Fomentar la investigación

En lo que se refiere a las acciones que serían necesarias para promover la investigación en el ámbito de la Implantología, para el Dr. Pradíes, «la verdad es que no existe queja. Si los investigadores nos encontramos apoyados por la industria, es sin duda alguna en la parte correspondiente a los productores de implantes. Al menos en mi experiencia, son ellos los que son más accesibles para dotarnos de medios tecnológicos y económicos que nos permiten seguir desarrollando investigaciones».

Dr. Pablo Galindo

Del mismo modo, el Dr. Galindo es contundente al asegurar que «somos conscientes de lo afortunados que somos por trabajar en esta área concreta de la Odontología, por la relevancia que la Implantología tiene en nuestro panorama profesional, estamos en la punta de lanza en el avance de la investigación odontológica». Sin embargo, añade que «como contrapunto, creo que no gozamos de la suficiente credibilidad como profesión para despertar el interés de instituciones públicas, que soporten a modo de ayudas estatales y competitivas el desarrollo de nuestra ciencia. En otros entornos, como el americano, el Instituto de Salud americano (NIH), cuenta con divisiones específicas enfocadas al desarrollo de la investigación en el área orofacial. En nuestro contexto geográfico, desafortunadamente esta situación no se produce y esto nos obliga a tener que buscar otras estrategias para la promoción de investigación pura en Implantología».

Por su parte, para los Dres. Torres y Gutiérrez «los avances en Implantología han ido fundamentalmente enfocados a un campo o un aspecto clínico. En este avance, siempre o casi siempre y de forma potente, han tenido un papel de liderazgo las casas comerciales. Habitualmente acompañados de equipos de investigación, pero liderados y financiados por casas comerciales. Puede que suene -bastante- a utopía, pero, en nuestra opinión, las casas comerciales deberían seguir financiando la investigación (al fin y al cabo, serán las principales beneficiarias de los avances), pero dejando espacio, autonomía y sosiego a los investigadores, que, de esta forma, puedan responder a preguntas de investigación básica y así ampliar nuestra base de conocimiento en relación a la disciplina». Finalmente, los Dres. Figueiredo y Valmaseda aseguran, en este sentido, que «la paciencia es la madre de la ciencia, pero también se dice que el padre es el dinero. La industria de los implantes tiene un gran peso en la Odontología, y por tanto, se lleva a cabo mucha investigación. Pero ésta, promovida por la industria que fabrica implantes, no permite realizar estudios en áreas comercialmente poco atractivas. En nuestra opinión, es necesario que existan más grupos independientes, formados no solo por odontólogos, sino también por expertos en otras áreas, como la ingeniería o la microbiología, por citar un ejemplo, que trabajen conjuntamente en investigación sobre implantes dentales», concluyen.

Binomio universidad y empresa

Tal y como asegura el Dr. Galindo, «el componente investigador es más que importante en el desarrollo de la Universidad en sí y de quienes la componemos. Ser profesores universitarios no solo nos aporta el aval necesario para que la industria nos vea como un grupo solvente de trabajo, sino que nos da acceso a la infraestructura necesaria para desarrollar cualquier proyecto de investigación que nos planteemos, y nos nutre de un grupo de profesionales que son vanguardia del conocimiento en sus especialidades y que nos ayudan al desarrollo de nuestra ciencia desde otros prismas científicos. El apoyo de la industria es tan vital que sin él no podríamos desarrollarnos como lo hacemos, y, por último, pero no menos importante, con la pasión y el empuje personal necesario para hacer nuestra profesión cada día mejor y más grande», apostilla.


Cátedras de la Universidad de Granada

Dentro de la acción investigadora llevada a cabo en la Universidad de Granada, y gracias al apoyo de la industria, que en palabras del Dr. Galindo, «constituye una importante fuente de riqueza para toda institución y necesita del desarrollo científico para su avance», surgen las cátedras «universidad/empresa», que tienen la finalidad de «promocionar la investigación científica por parte de la comunidad universitaria y del desarrollo y testaje de productos y protocolos desarrollados por las diferentes compañías desde sus departamentos de investigación y desarrollo». Las tres Cátedras existentes en la actualidad son:
Cátedra Universidad de Granada-Klockner Implant System: promueve la investigación en el desarrollo y modificación de nuevas superficies de osteointegración. «Esta Cátedra nos ha permitido desarrollar una importante red de colaboración con las Universidades Politécnica de Cataluña y Autónoma de Barcelona», afirma el Dr. Galindo.
Cátedra Universidad de Granada-MIS Implants Technologies LTD: dedicada al estudio de las interacciones entre el edentulismo y el envejecimiento cognitivo saludable, explorando también otras líneas de investigación como mecanismos de señalización intercelular o desarrollo de superficies de implantes bioactivas. Sus frutos científicos se han materializado en el desarrollo de protocolos clínicos y de laboratorio.
Cátedra Universidad de Granada-BTI Biotechnology Institute: promueve la investigación en el área biorregenerativa. Se han desarrollado protocolos de investigación en el entorno del uso de factores de crecimiento en la reparación del entorno óseo y del mucogingival.