InicioCiencia y clínicaInvestigaciónEl trastorno del espectro autista y su vinculación a un mayor riesgo...

El trastorno del espectro autista y su vinculación a un mayor riesgo de traumatismo dentoalveolar

Las personas con trastorno del espectro autista (TEA) tienen una mayor prevalencia de patologías orales, incluyendo caries, mala higiene bucal y gingivitis, recesiones gingivales, bruxismo y maloclusiones.

Esto es ya un hecho demostrado, afirman los autores de una investigación publicada en el Journal of Stomatology, Oral and Maxillofacial Surgery. Pero ellos querían ir más lejos, y dirigidos por la Dra. Marie-Elisabette Andonovski de la Universidad de Ginebra (Suiza), el equipo quiso también evaluar la predisposición que tienen los pacientes con TEA a sufrir traumatismo dentoalveolar, y comprobar si existían diferencias significativas respecto al resto de pacientes.

Para dicha investigación, se realizó una búsqueda bibliográfica, con criterios de inclusión y exclusión predefinidos, que permitieron identificar estudios controlados que evaluaron el traumatismo dentoalveolar en individuos con TEA.

De 154 estudios iniciales, se seleccionaron 14, lo que determinó la inclusión de un total de 1.488 pacientes con trastorno del espectro autista en el metanálisis en el que se basa la investigación. Los resultados mostraron una diferencia significativa en el riesgo general de traumatismo dentoalveolar entre las personas con TEA frente a un grupo de control también establecido (pacientes sin trastorno del espectro autista).

Los tipos específicos de traumatismo dentoalveolar para los cuales se encontró que las personas con trastorno del espectro autista tenían un mayor riesgo respecto a las personas sanas fueron las lesiones por luxación parcial o total (avulsión).

Las razones que aporta el estudio, si bien no dejan de ser especulativas, son varias: los posibles retrasos en el desarrollo cognitivo, trastornos del comportamiento y problemas de coordinación motora. Además, los niños con TEA también pueden experimentar agitación, hiperactividad o comportamientos compulsivos.

Otra posible razón puede ser que los pacientes con TEA tienen una mayor asociación de overjet aumentado. Es decir, una superposición de los dientes en la dimensión horizontal, lo que implica que los dientes superiores sobresalen sobre los inferiores. Y esto es un factor de riesgo para traumas dentales.

Tras los resultados observados, los autores del estudio escribían que “el tratamiento dental y de ortodoncia óptimo solo aumentará en las personas con TEA si hay una mayor conciencia de los problemas a los que se enfrentan de manera única”.

Y, por otra parte, afirmaban que «comprender que las personas con trastorno del espectro autista corren un mayor riesgo de este tipo de lesiones dentoalveolares más graves puede poner más énfasis en su prevención dentro de este grupo de niños, y así reducir su prevalencia actual«.

Fuente y estudio completo: https://doi.org/10.1016/j.jormas.2022.06.026

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí