InicioNoticiasUna corbata llamativa

Una corbata llamativa

Desde luego, la corbata que luce nuestro misterioso personaje no tiene desperdicio.
Desde luego, la corbata que luce nuestro misterioso personaje no tiene desperdicio.

Una corbata llamativa. Dada la aceptación que tuvo el jueguecito propuesto en el número 283 (septiembre de 2016) en el que se mostraban los calcetines y el calzado de sendos presidentes de colegios de dentistas como pistas para localizar sus identidades, volvemos a la carga pero esta vez con una prenda más al norte del cuerpo. En esta ocasión se trata de identificar a un prestigioso dentista especializado en periodoncia e implantes, de febril actividad en congresos y foros profesionales. Dice que compra este tipo de accesorios o complementos del vestir –que, desde luego, no pasan desapercibidos– en Estados Unidos, país en el que la moda es más atrevida –¿o extravagante?– y capaz de poner en el mercado prendas específicas para determinadas profesiones, como la corbata de marras. Comenta el portador de esta llamativa prenda que en su casa guarda otras con dibujos y motivos similares. Pista definitiva: la corpulencia del protagonista, unida al diseño y tamaño de la corbata recuerdan mucho al cantante Luis Aguilé. ¿O no?

La elegante y artística placa que identifica la consulta del doctor Manuel Aramburu Guillán en Mondariz Balneario.
La elegante y artística placa que identifica la consulta
del doctor Manuel Aramburu Guillán en Mondariz Balneario.

Una placa artística con historia. En el recorrido por consultas clínicas alrededor del mundo, aunque en esta oportunidad no ha sido necesario viajar muy lejos, porque la consulta a que hace referencia esta placa de calle se encuentra en Mondariz Balneario, la «muy hospitalaria villa» –como fuera calificada por el rey Alfonso XIII– nacida a resultas del éxito de sus aguas termales. En un edificio de la rúa de Ramón Peinador Vela, una de las calles principales de la localidad, dedicada a uno de los hermanos que pusieron en marcha el complejo de Aguas de Mondariz y, en consecuencia, las bases para la creación del lugar como municipio, se encuentra la consulta odontológica del doctor Aramburu Guillán. Este médico odontólogo arrastra consigo una historia enraizada con Pontevedra, pues es hijo del afamado pintor Manuel Aramburu Núñez, representante del expresionismo abstracto –especialmente en la etapa que tuvo como tema recurrente los montes del Paraño, limítrofes entre las provincias de Orense y Pontevedra– y un brillante retratista, al que se deben representaciones de los reyes Juan Carlos I y Felipe VI –cuando este era Príncipe de Asturias–, además de las efigies de los decanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago de Compostela. Con tal bagaje artístico, la placa identificativa de la consulta del doctor Aramburu Guillán no podría ser cualquier cosa y la verdad es que tiene un atractivo toque estético del que muy pocos otros rótulos pueden presumir.

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí