Con la participación del COENA

El Departamento de Salud del Gobierno navarro, el Colegio de Dentistas de esta comunidad (COENA) y el Servicio de Oncología del Complejo Hospitalario de Navarra impulsan una campaña de salud bucodental dirigida a las personas que se sometan a un tratamiento de quimioterapia con el objetivo de reducir los problemas que éste provoca.

Tras una reunión a la que asistieron Ruth Vera, jefa del Servicio de Oncología del Complejo Hospitalario; Francisco Cardona, jefe de la Sección de Salud Bucodental del Gobierno navarro, y Alfredo Arizmendi, representante del COENA, se ha establecido una serie de recomendaciones que se van a entregar por escrito a todos los pacientes que vayan a recibir tratamiento de quimioterapia.
Estos consejos serán entregados en la consulta de enfermería que tendrá lugar tras la visita con el médico, según ha explicado Alfredo Arizmendi.

Gran parte de los pacientes que acuden al servicio de Oncología inician tratamiento de quimioterapia y una gran mayoría de las personas tratadas presentan problemas en la boca como irritación, boca seca, pequeñas llagas y hemorragias, entre otros, lo que puede llevar a retrasar el tratamiento o incluso a suspenderlo. Por ello, el representante del Colegio de Navarra ha resaltado la importancia de «trabajar codo con codo junto a los dentistas para mejorar no sólo los tratamientos, sino la calidad de vida de los pacientes».

Algunas de las recomendaciones para mantener la salud bucodental de estos pacientes son cepillarse los dientes y la lengua con suavidad después de cada comida y usando una pasta de dientes con flúor; usar seda dental una vez al día suavemente; dejar de fumar; mantener la boca húmeda; comer y beber con cuidado, y ejercitar la mandíbula con ejercicios si aparece rigidez en esa zona.