test
InicioCiencia y clínicaCasos clínicosReabsorciones radiculares: tipos, causas y manejo

Reabsorciones radiculares: tipos, causas y manejo

Las reabsorciones radiculares son la secuela más comunes del tratamiento de ortodoncia. Por desgracia, en muchos casos, no están diagnosticadas ni tratadas adecuadamente. Por ello es importante que los dentistas conozcamos la incidencia, la causa y el resultado de la reabsorción de la raíz con el fin de poder prevenir esta situación y de proporcionar el mejor tratamiento de seguimiento a nuestros pacientes que experimentan este problema devastador.

Tipos de reabsorciones

Reabsorción de superficie

Es un estado transitorio y considerado fisiológico en el que se produce una destrucción pequeña que se repara espontáneamente por un tejido de cemento-hueso en donde quedan incluidas las células en dicho tejido mineralizado. Se encuentra en todos los dientes en diferentes grados. No requiere tratamiento.

Reabsorción radicular interna

La reabsorción interna fue descrita por primera vez por Bell en 1830. Es una complicación tardía e infrecuente (2%) de las luxaciones aunque en la gran mayoría de ocasiones se asocia a tratamientos dentales como pulpotomía, uso de la turbina sin refrigeración u obturaciones y se caracteriza radiográficamente por una dilatación ovalada en el interior del conducto. A diferencia de la reabsorción externa, no hay lisis del hueso vecino.

Reabsorción radicular externa

Es un proceso fisiológico en la dentición temporal, y muy frecuente en la dentición permanente. En su forma más típica suele conocerse como reabsorción inflamatoria. Es un defecto que penetra hasta la dentina y puede comprometer a la pulpa. Se puede presentar en área cervical, tercio medio o región apical.

Reabsorción por reemplazo y anquilosis

En las lesiones del ligamento periodontal que producen necrosis de las células del ligamento, no se logra la reparación. El hueso ocupa el espacio del ligamento y empieza a formarse una unión diente-hueso que se denomina «anquilosis» y que
implica la ausencia de aparato de inserción intermedio entre dicho diente y hueso.

Tratamiento

Sólo deberá llevarse a cabo un tratamiento endodóntico en aquellas que se consideren reabsorciones patológicas y habitualmente tras la aplicación de medicamentos intraconducto durante varias semanas.

En aquellos casos de reabsorciones internas se optará por la obturación del conducto con gutapercha termoplástica mientras que la tendencia actual de manejar las reabsorciones externas consiste en sellar el defecto con MTA y, posteriormente, realizar el tratamiento de conductos de manera convencional.

En aquellos casos de anquilosis de dientes deciduos optaremos por la extracción quirúrgica mientras que si afecta a un diente permanente y sufre reabsorción por reemplazo, el tratamiento a seguir será endodóntico.

Principales causas de las reabsorciones radiculares

  • Presión inducida en el ligamento periodontal asociada a tratamientos ortodónticos.
  • Traumatismos o Dientes reimplantados tardíamente.
  • Quistes o tumores.
  • Dientes adyacentes con formas anatómicas alteradas.
  • Dientes impactados o ectópicos.
  • Productos químicos terapéuticos.
  • Enfermedades sistémicas y síndromes.
  • Idiopática o no atribuible a ninguna causa.
  • Genética.
  • Otros factores predisponentes.

Resistencia a las reabsorciones

No se conoce el mecanismo exacto por el cual la raíz es resistente a la reabsorción. La hipótesis más aceptada se basa en que el cemento y la predentina son esenciales en la resistencia de la reabsorción radicular, ya que los osteoclastos no se adhieren a la matriz desmineralizada. Los osteoclastos se unen a proteínas extracelulares RGD (que contienen arginina-glicina-ácido aspártico).

Estos péptidos RGD se unen a los cristales de calcio de las superficies mineralizadas, actuando como nexo de unión a los osteoclastos. La parte más externa del cemento está cubierta por una capa de cementoblastos, por lo que no presenta una superficie adecuada para que el osteoclasto se adhiera, confiriéndole a la raíz más resistencia a la reabsorción. Algunos estudios apoyan esta teoría, además de corroborarse clínicamente, pues en las luxaciones en las que se pierde parte del cemento, la reabsorción radicular aparece pronto.

Puedes leer el artículo completo y descargarlo como PDF en este enlace.

Autores

Odontóloga. Universidad de Salamanca.

artículos relacionados

4 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!