InicioTendenciasLa clínica dental excelente (III)

La clínica dental excelente (III)

Las empresas y no las máquinas hacen las empresas. Por tanto lo difícil es conseguir un equipo de personas que trabajen en pro de la excelencia, que tengan un talento, una forma de hacer las cosas y una estructura propia. El reto para este siglo será, sin duda, establecer cómo se construye y cómo se maneja este recurso, para que las personas estén en el centro de la gestión y de la toma de decisiones de una empresa.

Tres son las claves para poder desarrollar una buena gestión del capital humano, el primer paso es contar con un proyecto apasionante; en segundo lugar, desarrollar sus talentos al máximo y, por último, dejar huella.

Una vez definido el proyecto debe existir un control de gestión, y lo más importante, debe existir una comunicación sistemática, ya que toda persona que forma la empresa debe conocer totalmente cuál es el proyecto de la organización y el estado en que se encuentra dicha iniciativa.

Por otro lado, la organización debe buscar la forma de generar la cultura del mérito, para escoger a los mejores. Todas las personas deben saber qué se espera de ellas, incorporando en la organización modelos de metas una evaluación ascendente. Este desarrollo se debe lograr bajo parámetros que acrediten el cumplimiento de la misión, visión y valores de la empresa.

El modelo EFQM de excelencia cuenta con la base de las personas como pilar fundamental en la búsqueda de la excelencia. A continuación, se define su desarrollo.
Personas
Definición

Las organizaciones excelentes valoran a las personas que las integran y crean una cultura que permite lograr los objetivos personales y los de la organización de manera beneficiosa para ambas partes. Desarrollan las capacidades de las personas y fomentan la justicia e igualdad. Se preocupan, comunican, recompensan y dan reconocimiento a las personas para, de este modo, motivarlas, incrementar su compromiso con la organización y favorecer que utilicen sus capacidades y conocimientos en beneficio de la misma.

3 a. Los planes de gestión de las personas apoyan la estrategia de la organización.

3 b. Se desarrolla el conocimiento y las capacidades de las personas.

3 c. Las personas están alineadas con las necesidades de la organización, implicadas y asumen su responsabilidad.

3 d. Las personas se comunican eficazmente en toda la organización.

3 e. Recompensa, reconocimiento y atención a las personas de la organización.

3 a. Los planes de gestión de las personas apoyan la estrategia de la organización.
Las Organizaciones Excelentes, en la práctica:
– Han definido claramente los diferentes niveles de resultados que deben alcanzar las personas para lograr los objetivos estratégicos.
– Alinean los planes de gestión de las personas con la estrategia y cultura de la organización, las nuevas tecnologías y los procesos clave.
– Implican a los empleados y sus representantes en el desarrollo y revisión de la estrategia, políticas y planes de gestión de las personas, adoptando enfoques creativos e innovadores cuando conviene.
– Gestionan la selección, desarrollo de carreras, movilidad y planes de sucesión, con apoyo de las políticas adecuadas, para garantizar la equidad e igualdad de oportunidades.
– Utilizan las encuestas de personal y cualquier otro tipo de información procedente de los empleados para mejorar las estrategias, políticas y planes de gestión de personas.

3 b. Se desarrolla el conocimiento y las capacidades de las personas.
Las Organizaciones Excelentes, en la práctica:
– Comprenden las habilidades y competencias necesarias para alcanzar la misión, visión y objetivos estratégicos.
– Se aseguran de que los planes de formación y desarrollo ayudan a las personas a conseguir las habilidades y capacidades que la organización va a necesitar en el futuro.
– Alinean los objetivos individuales y de equipo con los objetivos de la organización, revisándolos y actualizándolos oportunamente.
– Evalúan y ayudan a las personas a mejorar sus resultados con el fin de mejorar y mantener su movilidad y capacidad de empleo.
– Se aseguran de que las personas disponen de las herramientas, competencias, información y grado de delegación necesarios para maximizar su contribución.

3 c. Las personas están alineadas con las necesidades de la organización, implicadas y asumen su responsabilidad.
Las Organizaciones Excelentes, en la práctica:
– Se aseguran de que las personas, tanto a nivel individual como de equipo, están plenamente alineadas con la misión, visión y objetivos estratégicos de la organización.
– Crean una cultura en la que se desarrolla y valora la dedicación, habilidades, talento y creatividad de las personas.
– Animan a las personas a ser creadores y embajadores del éxito continuado de la organización.
– Se aseguran de que las personas tienen mentalidad abierta y responden rápidamente y de forma creativa e innovadora a los retos que encuentran.
– Crean una cultura de emprendedores que posibilita la innovación en todos los aspectos de la organización.
– Implican a las personas en la revisión, mejora y optimización continuas de la eficacia y eficiencia de sus procesos.

3 d. Las personas se comunican eficazmente en toda la organización.
Las Organizaciones Excelentes, en la práctica:
– Comprenden las necesidades y expectativas de comunicación de las personas.
– Desarrollan la estrategia, políticas, planes y canales de comunicación basándose en las necesidades y expectativas de comunicación.
– Comunican una clara dirección y orientación estratégica asegurándose de que las personas comprenden la misión, visión, valores y objetivos de la organización.
– Se aseguran de que las personas comprenden y pueden demostrar su contribución al éxito continuado de la organización.
– Permiten y animan a compartir la información, el conocimiento y las mejoras prácticas, logrando un diálogo en toda la organización.

3 e. Recompensa, reconocimiento y atención a las personas de la organización.
Las Organizaciones Excelentes, en la práctica:
– Alinean los temas de remuneración, beneficios, traslados, despidos y otros asuntos laborales con la estrategia y políticas de la organización y fomentan y mantienen el nivel de implicación y asunción de responsabilidades de las personas.
– Adoptan enfoques que aseguran una adecuada conciliación entre la vida personal y laboral de las personas.
– Se aseguran y acogen la diversidad de las personas.
– Se aseguran de procurar un entorno seguro y saludable para las personas.
– Animan a sus empleados y otros grupos de interés a participar en actividades en beneficio de la sociedad.
– Fomentan una cultura de apoyo, reconocimiento y colaboración entre individuos y equipos.

Artículo elaborado por:
Marcial Hernández Bustamante
National Excellence Assessor EFQM
Experto en Coaching, Gestión y Marketing Dental
Director General VP20 Consultores

VP20 Consultores es miembro del Club Excelencia en Gestión y del Club de Evaluadores Acreditados de la EFQM. Además es la empresa líder en España en consultoría y marketing dental. Con más de 18 años de experiencia en el sector y, habiendo trabajado en más de 2.000 clínicas privadas con resultados más que satisfactorios, es sinónimo de éxito en la implantación de herramientas de gestión eficientes entre sus clientes. De todas las técnicas utilizadas, cabe destacar el Coaching Dental. Esta es una herramienta que lleva siendo utilizada en empresas de todos los ámbitos de EE.UU. desde hace más de 30 años. El Coaching ofrece una amplia visión de dirección y gestión de la clínica a los responsables de la misma, haciendo que sus aptitudes mejoren y esto se traduzca en un aumento de la cartera de pacientes y de los beneficios de la clínica. Para más información: www.vp20.com

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí