En la mesa, D. Luis del Río Montesdeoca, teniente fiscal de la Fiscalía de la Comunidad Autónoma de Canarias; Dr. Héctor Rodríguez Casanovas, presidente del Colegio de Dentistas de Las Palmas; D. Roberto Orive, asesor jurídico del Colegio y organizador del Simposio de Derecho Sanitario, y D. José Juan Ramos Campodarve, magistrado del Juzgado de lo Social de Las Palmas

El intrusismo, los delitos por imprudencia, el uso ilegal del botox y la responsabilidad para con los pacientes han sido algunos de los temas del primer Simposio de Derecho Sanitario, organizado por el Colegio de Dentistas de Las Palmas el sábado 28 de febrero. Esta jornada se planteó como objetivo aleccionar sobre la responsabilidad penal bajo la que se encuentran las consultas dentales, así como la responsabilidad civil y los distintos contratos laborales a los que se deben acoger con sus colaboradores.

El presidente del Colegio de Dentistas de Las Palmas, doctor Héctor Rodríguez, quiso alertar a la población acerca del grave riesgo que supone poner la salud bucodental en manos de personas que no cuentan con la titulación necesaria, algo en lo que incurren muchos pacientes tratando de ahorrarse dinero y que suele acabar por convertirse en un gasto mayor y tener graves consecuencias, ya que estos intrusos, generalmente técnicos en elaboración de prótesis que están sólo cualificados para hacer aparatos, pero no para diagnosticarlos ni implantarlos, puede no percatarse de la existencia de otros problemas que se agravarán precisamente por la presencia de esa nueva prótesis.

El doctor Héctor Rodríguez advirtió también sobre el desamparo en que se encuentran las personas afectadas ya que los “falsos dentistas” no cuentan con el seguro de responsabilidad civil obligatorio.

Al Colegio le preocupa especialmente el hecho de que muchos pacientes sean plenamente conscientes de que acuden a una consulta ilegal, puesto que muchas de las que se han denunciado estaban instaladas en sitios tan dudosos como garajes.

Añadió que todas aquellas personas que deseen verificar la legalidad del profesional que les atiende lo tienen fácil, ya que sólo necesitan llamar al Colegio Oficial de Dentistas de Las Palmas o, si lo prefieren, entrar en su página web o en la del Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España, donde figuran todos los dentistas colegiados.

A este simposio, coordinado por el asesor jurídico del Colegio de Dentistas de Las Palmas, Roberto Oribe, acudieron destacados especialistas en los principales ámbitos que afectan a la actualidad de las profesiones sanitarias. En cuatro partes bien diferenciadas, Pierre Crubillé, miembro de la Comisión deontológica de esta institución colegial, se ocupó de los temas éticos que más inquietan a la profesión. La importante responsabilidad civil a la que se ven sometidos los odontólogos representó la segunda parte del simposio, a cargo de Beatriz Martínez Rodríguez, letrada de la mutua AMA.

Por su parte, el magistrado del Juzgado de lo Social de Las Palmas, José Juan Ramos Campodarve, abordó la problemática laboral que se presenta en el ámbito sanitario, tanto en los aspectos más burocráticos como en la relación de los odontólogos con sus colaboradores. La última parte de la jornada se encargó de un delicado asunto: la responsabilidad del profesional por mala praxis, a cargo del Teniente fiscal de la Fiscalía de la Comunidad Autónoma de Canarias, Luis del Río Montesdeoca, quien también abordó el intrusismo profesional tanto en el ámbito de la Odontología como en el sector sanitario en su conjunto.