Aunque en la actualidad no existe un seguimiento oficial de la lactancia materna, recientes estudios demuestran que el número de madres que dan el pecho a sus bebés a los seis meses ha aumentado significativamente en los últimos años, frente a una paulatina disminución de la lactancia artificial.

Con motivo del Día de la Madre, el Instituto del Bebé Nuk y la Clínica Santa Elena de Madrid organizaron una entrañable y simpática jornada con un doble objetivo: por un lado, informar sobre la situación actual y las ventajas de la lactancia materna y por otro, felicitar de una forma simpática y divertida a las nuevas mamás.

La Responsable del Instituto del Bebé Nuk, Patricia Doliwa, informó a los asistentes sobre los beneficios de la lactancia materna, el método que mejor se adapta a las necesidades nutricionales, inmunológicas y psicológicas de los bebés.

El doctor Kuder, coordinador de Neonatología de la Clínica Santa Elena, destacó que el número de hijos que tienen las familias residentes en España sigue creciendo. En el año 2006 alcanzó la cifra de 1,37 hijos por mujer, con más de 480.000 nacimientos en toda España. Este repunte de más de tres décimas con respecto a los años noventa se debe básicamente al aumento de nacimientos entre las madres extranjeras, que sumaron más de un 12% del total de alumbramientos y a los partos múltiples, más frecuentes a causa de las técnicas de reproducción asistida.

Nada en la naturaleza o disponible comercialmente es comparable en virtudes y beneficios a la leche materna. Es el método de alimentación que mejor se adapta las necesidades nutricionales, inmunológicas y psicológicas de los neonatos. Otras muchas ventajas de la lactancia materna son: es la manera más fácil de alimentar al bebé; es económica, fácil, segura y rápida; no hay que esterilizar teteros ni calentar ni refrigerar fórmulas; disminuye la probabilidad de sufrir osteoporosis y cáncer de mama y ovárico; crea un estrecho vínculo afectivo entre la madre y el hijo; ayuda a recuperar la figura más rápidamente y, temporalmente, puede eliminar, retrasar o disminuir el flujo mensual, ayudando a prevenir la pérdida de las reservas de hierro de la madre.