InicioDestacadasDecálogo de la FDI para la práctica odontológica durante la pandemia

Decálogo de la FDI para la práctica odontológica durante la pandemia

La Federación Dental Internacional recoge en diez puntos una serie de medidas y recomendaciones para la práctica odontológica y la promoción de la salud bucal en la etapa COVID-19.

La pandemia COVID-19 ha tenido y está teniendo un fuerte impacto en la práctica odontológica en todo el mundo. Los profesionales de la salud bucal, la odontología, las asociaciones y los organismos reguladores se enfrentan a varios desafíos para continuar brindando la atención dental y promoviendo la salud oral de la población, al mismo tiempo que protege a los pacientes y profesionales de la amenaza a la salud planteada por el SARS-CoV-2, explica la Federación Dental Internacional en un comunicado. Además de las pautas, regulaciones y protocolos para garantizar la seguridad de profesionales y pacientes, surge ahora, destaca la FDI, la amenaza de supervivencia a largo plazo de muchas clínicas dentales que han visto frenada su actividad, por la escasez de equipos de protección, y las necesarias inversiones en equipos y tecnología para desarrollar su práctica clínica con garantías.

Recomendaciones y principios clave
Ante este escenario, el Consejo de la Federación Dental Internacional ha lanzado una serie de recomendaciones y principios clave para la práctica odontológica y la promoción de la salud bucal durante la pandemia.

– La salud oral es un componente fundamental de la salud y el bienestar en general y el cuidado de la salud bucal es un servicio público esencial que debe hacerse lo más accesible posible. Las autoridades deben garantizar el acceso a la atención de la salud bucal y establecer medidas para mejorar el acceso donde sea factible, incluyendo servicios de teleodontología, clínicas de emergencia y las iniciativas de promoción de la salud bucal.

–  Los profesionales de la salud oral deben incluirse en todas las discusiones y decisiones relacionadas a la regulación y orientación de la prestación de servicios sanitarios durante la pandemia.

–  Siempre que sea posible y pertinente, las autoridades deben proporcionar el apoyo financiero y administrativo apropiado para los dentistas como dueños de negocios y profesionales liberales, e implementar medidas fiscales apropiadas, para reducir la carga financiera sobre las prácticas dentales y garantizar la continuación de la atención adecuada durante y después de la pandemia.

-Todas las reglamentaciones y orientaciones para los profesionales de la salud bucal y la atención de la salud bucal deben tener en cuenta la situación actual de salud pública y las necesidades del país, y no solo el riesgo de infección individual de profesionales y pacientes.

-Los profesionales de la salud oral deben seguir estrictamente todas las pautas y regulaciones nacionales vigentes, incluidas aquellas en relación con los equipos de protección personal (EPIS), así como los procedimientos de tratamientos y de admisión del paciente.

– Las autoridades deben garantizar un fácil acceso a EPIS a costes razonables.

– Los profesionales de la salud oral tienen la responsabilidad de garantizar la atención de urgencia siempre que sea posible y cuando esté permitido por las regulaciones nacionales.

– Los profesionales de la salud oral deben aprovechar todas las oportunidades para comunicarse y reforzar los mensajes de prevención con el fin de ayudar a reducir la necesidad de tratamiento, las visitas dentales evitables y los costes de atención médica.

– Los dentistas / propietarios de clínicas tienen la responsabilidad de proteger la salud y el bienestar de su personal y pacientes.

– La investigación adicional sobre el SARS-CoV-2 y su transmisión, incluidas las consideraciones específicas para la práctica odontológica, es esencial para permitir que se realice la orientación adecuada.

El Consejo de la FDI expresa su sincero agradecimiento a la comunidad mundial de la salud oral por su dedicación y respuesta a la crisis actual.

La FDI también advierte de la necesidad de revisar y actualizar continuamente las recomendaciones sobre comportamientos y prácticas a medida que evoluciona la evidencia científica.

Por su parte, el presidente del Consejo General de Dentistas, el Dr. Óscar Castro Reino ha manifestado que “este decálogo ayudará a los profesionales de la Odontología de todo el mundo en el proceso de vuelta a la normalidad en la asistencia dental”, e insiste también en la necesidad de que se adopten las medidas oportunas en cada país “que ayuden a paliar la complicada situación económica por la que atraviesa la profesión odontológica”.

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí