Dentistas Las Palmas
De izda. a dcha. Agustín Calzada Molina, Daida Hernández Vega, Juan Luis Mejías Torrús, Francisco Cabrera Panasco, Bernardo Perea Pérez, Pedro Medina Sáenz y Roberto Orive.

Bajo el título «Medidas básicas para disminuir el riesgo legal en la práctica odontológica. Responsabilidad profesional en Odontología», el día 22 de noviembre, la Comisión de Ética y Deontología del Colegio de Dentistas de Las Palmas (COELP) organizó en su sede un encuentro profesional dirigido a sus colegiados, que contó como destacado ponente con el Dr. Bernardo Perea Pérez, médico especialista 
en Estomatología, y en Medicina Legal y Forense.

Durante la presentación del «Encuentro con los Colegiados», celebrado por segundo año consecutivo en torno al ejercicio seguro de la profesión, el Dr. Francisco Cabrera, presidente del COELP y de la Comisión de Ética y Deontología, destacó la importancia que tiene para los dentistas, «partiendo siempre del estricto cumplimiento ético y deontológico de sus actuaciones», el conocimiento y adecuado manejo de las medidas a su alcance a la hora de evitar riesgos legales en caso de demanda.

El propósito fundamental de esta cita, que dio pie a un vivo debate entre los colegiados, fue el de objetivar pautas concretas que, en el caso de reclamación, y en relación al tratamiento del historial clínico o del consentimiento informado, entre otras medidas clínicas y documentales a tener en cuenta, permitan a los dentistas desarrollar sus actuaciones profesionales con seguridad jurídica y respaldarlas convenientemente.

Asimismo, durante el encuentro se abordó la responsabilidad del director técnico asistencial en la clínica dental
 y se analizaron los distintos aspectos relacionados con la dinámica de las reclamaciones legales: del descontento del paciente a la interposición de la demanda y cómo afrontarla, así como el alcance del seguro de responsabilidad civil profesional.

La importancia de la comunicación

El Dr. Bernardo Perea insistió a los asistentes en la importancia de tener un buen canal de comunicación con el paciente, hecho que disminuye notablemente las posibilidades de ser demandado. «Si se pierde el canal de comunicación, en ese momento el riesgo legal se incrementa de forma muy importante», argumentó.

Asimismo, el Dr. Perea hizo hincapié en la estrecha relación entre la seguridad clínica de los pacientes y la seguridad legal de los dentistas. En este sentido, señaló que «probablemente la medida más eficaz para que los dentistas eviten los problemas legales sea la implementación de medidas para aumentar la seguridad clínica de los pacientes».

Imágenes cedidas: Colegio de Dentistas de Las Palmas