Participantes en el XII Foro del COEM.

Nadie se aventura a poner plazo a la crisis, o al menos esa es la conclusión extraída del XII Foro que inauguraba el nuevo Ciclo de Actualidad Odontológtica y General, organizado por el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) y en el que intervinieron Luis de Guindos, empresario y economista; Josep Piqué, presidente del Círculo de Economía; Jordi Sevilla, ex ministro de Administraciones Públicas, y Pedro J. Ramírez, director de El Mundo, moderados por Vicente Jiménez López, del COEM, en una sala de actos llena hasta la bandera.

Cesión de soberanía nacional

El tema abordado, Futuro de la situación económica en España: ¿Cuánto más tiempo de crisis todavía?, se quedó sin respuesta, aunque sí se apuntaron algunas medidas «imprescindibles» para salir de la complicada encrucijada en que se encuentra la economía mundial, europea y, muy particularmente, española. Piqué destacó la responsabilidad histórica que afrontan los líderes europeos y apostó por recuperar la vocación política de la Unión Europea, que pasa por «una brutal cesión de soberanía de los países» a la idea común de Europa.

Luis de Guindos abogó por devolver la confianza internacional en España con una política económica de austeridad y reformas en el sector bancario y laboral.

Jordi Sevilla, por su parte, aseguró que de no haber entrado en la zona euro y haber seguido con la peseta «hoy el dinero estaría al 22% de interés y no tendríamos cinco millones de parados sino siete millones». Y apuntó una frase patibularia: «Lo mejor que se puede decir de 2011 es que no será el peor año de la crisis; 2012 será el más duro», profetizó.

En ningún caso se especuló con la salida del euro, que supondría una devaluación de la hipotética peseta del 50%, y de un 20% o 25% del nuevo marco alemán, apuntó Piqué.