Laura Domínguez

El dolor, sensación orgánica y emocional que produce displacer, y manifestación clínica por excelencia que marca el primer contacto pacientes-fisioterapeuta, es, en este artículo, el objetivo temático principal junto a su tratamiento fisioterápico.

De forma más concreta se abordarán algunos de los agentes físicos utilizados por la fisioterapia con el objeto de disminuir y/o disipar este síntoma, presente, de forma constante, en la patología que afecta a la articulación temporo-mandibular (ATM) ya sea artrítica, artrósica o de tipo funcional.

Analizaremos para ello los distintos efectos fisiológicos, terapéuticos y mecanismos de acción analgésica de la electro-estimulación nerviosa transcutánea (TENS), ultrasonoterapia y terapia manual como principales medidas físicas a utilizar en los procesos álgidos que afectan a los tejidos relacionados de una forma u otra con la ATM.

Esta ficha corresponde a la primera parte del artículo en la que se explicarán las diferentes técnicas que se emplean en el tratamiento de las disfunciones de la ATM. En el próximo número se desarrollará la parte correspondiente a los efectos que se consiguen combinando la terapia manual con electroterapia y ultrasonidos.

Descargar/