Higienistas dentales
Shutterstock / Sergey Mironov.

HIDES y el resto de organizaciones profesionales españolas reclaman así que la Administración aporte una «respuesta inminente» a la «situación extremadamente difícil y límite». Denuncian que existen «miles de intrusos realizando tareas específicas de técnico superior en Higiene Bucodental sin la formación ni la titulación necesaria».

El manifiesto contra el intrusismo profesional que firman HIDES y todas las asociaciones profesionales de higienistas dentales de España exige varias actuaciones a la Administración. En primer lugar, solicita la reconversión inmediata de las plazas ocupadas por auxiliares dentro de las Unidades de Salud Bucodental de los servicios públicos de Salud en Atención Primaria en plazas de higienistas.

También piden que el personal sanitario esté perfectamente identificado para proporcionar una mayor tranquilidad del paciente. «El higienista es el único, junto con el dentista, capacitado para realizar tratamientos en la boca, nunca el auxiliar», dice el manifiesto.

Otro de los puntos clave subraya la necesidad de realizar las pertinentes inspecciones en clínicas dentales por parte de la Administración. Insisten, así, en que se revise si los profesionales de las clínicas tienen la titulación correspondiente al puesto que están desempeñando. «Es responsabilidad de la Administración otorgar la protección debida a aquellos profesionales que ejercen debidamente, y a todos los ciudadanos que solicitan servicios de salud dental», dicen.

Asimismo, el manifiesto apuesta por la no contratación de personal no cualificado/titulado por parte de los odontólogos para que no se den casos de intrusismo profesional y que sólo se contraten higienistas habilitados para desempeñar las funciones de la profesión. De este modo, recuerdan que su ejercicio solo está permitido a aquellos que hayan obtenido el antiguo título de Formación Profesional de Segundo Grado o bien, el actual título de Formación Profesional de Grado Superior.

Por último, el manifiesto de HIDES y el resto de asociaciones exigen la supresión, por parte de las autoridades responsables, de los cursos de formación donde haya la misma materia docente y práctica (con los mismos contenidos) dirigidos indistintamente a higienistas y auxiliares. «Son diferentes categorías profesionales con diferente formación académica, currículum y competencias profesionales independientes», concluyen.