuestros actos, sino conseguir triunfar a toda costa.

Esta consecuencia indicaría, por ejemplo, que el mito de la «dirección déspota» podría ser algo más que un cliché sin fundamento.

El efecto ganador de Robertson parte de la experiencia, es decir, haber tenido la vivencia de éxito, pues la experiencia de éxito propicia volver a conseguirlo, pero no es la única causa.

Adaptación

Estar totalmente comprometido con el objetivo, teniendo claro que se deberá priorizar aquello que forme parte de la consecución del mismo.

Buscar la inspiración y aprovechar cada oportunidad, identificando las necesidades y encontrando soluciones. Es importante tener expectativas realistas, estableciendo metas y objetivos bien definidos. Dividirlos en pasos y establecer fechas a corto y medio plazo.

Es necesario tener la capacidad de adaptarse a las situaciones y aprender a cambiar cuando la situación lo requiera, desarrollando la capacidad de aprender y crecer ante la adversidad.


VP20 Consultores es miembro del Club Excelencia en Gestión y del Club de Evaluadores Acreditados de la EFQM. Además es la empresa líder en España en consultoría y marketing dental. Con 20 años de experiencia en el sector y, habiendo trabajado en más de 2.000 clínicas privadas con resultados más que satisfactorios, es sinónimo de éxito en la implantación de herramientas de gestión eficientes entre sus clientes. De todas las técnicas utilizadas, cabe destacar el Coaching Dental. Ésta es una herramienta que lleva siendo utilizada en empresas de todos los ámbitos de EE.UU. desde hace más de 30 años. El Coaching ofrece una amplia visión de dirección y gestión de la clínica a los responsables de la misma, haciendo que sus aptitudes mejoren y esto se traduzca en un aumento de la cartera de pacientes y de los beneficios de la clínica. Para más información: www.vp20.

Imágenes cedidas: Freepik