El doctor Elías Casals Peidró, presidente de SESPO, y D.ª Sol Archanco, presidenta del Colegio Profesional de Higienistas Dentales de la Comunidad de Madrid

La influencia de la salud gingival sobre la salud global y la importancia de un correcto cepillado para prevenir la inflamación de encías, tan nociva para todo el organismo, han sido los principales temas de la rueda de prensa organizada por la firma Oral-B, el 11 de marzo en un restaurante madrileño, en la que han intervenido dos grandes expertos en el cuidado bucodental, como son el doctor Elías Casals Peidró, presidente de la Sociedad Española de Epidemiología y Salud Pública Oral (SESPO) y D.ª Sol Archanco, presidenta del Colegio Profesional de Higienistas Dentales de la Comunidad de Madrid.

En un distendido almuerzo, ambos profesionales respondieron las principales dudas en materia de salud bucodental de la casi veintena de medios de comunicación presentes.

Desde hace tiempo se conoce la asociación existente entre periodontitis y dolencias tan serias como la diabetes, enfermedades del corazón y trastornos durante el embarazo. Sin embargo, un elevado porcentaje de los pacientes ignora la importancia de mantener sus encías sanas, o bien no le concede la suficiente importancia.

Este es el mensaje que tanto Oral-B como la SESPO y el Colegio de Higienistas Dentales de la Comunidad de Madrid han querido difundir entre la población a través de los medios de comunicación.

Tras una introducción a cargo de D.ª Ana Carolina Ruiz, responsable de Relaciones Externas de Procter & Gamble Cuidado Bucal, acerca de la vinculación entre “boca sana y cuerpo sano” y la ayuda que puede suponer el uso de un cepillo dental recargable para hacer más fácil y agradable el mantenimiento de una correcta higiene bucodental manteniendo a raya a la placa bacteriana, hasta el punto de que “siete de cada diez dentistas y siete de cada diez higienistas” lo recomiendan, el doctor Elías Casals Peidró concretó algunas de las maneras en que las enfermedades bucodentales afectan al nivel de salud general.

Está demostrado —según señaló el presidente de SESPO— que los pacientes diabéticos suelen tener problemas con sus encías y, en caso de no recibir la atención y/o las medidas preventivas oportunas, el coste del tratamiento de la diabetes en estas personas se encarece notablemente.

Además, existe una clara interrelación entre diabetes y enfermedad periodontal como la hay entre la periodontitis y la obesidad; es decir, la diabetes contribuye al agravamiento de los padecimientos de encías y éstos, a su vez, agudizan la diabetes y sus consecuencias cardiovasculares, aumentando así la mortalidad
Un estudio realizado en 2008 relacionaba la periodontitis tipo 2 con la diabetes, evidenciando que la reducción de la placa bacteriana ayudaba al control de la enfermedad y que pacientes con una diabetes poco controlada eran más propensos a padecer periodontitis.

Las repercusiones de una inflamación constante pueden ser muy perjudiciales para el organismo humano en su conjunto, cuando las sustancias inflamatorias pasan al torrente sanguíneo. Porque es un hecho que los patógenos que causan la periodontitis pasan, a través del epitelio dañado, a la sangre, provocando una respuesta inflamatoria en todo el cuerpo.

Otro ejemplo claro es la relación entre la gingivitis y periodontitis con el riesgo se sufrir complicaciones en el embarazo. Son más frecuentes, según señaló el doctor Casals, el parto prematuro e incluso un bajo peso en el recién nacido entre las mujeres con periodontitis. Además, tienen un mayor riesgo de padecer diabetes gestacional e incluso la pérdida del feto.

Hasta un 70% de las embarazadas padece alguna forma de gingivitis. Los continuos cambios hormonales pueden hacer que las encías manifiesten una menor resistencia a la placa dental.

Por esto, es fundamental que las mujeres realicen frecuentes visitas rutinarias al odontólogo durante el periodo de gestación y cuiden de manera especial la higiene de sus encías.

También las dolencias del corazón empeoran y tienen mayor facilidad de desarrollarse en personas con encías inflamadas
En diversos estudios realizados durante seis años, englobando a 86.092 pacientes, se demostró que quienes padecen periodontitis tienen un 14% más de riesgo de desarrollar una cardiopatía isquémica.

La técnica de cepillado
La gingivitis es una enfermedad generalizada, ya que, la inflamación de encías afecta, en algún momento y en mayor o menor grado, a 8 de cada 10 personas mayores de 25 años. Sin embargo, su incidencia podría ser menor con una correcta higiene bucodental.

Según la presidenta del Colegio de Higienistas Dentales de Madrid, D.ª Sol Archanco, la mayoría de las personas no se cepillan los dientes correctamente ni le dedican el tiempo necesario. El cepillado dental realizado incorrecta o superficialmente no es eficaz.

En este sentido, el cepillo recargable resulta muy útil para quienes no dominan bien la técnica. Además, la mayoría incorporan un temporizador que avisa cuando se han alcanzado los dos minutos.

Destacó Sol Archanco la necesidad de higienizar bien cada una de las caras del diente y los espacios interdentales, sin olvidar otras superficies de la boca, como la lengua y las encías.

El cabezal del cepillo debe reposar sobre la superficie dental por completo, cuidando de no inclinarlo. En cuanto al movimiento, tiene que ser un barrido desde la encía hasta el extremo del diente.

La presidenta de los higienistas dentales madrileños recordó que ni el cepillado ni el empleo de hilo dental o cepillos interproximales pueden ser sustituidos por el uso de colutorio dental u otros productos, sino que su acción es complementaria. Alertó también acerca del sangrado de las encías, que muchas personas consideran normal, señalando que sólo cuando existe inflamación se produce el sangrado y que éste es un síntoma que no se debe pasar por alto, especialmente si es reiterado, por muy leve que nos parezca.