La formación de postgrado supone un valor añadido en la preparación de los odontólogos.

El reciclaje es esencial en el campo dental

La formación de postgrado y continua son a día de hoy una exigencia para estudiantes y profesionales del sector dental. La compleja situación laboral y el continuo avance de la disciplina obligan a reciclar conocimientos, aprender técnicas y herramientas nuevas y a diferenciarse, por ejemplo, con la realización de un máster o curso de postgrado.

En los últimos años, la demanda de estudios de postgrado entre los titulados universitarios ha ido en aumento como requisito necesario para adecuar su formación, tanto teórica como práctica, a las actuales exigencias del mercado laboral. Haber realizado algún tipo de formación de postgrado y de actualización académica enriquece el currículum para facilitar el acceso al mercado laboral, pudiendo aportar una diferencia competitiva en un proceso de selección.

Las principales voces del sector dental insisten en la necesidad de entender y potenciar la importancia de este constante y continuo reciclaje. Y es que la formación en Odontología necesita de un progresivo aprendizaje profesional que el graduado deberá seguir a lo largo de su carrera. Así lo ponen de manifiesto las firmas invitadas de la nueva edición de la Guía de Formación GDF, que este mes vez la luz.

Tal y como asegura el Dr. Óscar Castro, presidente del Consejo General de Colegios de Dentistas de España, «la formación de postgrado es fundamental porque supone un valor añadido en la preparación de los odontólogos. Nuestra profesión exige conocimientos específicos en determinadas disciplinas para poder ejercerlas con total garantías. Este tipo de formación es muy importante, tanto, como la propia práctica clínica o la destreza del profesional. Cuanto mayor sea la preparación de este y más amplia su experiencia y destreza, mejor será la atención a nuestros pacientes».

También para el presidente de la Conferencia de Decanos de las Facultades de Odontología de España, el Dr. José Carlos de la Macorra, la formación de postgrado es básica para todos los graduados en general, «recientes o no». En su opinión, «para los recién egresados supone profundizar en los conocimientos o habilidades que obtuvieron en sus estudios y que, por razones de inexperiencia o falta de tiempo, no pudieron perfeccionar. Ninguna formación universitaria de Grado puede preparar a los estudiantes en todos los aspectos. Estos deben ampliar su formación y entrenamiento en los campos en los que han sido introducidos en la universidad. Además, la formación de postgrado permite conocer campos generalmente muy especializados para los que se requiere una formación o experiencia previas».

Reciclaje tecnológico

La relevancia de este tipo de formación continuada se manifiesta también en la necesidad de estar al día de todo lo que se refiere a los avances científicos y tecnológicos que afectan al instrumental utilizado en el ejercicio de su profesión. En este sentido, Margarita Alfonsel, secretaria general de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN), asegura que «en los últimos veinte años se ha producido en España un incremento considerable en la oferta académica del Grado de Odontología. Esto conlleva un aumento del número de profesionales que desarrollan esta práctica asistencial y, por lo tanto, la necesidad de adquirir una especialización que les permita obtener mayores destrezas en determinadas áreas de su profesión para completar su ciclo formativo».

La oferta formativa en el sector es tan variada que exige a estudiantes y profesionales estudiar todas las opciones con detalle.
La oferta formativa en el sector es tan variada que exige a estudiantes y profesionales estudiar todas las opciones con detalle.

«Debido a los continuos cambios tecnológicos y científicos en el sector dental, actualmente es de suma importancia mantenernos al día», asegura por su parte Mercedes Alberdi, presidenta de la Federación Española de Higienistas Bucodentales (HIDES). «Después del aprendizaje reglado, la profesionalidad depende de una continua formación cuantitativa y cualitativa que nos ayude a aumentar las competencias a lo largo de toda nuestra vida laboral», destaca como importante para los profesionales de la higiene.

Las opiniones de los especialistas del sector constatan el hecho de que el profesional dental está, cada vez más, sometido a un mayor número de exigencias en lo que a preparación se refiere para seguir ejerciendo su labor con la máxima garantía y competitividad dentro del mercado. A ello se refiere el presidente de la Federación Nacional de Estudiantes de Odontología (ANEO), Álvaro Negrillo Moreno, asegurando que «aunque la formación a lo largo de un Grado sea completa y práctica, cinco años no pueden abarcar competencias propias de una preparación posterior que ahonda en campos específicos. Una formación de postgrado dota de una oportunidad al estudiante de poder adquirir nuevos conocimientos, ganar confianza y criterio clínico. En definitiva, diferenciarse del resto, pudiendo ofrecer una calidad asistencial óptima en una rama de la Odontología, lo que también repercutirá en una mejor incorporación al mundo laboral y unas mejores condiciones económicas».

Reconocimiento oficial

Por su parte, el presidente del Consejo General de Protésicos Dentales de España, Artemio de Santiago pone el acento en la necesidad de que exista un reconocimiento oficial que avale y garantice la formación recibida. Según su punto de vista, «la formación continuada es un derecho y una obligación de todo profesional sanitario. La Comisión de la Formación Continuada se crea para reglar la educación de los profesionales sanitarios, representada por un miembro de cada organización colegial que garantiza su calidad. Gracias a este organismo se reconocen una serie de créditos que avalan la formación del profesional sanitario a nivel nacional, mediante una acreditación del contenido del curso. Aporta un reconocimiento oficial que antes no se ofrecía con los cursos o conferencias a los que se asistía».

GDF, una práctica herramienta de consulta

Con el principal objetivo de dar una visión de las mejores opciones formativas para todos los perfiles del sector –odontólogos, protésicos e higienistas–, la Guía de Formación Dental (GDF) de GACETA DENTAL es una referencia de calidad para que estudiantes y profesionales elijan una buena opción formativa. Y lo hace en esta, su segunda edición, analizando las instituciones, universidades, centros, sociedades científicas y las empresas más prestigiosas del sector dental, con el propósito de proporcionar una información útil y completa sobre sus cursos, servicios y características. Másteres, títulos de experto, especialista o diplomas; programas online o presenciales, cursos destinados a especializarse en un área de la Odontología o a reciclar lo ya aprendido estarán presentes en la publicación.

La estructura de La Guía de Formación Dental (GDF) es funcional y está orientada a facilitar la búsqueda de los cursos que le interesan a cada estudiante o profesional, por lo que está dividida en tres grandes áreas de conocimiento: Odontología, Prótesis e Higiene bucodental.

Multicanalidad

Otra de las ventajas de la Guía GDF son los varios soportes de consulta en los que se presenta: papel, digital/ebook, aplicación móvil y microsite, para que el profesional disponga de esta información práctica en cualquier momento y lugar.

Así, a través de la página web de GACETA DENTAL (www.gacetadental.com) los profesionales podrán acceder a todo el contenido de la Guía. Asimismo, quienes lo prefieran, podrán visualizar la versión digital ideada para ebook o tablet, principalmente, o bien descargarse la App para poder disfrutar de la publicación desde el dispositivo móvil, ya sea Apple o Android.

280_Formacion