¿Cómo elegir el mejor autoclave para una clínica dental?

Contenido patrocinado

Adquirir un autoclave para la clínica dental no es siempre una decisión sencilla, debido a la existencia de una gran variedad de modelos y marcas en el mercado. Gracias a esta aparatología y a su método de calor húmedo, los odontólogos y otros profesionales sanitarios pueden realizar un proceso de esterilización completo y eficaz. Según el estudio de mercado de OmniVision realizado por Keystone las clínicas con dos o más autoclaves son aquellas que cuentan con mayor volumen diario de pacientes, pero lo habitual es tener uno si la clínica es pequeña.

Lo primero que hay que tener claro es que los autoclaves para las clínicas dentales son los conocidos como autoclaves clase B porque son los que realizan el proceso de esterilización de una forma más completa y segura. A continuación, los expertos recomiendan evaluar una serie de características de estos productos para encontrar el modelo más idóneo, según las necesidades de una clínica determinada.

Uno de los aspectos a tener en cuenta es el volumen interno de la cámara del autoclave, ya que en función de este, el aparato tendrá una mayor o menor capacidad de esterilización. En el mercado existen modelos pequeños de apenas 6 litros de volumen, pero los más grandes llegan a los 23. En función del uso y del tamaño de la clínica, será conveniente elegir un tamaño u otro.

Por otro lado, hay que atender también al número de bandejas del autoclave. Normalmente suele tener entre tres y cuatro, aunque se aconseja saber que disponer de una bandeja extra puede resultar muy necesario en determinadas circunstancias.

Analizar la capacidad de esterilización de materiales porosos, así como de materiales embolsados y no embolsados, es otro de los factores a tener en cuenta. Aunque a veces puedan indicarnos el peso de los materiales que admite, en realidad nos va a ser más interesante conocer las medidas de la bandeja a introducir. Esto puede ser determinante especialmente con algunas cajas de implantes, que no caben en los autoclaves de menor capacidad. Generalmente la mayor o menor capacidad tiene relación con el volumen de la cámara del autoclave.

¿Cómo encontrar el modelo perfecto de autoclave?

Al analizar tantas características y cualidades resulta un poco complicado tomar la decisión final. Existen marcas como Midmark o TT Dental que pueden dar un buen resultado pero autoclaves como los de Quirumed guardan una perfecta relación entre calidad y precio. Calidad, porque pasan rigurosos controles tanto por sus técnicos, como por la normativa sanitaria. Y precio, porque aumentar la accesibilidad a productos para la salud es una de sus señas identificativas. Además de ser de los más usados en las clínicas dentales, ofrecen un asesoramiento personalizado de profesional a profesional, así como un servicio técnico cualificado.

En definitiva, elegir un autoclave idóneo resulta esencial para velar por la salud de los pacientes y cumplir la normativa sanitaria en una clínica dental.

SOLICITAR INFORMACIÓN