En el marco de un congreso europeo sobre caries

Durante el Congreso de la ORCA (European Organisation for Caries Research), los profesionales apoyaron los objetivos de la Alianza para un Futuro sin Caries (ACFF) demandando un nuevo enfoque paneuropeo de registro, clasificación y tratamiento de la enfermedad.

La caries fue el tema central del Congreso de la ORCA (European Organisation for Caries Research), un encuentro celebrado en Bruselas (Bélgica), al que acudieron odontólogos internacionales, entre los que se encontraban investigadores y académicos.

Durante el congreso los profesionales respaldaron los objetivos de la Alianza para un Futuro sin caries (ACFF) demandando un nuevo enfoque paneuropeo de registro, clasificación y tratamiento de la caries. Los odontólogos reconocieron que los sistemas epidemiológicos actuales no son capaces de evaluar de una manera coherente la situación de la caries en toda Europa, por lo que se necesitará un mejor enfoque si se pretende conocer la verdadera prevalencia de la caries, así como su distribución y las desigualdades que se producen entre las distintas poblaciones europeas. Este conocimiento ayudará a desarrollar y supervisar medidas más eficientes para prevenir esta patología.
Así, los profesionales acordaron un conjunto de resoluciones preliminares para lograr un objetivo común: un futuro sin caries para todos los niños nacidos a partir del año 2026.

Simposio previo

De forma previa a este congreso, la Alianza paneuropea para un Futuro sin caries (ACFF Europa), la ORCA, la EADPH (European Association for Dental Public Health) y la PBOHE (Platform for Better Oral Health in Europe) organizaron un simposio centrado en la epidemiología y la vigilancia de la caries.

Durante este encuentro, patrocinado por Colgate, se produjo una unanimidad entre los expertos dentales internacionales en favor de que la caries se reconozca como una enfermedad no transmisible. Así, el 76% de los profesionales allí reunidos –más de 200 odontólogos–, votaron «sí» en respuesta a la pregunta: «¿Se debería considerar actualmente la caries como una enfermedad no transmisible?».

Esta cifra representa casi el doble de la obtenida en favor de la resolución, en comparación con encuestas previas al debate, y demuestra un cambio significativo en la mentalidad de los participantes, lo que tiene importantes implicaciones en la mejora de la evaluación del riesgo de padecer caries, así como su prevención y tratamiento.

«Este respaldo abrumador en favor de que la caries se clasifique como una enfermedad no transmisible es un hito importante en la lucha destinada a erradicar la caries dental», señaló Baerbel Kiene, director de Actividades Científicas de Colgate-Palmolive Europa. «En la actualidad, los investigadores no consideran que la caries sea causada por una única especie bacteriana, sino que existen varias causas multifactoriales que dan lugar a un desequilibrio metabólico en la biopelícula bucodental. Este cambio de paradigma tiene profundas implicaciones en la manera en que se abordan la prevención y el tratamiento de la caries, poniendo de relieve el importante papel que tienen la higiene bucodental y la nutrición.

El debate, moderado el profesor Nigel Pitts, copresidente de ACFF Europa, contó como ponentes con el profesor Phil Marsh, de la Facultad de Odontología de Leeds (Reino Unido); el Dr. Julian Fisher, de la Facultad de Medicina de Hannover (Alemania), y el profesor Svante Twetman, de la Facultad de Ciencias de la Salud y Medicina (Universidad de Copenhague).